El 'Dragón', una nave espacial privada, se prepara para histórico enlace

El 'Dragón' es la primera nave espacial de fabricación privada que intentará anclar en la Estación Espacial Internacional
eei, espacio, tierra, nave espacial, transbordador
estacion espacial internacional  eei, espacio, tierra, nave espacial, transbordador  (Foto: )
  • A+A-
(CNN) -

Una nave espacial fabricada por una empresa privada se posicionó cerca de la Estación Espacial Internacional (EEI) en preparación para lo que será un acoplamiento histórico este viernes, anunció la empresa detrás del proyecto: SpaceX.

El vehículo espacial no tripulado, Dragon, lanzado el martes desde Cabo Cañaveral, Florida, ha completado exitosamente todas las pruebas realizadas hasta ahora, en su intento de convertirse en el primer vehículo espacial de fabricación privada que se acople a la EEI, dijo la empresa SpaceX en un comunicado.

Si todo sale bien, la cápsula Dragon, que transporta comida, ropa y experimentos científicos, se conectará al brazo robótico de la EEI alrededor de las 9:00 ET de este viernes (8:00 horas México), de acuerdo con la compañía.

La misión, considerada por Charles Bolden, administrador de la NASA, como un paso hacia un nuevo futuro de innovación privada en la industria espacial, se realiza en un momento de austeridad fiscal en Estados Unidos que ha disminuido los fondos gubernamentales para el programa espacial de ese país.

“Sólo unos minutos después de que la nave espacial se separó de la segunda etapa del cohete Falcon 9, sus paneles solares se desplegaron exitosamente y empezaron a proveer de energía a la nave (...) La compuerta que cubría los sensores necesarios para realizar las operaciones de aproximación se abrió con éxito”, según el comunicado.

Después de eso, Dragon orbitó alrededor de la Tierra el martes y miércoles “encendiendo sus propulsores para alcanzar a la Estación Espacial”, indicó SpaceX.

La mañana del jueves “los propulsores de Dragon se encendieron, llevando a la nave a 2.4 kilómetros debajo de la Estación Espacial”, y así el vehículo pudo establecer un canal de comunicación, según la firma.

La conexión con la EEI que se llevará a cabo este viernes requiere de la aprobación de la NASA en un proceso de acercamiento por etapas al cual el comunicado se refirió como “el aspecto más difícil de la misión”.

Sólo después de comprobar el éxito de una serie de maniobras y pruebas, el Dragon obtendrá la autorización para aproximarse a la EEI, y los astronautas podrán “anclar al Dragon al brazo robótico de la estación espacial” para completar el enlace. Si este resulta como está planeado, la tripulación de la EEI abrirá la compuerta de Dragon este sábado.

Según el plan de la misión, el Dragon permanecerá anclado a la EEI durante dos semanas antes de volver a la atmósfera terrestre y luego caerá al océano Pacífico cerca de la costa de California, de acuerdo con SpaceX.

El lanzamiento de este martes marcó la culminación de seis años de preparaciones para llevar vuelos espaciales comerciales a la EEI tras el retiro del programa de transbordadores de la NASA en 2011. El proyecto es respaldado por el emprendedor Elon Musk, fundador de PayPal.

El cohete Falcon 9, que puso al Dragon en la órbita terrestre, fue lanzado sin contratiempos este martes, tres días después de que se localizara una válvula dañada en uno de los motores propulsores, lo que ocasionó un aplazamiento de último minuto.

De 54 metros de altura y 3.6 metros de diámetro, el cohete Falcon 9 es pequeño en comparación con los cohetes Saturn V (del largo de un estadio de futbol americano), que llevaron al Apolo a la órbita terrestre.

En la minuta de la carga, la tripulación incluyó 305 kilogramos de comida, ropa y misceláneos, 20 kilos de suministros para uso en experimentos científicos, 123 kilos de bolsas de carga para uso en vuelos futuros y 10 de equipo de cómputo.

Regresará a la Tierra cargada con experimentos científicos, hardware y material usado.

En el segundo propulsor del Falcon se incluyeron restos humanos cremados. Celestis Inc. cobró a las familias 2,995 dólares por lanzar un gramo de cenizas humanas en este tipo de vuelos espaciales in memoriam.

La herramienta de internet de la NASA SkyWatch provee información para poder ver al Dragon desde la Tierra.

El lanzamiento es un paso importante para la NASA y para Estados Unidos, que actualmente no cuenta con medios propios para poder viajar al espacio. La NASA depende de la agencia espacial rusa para transportar a los astronautas estadounidenses al espacio.

“Lo que es realmente importante no es el control (...) sino que [en un futuro Estados Unidos] contaremos nuestros propios vehículos para llevar a nuestros astronautas y cargamento a la Estación Espacial Internacional”, dijo Bolden.

SpaceX está llevando a cabo ese vuelo como parte de un contrato que pudiera tener un valor de hasta 396 millones de dólares, de acuerdo al vocero de la empresa, Kristin Brost Grantham. La empresa ha completado 37 de los 40 puntos importantes del contrato y ha recibido hasta ahora 381 millones de dólares, dijo.

Musk comparó el significado de este lanzamiento con el crecimiento que tiene el internet comercial, desde sus inicios como una iniciativa gubernamental hasta el motor tecnológico, económico y cultural que es ahora.

“Creo que nos encontramos en un punto de inflexión similar para el espacio”, dijo. “Espero y creo que esta misión será histórica al marcar ese punto hacia un rápido avance dentro de la tecnología del transporte espacial”.

El primer intento de lanzamiento planeado para el sábado se aplazó cuando una computadora de a bordo detectó alta presión en una cámara de combustión del motor. Los trabajadores reemplazaron la válvula el sábado, dijo SpaceX.

La empresa planea 11 lanzamientos más hacia la EEI.

SpaceX es una de las pocas empresas privadas que reciben fondos de la NASA para desarrollar un sistema de taxis espaciales y espera que la experiencia que se adquiera con estos vuelos para llevar cargamento ayude a la empresa a alcanzar su meta de transportar astronautas en el Dragon.

La empresa está desarrollando un cohete de carga pesada con el doble de capacidad de carga en comparación con un transbordador, y sueña con construir un vehículo espacial que pueda transportar tripulación a Marte.

Ahora ve