Ciencia ciudadana, de buscar extraterrestres a un nuevo paradigma

Científicos consideran que la participación de la población en general es fundamental para el avance de esta rama
space
seti telescope telescopio alien extraterrestre  space  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Ashley Strickland
(Reuters) -

En 2009, Jill Tarter quería comenzar la búsqueda más intensa de inteligencia extraterrestre hasta la fecha y lograr que todos miraran juntos al cielo. La científica del Instituto SETI en Estados Unidos llevó su deseo a la Conferencia TED, de innovadores, en 2009. La idea de ciencia ciudadana le dio esperanzas.

Las oportunidades de hacer nuevos descubrimientos mejorarían mientras más ojos y oídos pudiera poner en el cielo, y con las recepción de señales del Allen Telescope Array (Matriz de Telescopios Allen); una colección de pequeñas antenas satelitales que pueden recoger simultáneamente señales de investigación radioastronómica. Tarter quería que la gente analizara las señales que la matriz envía en tiempo real; algo que las máquinas no pueden hacer.

“Pensamos que los humanos pueden hacer lo que nuestras máquinas no pueden”, dijo Tarter. “Esperamos que en esas regiones del espectro, donde hay muchas señales que usamos para nuestros propios propósitos de comunicación, los humanos quizá puedan ser sensibles a las señales que quedan enterradas debajo de todo este ruido, y que podrían venir de una tecnología distante”.

Al ordenar los datos complicados, a diferencia de la capacidad de las máquinas, el ojo humano es bueno detectando patrones en “el desorden” e identificando ese mismo desorden en cualquier lugar del cielo, dijo Tarter.

Mientras más personas estén activamente señalando ese punto en particular en el cielo mientras producen las frecuencias más interesantes, más el telescopio apuntará en esa dirección. Pueden ayudar al Instituto SETI entrando a SETI Live, la plataforma de ciencia ciudadana, en el sitio de Science Channel.

“Mientras más observadores estén sintonizando para escanear el cielo, más podrán activamente controlar hacia dónde está señalando el telescopio, así que realmente es un poder de las masas. Creo que es una iniciativa muy emocionante el tener a todos involucrados en lo que al final puede cambiar el destino de la humanidad, y ¿qué tan seguido puedes decir eso en tu vida?”, dijo Bernadette McDaid, productora ejecutiva de Science Channel.

En asociación con el Instituto SETI, el Science Channel dedicó todo un mes de programación e interacción de su sitio web para promocionar proyectos de ciencia ciudadana, como NASA’s Unexplained Files (Los archivos sin explicar de la NASA). La iniciativa se llama “¿Estamos solos?” y cubre la búsqueda de vida inteligente fuera de nuestro planeta.

“Cuando piensas sobre cuando eras un niño, la ciencia era fácil porque hacías preguntas sobre el mundo y experimentabas de forma natural. En algún momento en el camino, creo que las personas perdieron esa curiosidad de la niñez”, dijo Debbie Myers, gerente general del Science Channel. Una de las memorias favoritas de su niñez es cuando salía al jardín en la noche con un telescopio y le hacía a su padre “muchos millones de preguntas” sobre el cielo, las estrellas y la inmensidad del espacio.

“Olvidamos mirar hacia arriba, y nos olvidamos de hacer preguntas. Ese es nuestro trabajo, recordarte, y traerte de vuelta esa admiración y asombro”.

El actor Morgan Freeman, quien condujo un episodio especial de su serie Through the Wormhole (A través del agujero de gusano) para la iniciativa llamada “¿Sobreviviremos al primer contacto?” ve esto como una oportunidad para la gente de explorar su más profunda curiosidad.

“Estamos fascinados por preguntas que son casi imposibles de responder”, dijo Freeman. “Ahora que tenemos una tecnología extraordinaria, podemos ver y extrapolar lo que observamos en la búsqueda. Hemos encontrado un gran número de planetas porque tenemos un satélite que observa profundamente otras estrellas y mide su luz”.

El SETI se está aliando con Zooniverse, una de las plataformas de ciencia ciudadana en línea más grandes. Es el intermediario para las personas que esperan entrar a un proyecto como la caza de planetas desde la comodidad de su hogar. Quieren quitar el factor de intimidación y animar a las personas a dejar salir el científico y al nerd que llevan dentro.

“La gente pone a los científicos en un pedestal, (y tienen) esta idea de una altura privilegiada a la que nunca podrán llegar”, dijo Arfon Smith, de Zooniverse. “Mucha gente no se da cuenta de que la ciencia es realmente una rutina. La ciencia no es una secuencia de momentos de grandes ocurrencias. La investigación es un proceso continuo y todo lo que estamos diciendo es que nosotros ya hemos observado galaxias, y creemos que tú también puedes hacerlo”.

A través de proyectos de ciencia ciudadana exitosos previos, Zooniverse, al igual que la doctora Tarter, se dio cuenta de que la gente era buena clasificando galaxias y otras anomalías por su forma, así como descubriendo exoplanetas (planetas fuera de nuestro sistema solar).

Ya sea que transcriban datos, observen imágenes del espacio o incluso describan cómo suena una señal, es una colaboración entre los equipos de científicos y los usuarios que siguen su pasión hacia Zooniverse. Más de 600,000 personas forman parte de los proyectos del sitio.

Tener una multitud de gente analizando los mismos datos genera confianza en sus resultados, y reduce un gran proyecto a una resolución más manejable y rápida.

“Mis colegas de investigación educativa dicen que el método más emocionante de aprendizaje es cuando aprendes mientras lo haces”, dijo Smith.

Myers, McDaid, Tarter y Smith esperan que promocionando proyectos de ciencia ciudadana puedan cambiar el escenario de la ciencia como un todo para el futuro.

“En cinco años, miraremos atrás y citaremos este enfoque como una manera distinta de hacer investigación”, dijo Smith.

“Nos estamos moviendo hacia una investigación abierta, y es profundamente satisfactorio”.

Ahora ve