'Brogrammers', los 'geeks' son los nuevos chicos populares

Lentes de sol, habilidades en los deportes, fiestas y mujeres guapas son ahora los gustos de estos jóvenes aficionados a la tecnología
social network pelicula
social network pelicula  social network pelicula  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

En uno de los más grandes encuentros sobre cultura web, un ejecutivo de 28 años habla sobre conseguir un trabajo enviando a un CEO fotos en bikini de un calendario nudista que hizo.

En el campus de la Universidad de Stanford, un joven emprendedor atrae reclutas con un cartel en el que pregunta si desean “hermandad y exprimir un código”.

Y mientras la más grande compañía de registros en internet seduce a los empresarios de la web con un anuncio durante el Super Tazón, en el que dos famosas artistas pintan su logo en lo que parece ser el cuerpo desnudo de una modelo.

Olvídense del inofensivo nerd programador de computadoras que vive por el placer de encontrar la única coma mal puesta dentro de miles de líneas de códigos.

Bienvenidos al mundo de los brogrammer.

Mientras la cultura de iniciación tecnológica entra a las conciencias de las masas a través de películas como The Social Network (Red Social), o a través de los encabezados en donde se mencionan a jóvenes que venden ideas generadas en sus dormitorios por millones de dólares, el campo está atrayendo un nuevo nicho con todo tipo de personalidades.

Y algunos dentro de las comunidades tecnológicas se quejan que la estructura del “todo se vale” y “el cielo es el límite”, para el potencial de ganancia de las empresas tecnológicas ha convertido el ambiente dentro de algunas compañías en algo semejante al peor estereotipo de una fiesta de fraternidad plagada de alcohol.

“Es algo patético que se describa como si fuese una fiesta de fraternidad con juegos de bebida y, desafortunadamente, plagado de sexismo”, dijo Tasneem Raja, editor digital interactivo de la revista Mother Jones.

El término brogrammer, una mezcla de los términos en inglés programmer (programador) y bro (hermano) el cual es el saludo típico entre los hermanos de una fraternidad, se acuñó recientemente como un resultado sarcástico de esta nueva especie de empresarios computacionales provenientes de Silicon Valley, o de Nueva York, o de Chicago o de dónde sea que estos técnicos se junten.

Puedes observar esta tendencia en Quora, sitio en donde sus miembros dan respuestas satíricas a la pregunta “¿Cómo es que un programador se transforma en un brogrammer?

La respuesta:

“Mucha carne roja, lagartijas a una mano mientras con la otra se hacen codificaciones, usar lentes de sol en todo momento, el bronceado es importante, cuello prominente es esencial. Es importante que puedas aplastar a cualquiera que te llame nerd y que puedas ligar con cualquier chica, pero que también puedas recitar de memoria los diálogos de Star Wars además de entender nociones de programación, como lo son recursividad y herencia”.

La evolución del software juega un papel importante en la apertura del campo a personas que no necesariamente se hayan dedicado devotamente a una carrera de ciencias computacionales o hayan pasado años encorvados sobre un teclado.

“Hace 10 años se requería de alguien que tuviera una formación mucho más técnica”, dijo el CEO de VYou Steve Spurgat, red social de videos.“Cuando estabas escribiendo los códigos, era mucho más abstracto dónde te tomaría más tiempo construir algo que ahora sólo te toma un par de días en hacer”.

La tecnología es la nueva música

Surgat cita algunos efectos positivos de esta tendencia, asegurando que aquellos con naturaleza creativa, quienes tal vez no estén tan orientados hacia los detalles como los codificadores de antaño, ahora pueden participar. Pero que en los 10 años que lleva trabajando en iniciación tecnológica definitivamente ha notado un cambio en la cultura.

“Me atrevo a decir que la tecnología es la nueva música. Se está convirtiendo en una cultura mucho más atractiva”, dijo.

“Piensa en cuantas personas están invirtiendo su tiempo en la tecnología. Hace 10 años los niños se retiraban a escuchar sus discos compactos en su cuarto. Ahora van a su habitación a jugar Words with Friends y Drawsomething y a navegar por Facebook”.

Pero algunas veces el creciente atractivo de una carrera técnica se manifiesta de malas maneras.

Raja escribió un artículo para Mother Jones sobre su experiencia en South by Sothwest Interactive cuando asistió a un panel llamado Añadiendo Valores como un Payaso No Técnico Sin Talento.

Durante la plática dijo que Matt Van Horn, un ejecutivo de 28 años del sito de social media Path, habló sobre cómo consiguió su primer empleo dentro de Digg, un sitio web colectivo, cuando le mandó al editor fotos de bikinis de un “calendario nudista” que había hecho.

Continuó diciendo que Van Horn recomendó a los asistentes evitar lo que denominó como “entrevistas colectivas” y comparó el proceso de selección a su fraternidad universitaria cuando intentaban atraer a “las chicas más bellas”.

Raja y algunos otros asistentes al panel, tanto hombres como mujeres, se levantaron y se fueron. Después que se publicó su artículo, dijo que recibió más de 100 mensajes de profesionales técnicos quienes dijeron habían tenido experiencias similares.

“He recibido correos electrónicos de mujeres que dicen “Yo lo veo. Estoy decepcionada por estoy hace mi trabajo mucho más difícil”, señaló.

Por su parte, Van Horn dice que lamenta haber sido parte de esa percepción.

“Me siento terrible sobre esta situación”, declaró Van Horn a CNN haciendo hincapié en que a pesar de ser reconocido con el estereotipo de brogrammer, es un hombre casado (puso su propuesta de matrimonio en línea). “Lamento mucho si ofendí a alguien”.

Denominó sus comentarios en South by Southwest “un mal intento de humor y una pobre selección de palabras para una conferencia, particularmente cuando se sacan de contexto”.

“No creo que las palabras representen un reflejo verdadero de mis sentimientos y mi personalidad”, dijo, añadiendo en el festival del libre albedrío él “estaba tratando de tener una plática provocativa sobre las contribuciones no tecnológicas que causan impacto en las compañías tecnológicas”.

Añadió que el calendario mencionado era en realidad un proyecto de caridad para reunir fondos para las víctimas del tsunami de Asia y tenía tanto modelos hombres como mujeres.

El nuevo geek no incluye a las mujeres

Pero no es la única instancia que menciona la crítica a la mentalidad del brogrammer.

Klout es una aplicación que busca juzgar la efectividad del usuario dentro de plataformas de redes sociales tales como Facebook y Twitter ha atraído y contratado programadores de la Universidad de Stanford con un cartel que dice “¿Buscas hermandad y exprimir códigos? Klout está contratando”.

Este cartel, del cual los críticos dicen refleja el mensaje de que aquellos que no compartan la mentalidad del fiestero no se molesten en aplicar, fue “un desafortunado error de juicio de una exempleado de Klout” después de que la compañía solamente contrató a 10 empleados, dijo la representante Lynn Fox. Hoy en día da empleo a 70 personas y el 20% son mujeres, de acuerdo con Fox.

En marzo Squoot, un sito de tratos colectivos, publicó un hackathon en Boston que prometía junto con masajes, acceso a un gimnasio y pastelillos fuera de este mundo, esto: “¿Necesitas otra cerveza? Deja que una de nuestras amigables chicas que son parte del equipo vaya por ella”. El sitio se ha disculpado.

Y está GoDaddy, el sitio web que algunos denominan como el padrino de la mentalidad brogrammer.

Jennifer 8. Lee, periodista y autora que, junto a otros muchos proyectos trabaja con el iniciador web Upworthy, dijo que el citado anuncio dentro del Super Tazón y otros anuncios similares muestran que la mentalidad de un brogrammer puede tener consecuencias para la compañía en la cual trabaja.

“Me llamaron el otro día diciendo que sólo querían reportarse”, dijo Lee, cuyo denominativo numérico se relaciona con la numerología china y tiene la misión de resaltar lo que de otra forma sería un nombre común. “Dije ‘oh claro, eso me recuerda que pensé que sus anuncios del Super Tazón eran sexistas y quisiera cambiar mi registro. Gracias por recordármelo’”.

“Tenemos el poder”, añadió. “Definitivamente hay consecuencias”.

La imagen de los codificadores bebiendo cerveza es un estereotipo que está muy lejos de describir a la mayoría de los iniciadores técnicos, dicen aquellos que son miembros de la industria.

“Existen muchos dentro de la industria qué surgieron porque estaban interesados en la tecnología y en la programación computacional y tal vez en algunos otros aspectos de su trabajo que tradicionalmente son más ‘geek’”, dijo Raja. “Ahora oigo gente hablar sobre la preocupación que surge del entre comillas ‘personal ideal’ que inunda el mercado”.

“Para mí, esta es una industria que realmente está luchando con el cómo se define su propio profesionalismo”.

Ahora ve