Wikipedia y Google protestan por SOPA

Las firmas expresan su oposición al proyecto de ley antipiratería web que debate el Congreso de EU; los grupos a favor dicen que la piratería destruye empleos y daña a los creadores de contenido.
Wikipedia  (Foto: CNN)
NUEVA YORK -

Wikipedia fue uno de los sitios web que se ‘apagaron' este miércoles en protesta por los proyectos de ley antipiratería que se debaten en el Congreso estadounidense, y que equivalen según sus críticos a una forma de censura.

Los visitantes de Wikipedia en su versión en inglés, en lugar de encontrarse con los habituales artículos, ven un mensaje sobre la decisión de clausurar durante todo el día su página web en idioma inglés. "Imagine a World Without Free Knowledge" (Imagina un mundo sin conocimiento libre/gratuito) reza el mensaje en letras blancas sobre fondo negro y gris.

Luego se lee: "Durante una década, hemos dedicado millones de horas para construir la mayor enciclopedia en la historia de la humanidad. En este momento, el Congreso de Estados Unidos está considerando una legislación que podría amenazar fatalmente el Internet libre y abierto. Por 24 horas, para crear conciencia, apagaremos Wikipedia", anuncia el sitio.

El blog Boing Boing también cerró sus puertas este día, pero con un mensaje más sombrío: "Boing Boing está hoy fuera de línea porque el Senado estadounidense está considerando una legislación que con toda seguridad nos aniquilará para siempre. La ley... nos colocaría en un riesgo legal si ofrecemos ligas a cualquier sitio en Internet que tuviera cualquier conexión con violaciones a la propiedad intelectual".

El gigante de los buscadores Google, si bien no ‘apagó' su página principal, se unió a la causa al cubrir su famoso logo multicolor con un rectángulo negro, instando a los visitantes "Dile al Congreso: Por favor ¡No censure a la Red!"

Las protestas son una reacción al proyecto de ley Stop Online Piracy Act (SOPA), una iniciativa que ha logrado avanzar en el Congreso. Una comisión del Senado aprobó un proyecto de ley similar en mayo, denominado Protect IP Act (PIPA) y ahora está pendiente de la aprobación del Senado en su totalidad.

La polémica ley se ha convertido en una guerra sin cuartel entre Hollywood y Silicon Valley. Las compañías mediáticas se han unido para apoyarla, mientras que los influyentes jugadores del mundo tecnológico están ejerciendo su poder para oponerse a ella.

Si SOPA llega a ser aprobada, los titulares de los derechos de autor podrían acudir a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley y hacer que clausuren los sitios web. Los motores de búsqueda y otros proveedores de servicios en Internet tendrían que bloquear los sitios ilegales si así se los ordenara un juez. Los sitios, a su vez, podrían ser castigados por alojar contenido pirata, y a las compañías de Internet les preocupa que se las haga responsables por las acciones de los usuarios.

Como explica Boing Boing: "Colocar un solo enlace (link) exigiría revisar millones (incluso decenas de millones) de páginas, únicamente para estar seguros de que no estamos, de alguna forma, atentando contra cinco estudios de Hollywood, cuatro discográficas multinacionales y seis casas editoriales globales en su capacidad para maximizar sus ganancias".

Google advirtió que el impacto de una legislación de esas características sería de largo alcance. "YouTube tendría que suspenderse de inmediato, no podría funcionar", declaró el mes pasado el director de políticas públicas de Google, Bob Boorstin.

Los partidarios de la ley SOPA (entre los que está la empresa matriz de CNN, Time Warner, así como el grupo Motion Picture Association of America) sostienen que la piratería en Internet provoca la destrucción de empleos en Estados Unidos porque despoja de sus ingresos a los creadores de contenido. Y al mismo tiempo rechazan las acusaciones de censura, argumentando que el propósito de la legislación es reformar un sistema disfuncional que no previene de forma adecuada las conductas delictivas.  

Sin embargo, los críticos del proyecto SOPA dicen que la iniciativa no comprende la arquitectura de Internet, y por tanto no aprecia las implicaciones de la legislación. "Dentro de nuestra comunidad somos unos convencidos defensores de los derechos de autor. Tenemos reglas muy estrictas sobre acatar los derechos de propiedad intelectual y no enlazamos a materiales que sabemos infringen esos derechos. Ese no es el problema real", dijo Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia. "Los que están del otro lado intentarán hacerlo ver como cualquiera que se oponga (a la ley) seguramente está ganando dinero con la piratería o está a favor de la piratería. Y eso no es verdad. El problema aquí es que esta ley está muy mal redactada, extralimitándose ampliamente".

En noviembre, titanes tecnológicos como Google y Facebook presentaron ante los legisladores una carta formal de protesta, que decía: "Apoyamos los objetivos establecidos en los proyectos de ley. Por desgracia, tal como están redactados dichos proyectos, expondrán a las compañías tecnológicas y de Internet de Estados Unidos, respetuosas de la ley, a nuevas responsabilidades inciertas (y) mandatos que exigirían el monitoreo de los sitios web".

Y Washington ha tomado nota. Las crecientes protestas contra la ley antipiratería en Internet que llegan al Congreso son "abrumadoras", dijo el martes un asistente de la bancada demócrata del Senado.  El funcionario dijo que las protestas tal vez sean lo bastante poderosas como para impedir que los senadores voten, o incluso descarten un proyecto de ley que hasta hace poco recibía un inusual apoyo bipartidista.

"Antes, parecía que sería aprobada con 80 votos, y ahora (tras las protestas en línea) parece que se caerán los votos. Estamos en un punto decisivo. O se convertirá en una ola gigantesca o se disolverá un poco y eso determinará el futuro de esto", comentó el asistente.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El asistente dijo que era demasiado pronto para saber qué sucedería exactamente, pero reconoció que debido a las protestas de pilares clave de Internet como Google y Wikipedia, "los méritos del proyecto de ley están despareciendo" y "las arenas están moviéndose en dirección contraria muy rápido."

Time Warner, la empresa matriz de Grupo Expansión a la que pertenece CNNExpansión, está entre los participantes de la industria que apoyan la propuesta legislativa SOPA.

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×