La galaxia Internet se expande

El número de direcciones únicas online, conocidas como IP, pasó de 4,300 millones a 360 sextillones; Internet Society elaboró un proyecto para evitar que se agoten los enlaces y se genere un problema.
conexión internet  (Foto: ThinkStock)
David Goldman
NUEVA YORK -

Uno de los mecanismos fundamentales que impulsan Internet sufrió un gigantesco cambio este miércoles.

Y cuando decimos "gigantesco" no estamos bromeando. Hablamos de un número disparatado: El directorio de direcciones de Internet o IP creció de "sólo" 4,300 millones a 340 sextillones (que es 340 seguido por 36 ceros, el sistema estadounidense denomina ‘undecillion' a un 1 seguido por 36 ceros). Eso es un factor de crecimiento de 79,000 cuatrillones (79 seguido por 27 ceros, que en el sistema estadounidense equivaldría a 79 ‘octillion')

Si todo sale bien, los internautas no notarán nada. Y ese es el objetivo.

Internet se está quedando sin direcciones, y si no se hiciera nada, con toda seguridad lo notarías: Los nuevos dispositivos simplemente no podrían conectarse.

Para evitar que eso suceda, la Internet Society, una organización global responsable de establecer los estándares con sede en Ginebra, Suiza, y también en Reston, Virginia, ha estado trabajando durante años para poner en marcha un nuevo estándar de Protocolo de Internet (IP) llamado IPv6.

IP es un estándar global de comunicaciones utilizado para que los dispositivos conectados en una red puedan comunicarse entre sí. Cada dispositivo de red - tu PC, tú teléfono inteligente, el ordenador portátil, la tablet y otros aparatos- necesitan de una dirección IP única.

Con IPv6, ahora hay suficientes combinaciones IP para que todos en el mundo podamos tener una astronómica cantidad de millones de direcciones IP por cada segundo de nuestra vida.

Eso suena increíblemente vasto, pero es necesario, pues el número de dispositivos conectados está creciendo a una velocidad tremenda. Para 2016, Cisco predice que habrá tres dispositivos conectados en red por cada persona en la tierra. No estamos hablando sólo de tu smartphone y tu tablet; habría que incluir a la lavadora, el reloj de pulsera y el coche, que también estarán conectados. Cada una de esos aparatos conectados necesita una dirección IP.

Luego, hay una serie de dispositivos que no se conectarán necesariamente a Internet, sino que estarán comunicándose con otros dispositivos conectados. Los desarrolladores están poniendo chips en gafas, ropa y frascos de pastillas. Cada uno de estos artículos necesita también una dirección IP.

El actual estándar IP, denominado IPv4, estaba estructurado así: xxx.xxx.xxx.xxx, donde cada "xxx" puede pasar de 0 a 255. IPv6 expande esa combinación de modo que cada "x" pueda ir de 0 a 9 ó de "a" hasta "f," y se estructura de la siguiente manera: xxxx:xxxx:xxxx:xxxx:xxxx:xxxx:xxxx:xxxx. (Había un IPv5, pero se trataba de estándar para streaming multimedia desarrollado a fines de la década de 1970 que en realidad nunca despegó)

El cambio es similar a cuando el sistema telefónico de Estados Unidos tuvo que lidiar con un crecimiento vertiginoso aumentando los dígitos de cada número de celular, salvo por una diferencia crucial: Mientras que el sistema telefónico se actualizó en la década de 1990, Internet se actualizará de forma gradual.

El estándar IPv4 seguirá coexistiendo con el estándar IPv6 durante algún tiempo, igual que la televisión digital y  la analógica convivieron durante años.

Aunque la mayoría de los principales jugadores de Internet serán compatibles con IPv6 en el futuro, muchos routers, dispositivos y sistemas operativos no lo serán. Por ejemplo, Windows XP de Microsoft, el sistema operativo para PC más utilizado en el mundo, no es compatible con IPv6.

Se prevé que sólo el 1% de los usuarios finales se conecten actualmente a los sitios web a través del estándar  IPv6. La Internet Society espera que esa proporción crezca gradualmente a medida que los usuarios actualicen su software y su hardware.

La mayoría de los principales sitios web ya están participando. Más de 2,000 páginas como Google, Facebook, Bing, Yahoo, AOL y Netflix, así como una serie de operadores de red, tales como AT&T, Verizon, Comcast y Time Warner Cable, han comenzado a habilitar IPv6.

No obstante, todos ellos tienen que seguir operando el estándar IPv4 hasta que el mundo entero se actualice. Eso tomará años.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Por otro lado, han circulado algunos rumores sobre ciber atacantes que se preparan para actuar el jueves, aprovechando los agujeros potenciales de una nueva tecnología. Pero el año pasado, el 8 de junio de 2011, todas aquellas redes y sitios web que activaron el estándar IPv6 para una prueba de un día entero, funcionaron sin contratiempos.

Al día siguiente regresaron al IPv4. Esta vez, el cambio es permanente. Será una transición lenta pero crucial que favorecerá la tasa de expansión de Internet en un futuro de muy largo plazo.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×