Nativos digitales, empleados del futuro

Las empresas pueden aprovechar que estas personas pueden hacer varias cosas al mismo tiempo; los trabajadores de la próxima década tienen una nueva serie de herramientas neuronales.
nativos digitales  (Foto: Thinkstock)
Shelley DuBois
NUEVA YORK -

Algunos los llaman "nativos digitales," y están por todas partes. Tal vez estés criando a uno en estos momentos. Son la próxima generación de trabajadores, que incluye a cualquiera que ha crecido con acceso constante a Internet. Este estado de inmersión digital ha esculpido su cerebro en formas que las personas nunca han experimentado antes.

"Las organizaciones necesitan reconocer eso, porque estamos viendo una transformación en la manera en que trabajan las personas", advierte David Pescovitz, director de investigación del centro Institute for the Future.

Por supuesto, los "nativos digitales" no son un grupo homogéneo con un acceso igualitario a la tecnología, y sus cerebros no se adaptan a su entorno de la misma manera.

Los expertos coinciden en que se requiere mayor investigación sobre el impacto del mundo digital en el desarrollo neuronal. Sin embargo, cada vez es más evidente que los nativos digitales piensan de una forma novedosa.

A medida que el cerebro se desarrolla, fortalece las vías neuronales que considera más útiles. "Desde el nacimiento hasta la adolescencia, el 60% de las conexiones entre las células cerebrales son podadas," dice Gary Small, profesor de psiquiatría en Instituto Semel de UCLA y co-autor del Programa de Prevención del Alzheimer.

Al igual que ocurre con los senderos del bosque que se transitan una y otra vez, algunas vías se hacen más fuertes mientras que otros caminos no utilizados desaparecen bajo la hierba.

Los nativos digitales están fortaleciendo células del cerebro que regulan actividades específicas. Están habituados a conectarse con una extensa red de personas de forma instantánea y a eliminar selectivamente inmensos cúmulos de información.

En muchos sentidos, están orientados hacia las recompensas a corto plazo, como las que se consiguen con los videojuegos, y buscan situaciones que imiten esa dinámica en un entorno laboral.

"Solíamos enseñar de una manera que exigía una enorme cantidad de memorización, pero ahora se trata más de la agilidad cognitiva y la multi-tarea", afirma Paul Thompson, profesor de neurología y psiquiatría en la escuela de  medicina de UCLA.

"La parte del cerebro que está involucrada con la memoria, llamada hipocampo, es un poco diferente a la parte responsable de la multi-tarea, ubicada en la parte delantera del cerebro."

Thompson explica que los jóvenes están volviéndose muy buenos en la multi-tarea, que es básicamente un truco de nuestra memoria operativa. Sin embargo, la capacidad de realizar varias tareas a la vez quizás se origina a expensas de la memoria a largo plazo, sugiere.

"Los antiguos griegos tenían una memoria fantástica debido a que era terriblemente costoso poner cualquier cosa en papel. Los generales del ejército sabían los nombres de todas sus tropas. Nosotros simplemente ya no necesitamos esa memoria en absoluto".

Esto significa que el lóbulo frontal del cerebro, que participa en el almacenamiento de la memoria a largo plazo, se desarrolla de forma distinta en los nativos digitales respecto a como lo ha hecho en generaciones anteriores.

La mayoría de los jóvenes son propensos a prestar atención a múltiples estímulos, todos a la vez. "No estoy diciendo que sea algo bueno, tampoco es necesariamente algo malo, sólo digo que sucede", señala Pescovitz del Institue for the Future. "Cuando observo a mi sobrina haciendo su tarea, ella también tiene la página de Wikipedia abierta en su ordenador portátil, así como varias ventanas de mensajería instantánea, y además está escuchando música".

Esta capacidad para responder a varios estímulos diferentes al mismo tiempo se denomina "atención parcial continua". El término fue acuñado en 1997 por Linda Stone, escritora, consultora y asesora del Pew Internet and American Life Project.

Ella se dio cuenta de que la literatura sobre psicología cognitiva mencionaba la complejidad del multi-tasking, o alternar entre tareas mentales difíciles. Pero eso no era lo que ella observaba en los jóvenes -ellos no saltaban de una cosa a otra, sino que estaban incesantemente semi-concentrados en muchas cosas a la vez.

El estado de atención parcial continua tiene sus desventajas, advierte Stone, las investigaciones sugieren que la calidad de la concentración disminuye con el número adicional de estímulos. Pero hay otra manera de ver este cambio, y es que las empresas podrían utilizarlo en su beneficio.

La atención parcial continua no anula los otros caminos que las personas utilizan para concentrarse. En otras palabras, sólo porque los niños pueden, al mismo tiempo, chatear con sus amigos, hacer la investigación para una tarea y ver su programa de televisión favorito no quiere decir que es la única manera en que elegirán concentrarse.

Los niños todavía pueden dedicarse a estudiar para un examen o construir un robot, y lo hacen. La atención parcial continua es más bien un enfoque entre los muchos que hay en su cinturón de herramientas, dice Pescovitz, y puede ser útil.

Las empresas tienen que aceptar que los jóvenes elegirán diferentes maneras de concentrase según la tarea en cuestión.

"Creo que se trata de empoderar a los jóvenes a seguir su pasión y también tener algo de fe y confianza en que ellos pueden identificar el momento en que deben enfocar su atención. Se trata de aceptar que la atención parcial continua no sólo está bien, sino que tal vez sea la mejor manera de navegar en ciertos espacios del mundo multimedia en este momento".

El futuro de las empresas no consistirá en transformarlo todo para satisfacer a una generación de trabajadores orientados a la gratificación instantánea. Y tampoco consistirá en ludificar (‘gamifying') las tareas de trabajo a expensas de recompensas a largo plazo.

Sin embargo, las empresas y las organizaciones tendrán que tomar en cuenta que los empleados que entrarán al mercado laboral durante los próximos cinco, 10, 15 años no sólo tienen una serie de habilidades diferentes, sino también una nueva serie de herramientas neuronales.

El truco consistirá en idear una forma para que las compañías preparen un entorno en donde esas células cerebrales que continúan madurando puedan seguir su crecimiento.

Ahora ve
Este traje busca eliminar el riesgo de que un astronauta se pierda en el espacio
No te pierdas
×