Microsoft toma las riendas con Surface

La tecnológica apostó a desarrollar por sí sola el hardware de su ‘tablet’ y tomar la delantera; Surface competirá con la iPad de Apple y con otras tabletas con sistema operativo Windows 8.
Surface ppt  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Julianne Pepitone y David Goldman
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Microsoft ya demostró cómo quiere jugar.

Por fin, una tablet Windows ha captado la atención del mundo, pero la propia Microsoft tuvo que hacer el trabajo sucio. En un hecho insólito después tres décadas de tradición, Microsoft ha descartado a sus socios de hardware y ha fabricado la tablet Surface por cuenta propia.

Anteriormente, Microsoft dejó que otras empresas como Dell y Hewlett-Packard (HP) produjeran sus computadoras y dispositivos. Aunque estos fabricantes han manufacturado las tablets con Windows mucho antes de que la iPad de Apple revolucionara el segmento de las tablets, ninguno de sus gadgets hizo ruido en el radar de los consumidores.

Parte de la culpa recae sobre la propia Microsoft. Windows nunca ha sido amigable con la interfaz táctil, y su enorme margen de beneficios deja a los fabricantes con poco margen financiero para innovar en materia de hardware.

Además, los fabricantes de PC también se han sentido avergonzados por la iPad, un gran éxito que está destruyendo su negocio medular. Las iPads están incluso abriéndose camino en las oficinas, que alguna vez fueron exclusivas de Windows.

Con la introducción de Surface parece que Microsoft, de cierta forma, está desestimando la capacidad de sus socios para desarrollar un auténtico rival de la iPad.

Microsoft, desde luego, asegura que no hay ningún drama en ciernes. Mike Angiulo, vicepresidente de ecosistemas de PC de la compañía, rechazó la idea de que Microsoft esté despreciando a sus socios de hardware, calificando la sugerencia como "completamente equivocada" en el evento de lanzamiento de Surface, celebrado el lunes 18 de junio en Los Ángeles.

Angiulo, quien trabaja con socios externos, como proveedores de componentes y fabricantes de hardware, señaló que Microsoft será solamente uno de los muchos fabricantes que ofrecen tablets con Windows 8.

La tablet simplemente tiene el propósito de mostrar "lo que es posible," dijo a CNNMoney. En su opinión, los fabricantes de hardware no tienen el capital de investigación o la "voluntad" para gastar en el desarrollo de un dispositivo como Surface. Microsoft sí los tiene, por lo que tomó la delantera.

No obstante, la aparición de Surface coloca a Samsung, Toshiba, Acer y Asus (todos ellos preparan tablets Windows 8) en la poco envidiable posición de intentar superar el alto perfil de la Surface. Ahora Surface será el estándar contra el cual todos sus esfuerzos serán juzgados.

Si los socios de Microsoft están molestos, ninguno lo ha admitido públicamente. HP declinó comentar al respecto, mientras que Acer y Samsung no respondieron a nuestra solicitud de comentarios. Dell simplemente señaló que esperaba "ofrecer una línea completa de productos con Windows 8 -incluidas tablets- más tarde este año."

Probablemente no pueden darse el lujo de rechazar a Microsoft, aún si quisieran. Windows 8 se les presenta como la mejor opción si quieren luchar contra el iPad.

El sistema Android de Google no ha logrado colocarse en la categoría de las tablets a excepción del Kindle Fire de Amazon. Linux, Ubuntu y otros sistemas operativos de código abierto nunca han atraído al público general.

Además a pesar del lanzamiento de su propia, Microsoft necesita también a sus socios. La compañía considera a Windows como un "negocio impulsado por los socios," expresó Angiulo, y no quieren perder la oportunidad que los vendedores externos pueden traer.

Como lo dijo Angiulo: "No hay forma de que Windows llegue a los 1,000 millones de dispositivos por cuenta propia," refiriéndose a la cantidad total de dispositivos con Windows estimada por Microsoft. Una cifra que Microsoft quiere mantener.

Por otro lado, Microsoft no fue exactamente comunicativa con sus socios respecto a sus planes para Surface.

El desarrollo de la tablet era un secreto máximo. Angiulo admitió que tuvo que convencer a los proveedores para que le enviaran componentes sin revelar ningún detalle sobre el dispositivo.

Surface incluso fue una sorpresa para muchos empleados de Microsoft. Aunque fue un trabajo de años, Angiulo indica que la mayoría del equipo de Windows se enteró de la tablet apenas la semana pasada.

¿Quiénes sabían? Solamente el equipo de hardware de Angiulo, un puñado de ingenieros de Windows, algunas personas de Xbox y de PixelSense y, por supuesto, el CEO de Microsoft Steve Ballmer y el presidente de Windows Steve Sinofsky.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El jefe de comunicaciones corporativas de Microsoft, Frank Shaw, dijo a CNNMoney que Microsoft no compró ninguna empresa para adquirir el talento que desarrolló la Surface. Aclaró que fue realmente un proyecto interno.

¿Y por qué tanto sigilo? Algunas veces, cuando quieres que algo se haga bien, tienes que hacerlo tú mismo. Pero si va a alterar uno de los modelos de negocios más rentables del sector tecnológico, entonces querrás mantenerlo definitivamente en secreto.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×