Apple TV: fiasco en alta definición

La última versión del dispositivo para video defraudó las expectativas de los observadores; el anuncio del nuevo aparato televisivo quedó perdido en medio del alboroto por la nueva iPad.
apple tv  (Foto: Tomada de apple.com)
John Patrick Pullen

Hace unos días, el biógrafo de Steve Jobs, Walter Isaacson, admitió que deliberadamente omitió detalles sobre la próxima televisión de Apple en su relato exhaustivo de la vida del visionario. Ayer, en el Yerba Buena Center for the Arts en San Francisco, el equipo al que Jobs encargó liderar la empresa hacia el futuro también omitió esos detalles. En cambio, la empresa anunció una nueva Apple TV que es igual de decepcionante que las versiones anteriores; sólo que ahora en una brillante alta definición.

Inicialmente, algunos se alegraron por el hecho de que el aparato doméstico de Apple para la sala, así como la tienda de películas y television iTunes a la que la televisión se conecta, por fin adoptaran el 1080p, el estándar de alta definición más alto que existe. (Versiones anteriores sólo podrían mostrar el inferior 720).

Pero en realidad, la actualización sólo hace que la caja negra de Cupertino se ponga al día con los dispositivos de la competencia. La norma ha sido ofrecida desde hace mucho por Roku, Vudu y decenas de otros dispositivos. Los usuarios de iTunes sin duda se beneficiarán de la integración del decodificador con los servicios de Apple iCloud, pero ésta era una característica tan esperada que los expertos apenas se molestaron en predecirla con anticipación.

Lo que pudo haber sido y no fue resulta algo mucho más interesante. Los especuladores se deleitaban con rumores de actualizaciones con un sabor más radical. En la cima de la lista estaba la integración con Siri, la asistente personal inteligente del iPhone 4S; un mejor control remoto; o incluso un sintonizador de radio FM.

Nada de eso se hizo realidad. Sin embargo, Apple difícilmente puede ser culpado por defraudar las expectativas, ya que muchas de ellas eran imposibles de cumplir. Y, crear un dispositivo más completo seguramente habría agrandado el dispositivo, por no mencionar su precio de 99 dólares.

Una de las cosas que Apple debió haber hecho es abrir la plataforma de manera amplia a los desarrolladores externos mediante la creación de una Apple TV App Store. Ésta es una oportunidad que Apple ha rechazado desde el principio, haciendo que solamente algunas aplicaciones seleccionadas como Netflix o Youtube estén disponibles. Es cierto que pocos han tenido éxito con esta táctica. Google TV adoptó la idea pero fracasó en su primer paso. Desarrollos despistados, dispositivos con baja potencia, interfaces no uniformes, y dispositivos de entrada confusos rápidamente convirtieron los periféricos impulsados por Android de elementos imprescindibles a productos a mitad de precio.

Y ha requerido de un año, de anuncios públicos acerca de la dedicación renovada de Google, y de una exhibición en el CES llena de televisores inteligentes para que la plataforma se mantenga a flote. Ése pudo haber sido el año en el que Apple se ocupara en construir una nueva categoría de software.

Aunque puede parecer que Cupertino está ignorando por completo las aplicaciones de Apple TV, no apuesten por ello. La nueva interfaz de usuario de Apple TV mostrada durante el anuncio de la iPad anuncia un futuro mejor. Han desaparecido las columnas de menú en favor de una interfaz de mosaicos que evoca los dispositivos portátiles con iOS.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Por supuesto, para obtener un cuadrado (o canal) propio, debes ser un socio aprobado por Apple; al menos por ahora. Una tienda App Store para Apple TV posiblemente no se convierta en una realidad hasta que la iniciativa televisiva mayor, a la que Isaacson hizo referencia, haya dado sus frutos.

Mientras tanto, Apple ha decidido mantener cerrada la plataforma a los desarrolladores independientes (a menos que quieran enviar sus aplicaciones a través de Airplay desde un dispositivo iOS), sofocando la innovación y decepcionando a los aficionados de la sala de estar. Eso significa que no habrá Angry Birds en tu pantalla, a pesar de que Roku sí les permite volar; y tampoco habrá Facebook en tu televisor de alta definición, a menos que estés utilizando el Xbox Live de Microsoft. Por ahora, la nueva Apple TV, al igual que sus predecesoras, está cerrada para los negocios.

Ahora ve
Millones de cangrejos hacen suyo Google Street View
No te pierdas
×