Gigantes tecnológicos sufren en Nasdaq

A las acciones de compañías como Dell y Cisco les va tan mal como a las de Facebook; entre las razones de la caída está un menor ritmo en el gasto en Tecnologías de la Información.
nasdaq wall street bolsa nueva york accion  (Foto: CNN)
Kevin Kelleher

Abril, dijo el poeta T.S. Eliot, es el mes más cruel. Pero para los inversionistas que depositaron su confianza en las acciones tecnológicas, es difícil mirar el mes pasado y sentirse bien. No, el mes de mayo fue más cruel. Y no hay motivos claros. Algo extraño sucedió en el sector tecnológico en mayo. Sin una clara señal de venta, las acciones tecnológicas parecían deslizarse hacia una especie de olvido. La primera evidencia, por supuesto, es la Oferta Pública Inicial (OPI) de Facebook, que en sus primeros días de cotización ha perdido una cuarta parte del valor que los suscriptores más presuntamente inteligentes de Wall Street creyeron que tenía. Facebook se ha llevado en su caída a otras acciones del sector de reciente debut: Groupon ha perdido 15% desde la salida de Facebook y Zynga, que depende en buena parte de Facebook para sus ingresos, ha descendido 29%.

Con todo, la cobertura sobre la ducha de agua fría que los inversionistas le han aplicado a las más recientes OPIs del sector Web ha pasado por alto un hecho: el desplome que han sufrido los gigantes tecnológicos bien establecidos, las viejas y conocidas "blue-chip." A las veteranas marcas tecnológicas como Dell y Cisco  les fue tan mal como a Facebook este mes de mayo. Mientras tanto, otros grandes baluartes de la tecnología también han caído inesperadamente. Y no hay una sola mala noticia que lo explique. Es sólo que los inversionistas parecen estar hartos ​​de la tecnología como un sector de crecimiento.

Hasta el martes pasado, el Nasdaq Composite había caído un 7% en lo que va de mayo. Y a numerosas acciones de gran capitalización les fue mucho peor. Dell descendió un 23%, Cisco retrocedió un 19%, y Oracle bajó un 11%. Hewlett-Packard, Microsoft e Intel han caído un 8%. IBM es uno de los pocos gigantes tecnológicos que ha superado al Nasdaq, cayendo apenas un 6%.

Desde luego, siempre hay el riesgo de extrapolar demasiado el desempeño de un solo mes de negociación bursátil, especialmente un mes que enfrentó incertidumbre económica en casi todas las partes del mundo. Pero estas blue-chip de la tecnología solían verse como un refugio seguro cuando otros sectores bajaban. Ahora, los inversionistas están dispuestos a vender valores tecnológicos cuando el mercado más amplio afronta incertidumbre.

¿Qué sucede? La principal culpable parece ser una desaceleración generalizada en el ritmo del gasto en tecnología de la información (TI), resultado de las turbulencias financieras en Europa y de un dólar más fuerte. Se prevé que el gasto mundial en TI realizado por compañías y  gobiernos totalice 3.75 billones de dólares este año, de acuerdo a la firma de investigación Gartner. No obstante, Gartner recientemente bajó sus previsiones para el ritmo del gasto. En lugar de esperar un crecimiento del 3.7% este año, la firma ahora espera que el gasto en TI aumente solamente un 2.5%. El año pasado, el gasto en TI creció 6.8% conforme las empresas se recuperaban luego de la crisis del 2008.

Algunos sectores son propensos a obtener mejores resultados que otros. Se pronostica que el gasto en equipos de telecomunicaciones aumente este año en 6.9%, una tasa muy cercana a la del 2011. El gasto en software empresarial subirá un 5% y el gasto en hardware informático un 4.3%, ambos reportando un crecimiento significativamente menor al del año pasado. Además, se espera que los servicios de TI y telecomunicaciones registren un crecimiento de alrededor del 1%, muy por debajo de la tasa de 6% del año 2011.

Ese inferior crecimiento se da en un momento de cambio disruptivo en muchas áreas. La computación en nube está obligando a los titanes del software empresarial como Oracle a reconsiderar sus viejos modelos. (El propio CEO de Oracle, Larry Ellison, después de años de atacar a la nube, dijo el miércoles que está aprendiendo a amarla.) Las acciones de Cisco cayeron este mes no sólo por las preocupaciones en torno a Europa, sino por la presión de competidores asiáticos como Huawei.

Además, la informática móvil está mermando la fortaleza que durante años tuvieron las computadoras hechas por Dell y HP en el mercado corporativo. Un analista de Barclays Capital declaró el miércoles que las iPads y los iPhones de Apple pueden ser "utilizados para más tareas de PC, alargando los ciclos de compra y sustituyendo de plano a algunas PC."

Luego están los cambios que algunas de estas empresas están tratando de implementar: los despidos agresivos en HP, Dell distanciándose de la venta de PC y acercándose a los servicios de TI,  los esfuerzos de Cisco por encontrar un segundo acto. Muchos inversionistas no tienen la paciencia necesaria para soportar el cambio de una gran empresa, y sus inevitables reveses y falsas señales.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Así que a pesar del bajo ratio P/E de las blue-chip tecnológicas (el PER de HP es de 6 para el próximo año, el de Dell es de 5, el de Cisco 8), los inversionistas simplemente no están convencidos de que las compañías tecnológicas de gran capitalización estén efectuando cambios. Algunas de las mayores historias de éxito del sector tecnológico son ahora algunos de los papeles más difíciles de vender en Wall Street, pese a que son rentables y muestran un sostenido aunque modesto crecimiento.

En la última década, las blue chips de Silicon Valley han pasado de ser los títulos de crecimiento (growth stock) que todo el mundo quería a ser los títulos de valor (value stock) que pocos inversionistas tocarían. Y eso hace que estas blue-chips sean realmente "blue," sombrías.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×