Google y Facebook ‘se ven las caras’

Find My Face, la nueva herramienta de Google+, sugiere etiquetas para fotografías de sus usuarios; la ventaja: pide tu autorización para activar la sugerencia de etiquetado en fotos donde apareces.
find my face google red social.jpg  (Foto: Cortesía CNNMoney)
David Goldman
WASHINGTON -

El jueves pasado, Google hizo su primera incursión en el creciente campo de las tecnologías de reconocimiento facial, al lanzar Find My Face, una herramienta que sugiere etiquetas para fotografías en su red social Google+. 

En apariencia, la aplicación funciona de una forma casi idéntica a la tecnología de reconocimiento facial de Facebook, Photo Tag Suggest. Find My Face escanea las fotos del usuario y de sus amigos buscando rostros reconocibles, y sugiere nametags o etiquetas de identificación para los rostros al cotejarlos con las fotos de perfil del usuario y con otras fotos etiquetadas en la red social.

Pero la tecnología de Find My Face ha sido construida con algunas diferencias clave que Google cree ayudarán a garantizar mejor la privacidad de los usuarios. 

Por ejemplo, a diferencia de Facebook, Google+ pide a los usuarios activar (o no) el servicio antes de que éste comience a sugerir automáticamente rostros de amigos que serán etiquetados. Sólo después de que el usuario de Google+ haya activado Find My Face, Google construirá un modelo facial de esa persona, usando su foto de perfil y las fotos existentes en el sitio etiquetadas de forma manual. 

Google también solicita al sujeto de un tag sugerido dar su autorización antes de que la etiqueta se haga pública, si quien etiqueta no está dentro de los círculos del sujeto en cuestión. Facebook, en contraste, permite que todas las etiquetas se publiquen antes de notificar al sujeto que está siendo etiquetado.

"La privacidad está bien resguardada en esta función", advirtió Benjamin Petrosky, asesor de producto para Google+, en una reunión sobre políticas de reconocimiento facial organizada el jueves anterior por la Comisión Federal de Comercio en Washington. 

Facebook ha sido objeto de numerosas críticas de los reguladores de todo el mundo, luego de que hace un año activara discretamente su herramienta de reconocimiento facial, incluyendo a cientos de millones de sus usuarios. La compañía se disculpó y desarrolló una forma para que los usuarios pudieran desactivar la función de etiquetas sugeridas. Tras esa medida, la red social también fue criticada por obligar a sus usuarios a ajustar sus configuraciones de privacidad si querían desactivar la función, si no deseaban que sus rostros fueran usados como sugerencias para etiquetas. 

Y el jueves pasado, a Facebook le llovieron todavía más críticas de los defensores de la privacidad, congregados en la conferencia de la Comisión Federal de Comercio, por no solicitar primero la pre-aprobación de etiquetas.

Erin Egan, director de políticas de privacidad de Facebook, dijo que la compañía hace lo suficiente para garantizar la privacidad de sus miembros al notificarles cuándo han sido etiquetados y permitiéndoles retirar las etiquetas una vez que se han fijado.

Sin embargo, los grupos defensores de la privacidad dicen que esa opción es tardía, pues los usuarios sólo pueden remover las etiquetas una vez que ya han sido publicadas. Los usuarios pueden ajustar sus configuraciones de privacidad para pre-aprobar etiquetas antes de que se las asocie a su perfil, pero no pueden pre-aprobar etiquetas antes de que sean publicadas. Para esos usuarios, la única manera de evitar la situación es ajustar sus configuraciones de privacidad para inhabilitar completamente la capacidad de otros para etiquetarlos.

Facebook no fue el único en recibir comentarios reprobatorios. Si bien la mayoría de los asistentes en la conferencia elogiaron los esfuerzos de Google para garantizar la privacidad, ello no impidió que cuestionaran la nueva herramienta Find My Face

A diferencia de Facebook -que requiere que los amigos acuerden mutuamente ser amigos unos de otros- los miembros de Google+ pueden incluirse unos a otros en los círculos sin que la opción sea correspondida por la otra persona. 

Para Google, pues, eso le dificulta saber a quién sugerir etiquetas, dejando abierta la posibilidad de que personas que no quieres que etiqueten tu nombre reciban de Google sugerencias automáticas para etiquetar tu rostro. 

"El objetivo es sólo sugerir etiquetas de las personas que conoces o que crees que conoces. No tiene por qué ser bi-direccional", replicó Petrosky. 

Petrosky indicó que el algoritmo de Google funciona de modo que, si todo lo que se comparte en su red social proviene de un usuario y no del otro, eso delatará que tales usuarios no tienen una conexión real, incluso a pesar de que uno sea seguidor del otro. Además, las etiquetas tienen que recibir la aprobación si la persona que publica la etiqueta no está dentro de los círculos del etiquetado. 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Etiquetar puede ser el equivalente digital de escribir nombres detrás de una fotografía, pero en un mundo donde la gente puede ser automáticamente reconocida en fotos por las computadoras, es comprensible que surjan una serie de preocupaciones en torno a la privacidad que no tiene soluciones obvias o claras.

Ambas compañías, por lo demás, están siendo cautelosas en ese frente, pues tanto Google como Facebook han resuelto demandas con la Comisión Federal de Comercio por violar la privacidad de los usuarios. 

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×