La apuesta de Windows con el Nook

La tecnológica invertirá 605 mdd en Barnes & Noble, empresa creadora del lector electrónico; la ‘tablet’ con el nuevo sistema operativo de Microsoft despertó el interés de los usuarios.
JP Mangalindan

Cuando Barnes & Noble anunció una asociación estratégica con Microsoft a principios de esta semana, activó los rumores. No era sólo porque el gigante del software invertirá la friolera de 605 millones de dólares (mdd) en el negocio del lector Nook en los próximos cinco años, lo que azuzó la murmuración entre los tecnófilos fue la idea de una línea Nook renovada: e-readers o lectores electrónicos que lleven el sistema operativo Windows 8 para tablets.

Para su parte, Barnes & Noble no ha hecho ningún anuncio relacionado al hardware. Windows 8 todavía no ha sido lanzado, y la propia línea Nook ha recibido críticas favorables del sector, pero si ese matrimonio de software y hardware se lleva a cabo, una Nook con Windows 8 podría ser un dispositivo bastante interesante. He aquí por qué.

Una apariencia única. Aunque la versión final para consumidores de Windows 8 no verá la luz hasta octubre, el sistema operativo ya se ha ganado su parte justa de críticas positivas y negativas, en gran parte porque lucirá la misma interfaz de mosaicos introducida por primera vez en Windows Phone 7. Es una interfaz que tiene sus defensores y detractores. "Mucha gente en la comunidad UX [experiencia del usuario] parecen tener una buena impresión inicial de la interfaz de usuario Metro", apunta Catriona Cornett, diseñadora de experiencia del usuario en The Archer Group.

Con todo, el sistema de mosaicos de Windows 8 es único y su propósito es darle cierto atractivo a los ordenadores de escritorio, teléfonos inteligentes, tablets e incluso la consola de juegos Xbox de Microsoft. Esto se traduce en un público y una base de usuarios masivos. También puede ayudar a que las tablets marca Barnes & Noble se distingan de la gran cantidad de dispositivos similares construidos sobre la plataforma Android de Google y la ahora omnipresente interfaz iOS de las iPads.

Gestos contextuales. Aunque Apple marcó la pauta con los gestos intuitivos de la iPad, el toque, el pellizco para ampliar y el arrastre, Windows 8 quiere mejorarlo con gestos que ofrecen diferentes resultados en función de lo que un usuario está haciendo. Por ejemplo, si un usuario tiene varias aplicaciones ejecutándose y arrastra desde la izquierda, puede cambiar de una aplicación a otra, de una forma muy parecida al movimiento con cuatro dedos de la iPad. Pero si haces el arrastre más lentamente, puedes mostrar dos aplicaciones una junto a otra.

Notificaciones. Aunque el sistema de notificación en iOS ha recorrido un largo camino desde que su lanzamiento en 2007, todavía tiene margen de mejora. El sistema de mosaicos de Windows 8 ofrece la posibilidad de alertar a los usuarios de varias maneras, incluyendo un sistema de "símbolos", en el que los mosaicos en la pantalla de inicio pueden actualizarse para mostrar el clima, citas y actualizaciones de estado sin que los usuarios tengan que tocar y entrar a una aplicación. "Creo que es uno de los retos que tengo como usuario del iPhone", dice Jason Brush, vicepresidente creativo del grupo de diseño de experiencia de usuario en la agencia Possible Worldwide. "Las notificaciones son una especie de capa sobre la interfaz de usuario y pueden estorbar".

Autoría. Durante una reciente entrevista con Fortune, el CEO de Barnes & Noble, William Lynch, describió un hipotético escenario donde los autores podrían recibir una ayuda. "Imagina una situación de integración donde un trabajador de la información, un estudiante, un autor, un consumidor, crean algo en Office y lo publican inmediatamente para la venta a través de la librería del Nook", dijo. "Abre un montón de posibilidades fascinantes".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

 

 

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×