‘Avatar’ marcó un antes y un después

El lanzamiento de la película aceleró en los cines el cambio de proyectores de cinta a digitales; la firma estima que los proyectores de 35 milímetros estarán sólo en 17% de las salas para 2015.
AVATAR  (Foto: Archivo)
David Goldman
NUEVA YORK -

El reinado de 122 años del proyector de cine de celuloide de 35 milímetros está a punto de llegar a su fin. En sólo dos meses, el formato digital superará a la cinta como la tecnología predominante de proyectores de películas en los cines del mundo, según un estudio publicado esta semana por IHS. Será la primera vez desde el advenimiento de las películas en 1889 que los proyectores de cinta serán utilizados para proyectar una minoría de películas.

Lo más sorprendente acerca de la transición no es cuánto tiempo permaneció la cinta, sino qué tan rápido y dramático fue el cambio hacia los proyectores digitales.

Los proyectores de cinta estaban presentes en más del 99% de los teatros apenas en 2004 y en 85%, en 2009. Ese número cayó a 68% el año pasado, y para finales del próximo año, la cinta estará presente en 37% de los cines.

En 2015, IHS dice que la cinta estará relegada al estatus de 'nicho', siendo utilizada en sólo 17% de los cines de todo el mundo.

¿Cómo cayó tan rápido la todopoderosa película cinematográfica? En una palabra: Avatar.

El lanzamiento de la exitosa película 3D a finales de 2009 provocó un rápido aumento de las compras de proyectores digitales, ya que sus efectos tridimensionales no podían ser vistos con un proyector de película de celuloide. Al no querer perder la oportunidad de exhibir la película más taquillera de todos los tiempos, las salas de cine se apresuraron a actualizar su tecnología.

"El lanzamiento de Avatar representa el punto de inflexión para el cine digital", dijo David Hancock, director de investigador de cine y cinemas de IHS. "Antes de Avatar, el formato digital representaba sólo una pequeña parte del mercado.

Esta película por sí sola condujo a un alza en la demanda de tecnología digital en 3D a expensas del (formato) tradicional de celuloide de 35 milímetros".

Desde entonces, las salas de cine han dado la bienvenida al renacimiento de la película en 3D, ya que a menudo pueden cobrar más dinero por su exhibición.

La transición ha sido especialmente notable en Estados Unidos, donde IHS predice que no habrá más uso masivo de los proyectores de película de 35 milímetros después de 2013. Europa Occidental llegará a ese punto en 2014, y a medida que aumenta la presión de los estudios de Hollywood que desean enviar las películas en un solo formato, la mayoría del resto del mundo probablemente se verá obligada a decir adiós a los proyectores de cine al año siguiente.

Aunque la mayoría de las películas se siguen mostrando en cinta -al menos hasta enero- la mayoría de películas de Hollywood han sido realmente filmadas con cámaras digitales desde hace bastante tiempo. Aún permanecen algunos tradicionalistas, por supuesto. El director de 'Star Trek', J.J. Abrams, señaló que decidió rodar la película con película tradicional para capturar cierto efecto de resplandor que las cámaras digitales no podían replicar.

A pesar de que la película no fue rodada digitalmente, muchas personas alrededor del mundo la vieron en un proyector digital. Pronto, no importará cómo fue filmada una película de Hollywood, tendrá que ser digitalizada en algún momento.

Esto significa que la demanda de celuloide está declinando rápidamente. Más de 13 millones de pies de película de 35 milímetros fueron vendidos a nivel mundial en 2008, pero se espera que ese número se hunda a tan sólo 4 millones de metros el próximo año, dijo IHS.

Lo que es aún más preocupante para los productores de celuloide es que el costo de su producción está subiendo debido al aumento del precio de la plata, una materia prima clave en la producción de la película. IHS prevé que los fabricantes principales del celuloide -Kodak y Fuji- podrían consolidarse en uno solo en 2015.

Por supuesto, la cinta nunca desaparecerá por completo. Los cinemas de arte, en especial los casi 3,000 financiados con fondos públicos en Europa Occidental, ayudarán a mantener viva la película. Las películas antiguas que no fueron transferidas digitalmente seguirán viviendo allí.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero serán reliquias. IHS prevé que esas últimas impresiones elevarán su valor a medida que el resto del mundo se mueve hacia lo digital.

 

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×