iPhone 5 ayudará al mercado de pantallas

El sector de fabricantes de pantallas para celulares espera repuntar sus ventas con el dispositivo; los fabricantes han registrado una caída en sus pedidos por la crisis europea y el bajo consumo.
iphone uso  (Foto: AP)
Peter Suciu
NUEVA YORK -

En lo que se refiere a las pantallas de los smartphones, mientras más grande, es mejor. Las pantallas cada vez más grandes de dispositivos como el Galaxy Note de Samsung (y posiblemente el próximo iPhone) son estupendas: son naturalmente mejores para ver videos, usar juegos, manipular fotos y disfrutar de otras aplicaciones.

Lástima que la perspectiva para el sector de fabricantes de pantallas para teléfonos celulares es turbia y en realidad podría estar contrayéndose, a diferencia de lo que ocurre con su tamaño físico, según la firma de análisis NPD DisplaySearch.

La empresa predice una caída en ese sector para el segundo semestre de este año toda vez que los envíos de teléfonos móviles en el primer trimestre fueron inferiores a lo proyectado por los analistas.

Entre los que ya están sintiendo el impacto está la firma surcoreana LG Display, el segundo mayor fabricante de pantallas de cristal líquido después del líder de la industria Samsung Electronics.

LG Display, que reportó en el segundo trimestre una pérdida neta de 98 millones de dólares (mdd), atribuyó la pérdida a la floja demanda de televisores y dispositivos móviles que utilizan la tecnología de pantalla LCD.

De acuerdo con el análisis ‘Quarterly Mobile Phone Shipment and Forecast Report', la firma NPD DisplaySearch, especializada en el mercado de las pantallas, revisó a la baja su previsión para los próximos trimestres.

¿Qué está pasando? Varios factores generaron una demanda más débil para las pantallas de dispositivos móviles, entre ellos la desaceleración económica en Europa, así como la actitud de "esperar y ver" de los consumidores.

"Apple no registró las ventas que los analistas pronosticaron", apunta Charles Golvin, analista principal de Forrester Research. "Ha habido expectativas para el iPhone 5, que probablemente será anunciado el próximo mes y entrará a la venta poco después. Muchas personas posiblemente están conteniéndose de comprar un iPhone, para no quedarse amarrados con un dispositivo un mes antes de que sus amigos presuman el más nuevo".

Así, con un nuevo teléfono en camino, Apple podría apartarse de la desaceleración que atraviesa el mercado de las pantallas móviles. "Espero ver que el iPhone 5 rompa la tendencia, que se debe a la caída en la demanda de iOS en anticipación al lanzamiento del nuevo teléfono en este trimestre", añade Golvin.

Su rival Samsung también ha invertido la tendencia, e informó una ganancia operativa de 5,900 mdd para el trimestre que finalizó en junio pasado, toda vez que su dispositivo Galaxy S resultó otro éxito para el gigante surcoreano de la electrónica.

Los analistas han estimado que Samsung, que hoy controla más de un tercio del mercado mundial de smartphones, podría vender entre 15 y 20 millones de teléfonos Galaxy S III en el trimestre que termina en septiembre.

¿Puede esperar el resto de la industria este tipo de éxito? Tal vez. "Prevemos un ligero crecimiento en 2011, principalmente del mercado de los smartphones", señala Vinita Jakhanwal, gerente senior de pantallas pequeñas y medianas en la firma IHS iSuppli.

"Todavía hay un par de sectores que están siendo afectados, pero esto está impactando a los dispositivos, que a su vez repercute en el mercado de las pantallas móviles". Los factores de presión incluyen la mencionada desaceleración en Europa, así como un debilitamiento en el mercado chino.

Pero a pesar de la desaceleración, las pantallas móviles verán algo de crecimiento, gracias, en parte, a la demanda de nuevos tipos de pantallas. "Los envíos del iPhone siguen siendo una parte importante del mercado", reconoce Jakhanwal.

El nuevo iPhone podría utilizar la llamada tecnología in-cell que integra sensores táctiles dentro del panel LCD. Esto podría traducirse en un teléfono con una pantalla más grande (pero no más pesado) y más delgado. Lo que aumentaría la demanda.

Otras tecnologías de vanguardia también podrían ayudar a impulsar la demanda. NPD DisplaySearch señaló que las pantallas AMOLED, que consumen menos energía, registraron un mayor crecimiento mientras que otras tecnologías mostraron descensos.

NPD había estimado para esa tecnología un crecimiento intertrimestral de 23%, pero en realidad lo superó, alcanzando 26%. En contraste, previó que las ya conocidas pantallas con tecnología LCD TFT LTPS reportarían crecimiento, pero no fue así.

La tecnología en los teléfonos también parece coincidir con el lugar que ocupan los distintos fabricantes en el mercado. Sony y HTC fueron empresas que lanzaron modelos de alta gama con tecnología LCD LTPS TFT, mientras que el apoyo de Samsung a la tecnología AMOLED se ha traducido en un rápido crecimiento.

"Samsung ha sido el más entusiasta defensor de AMOLED", añade Golvin. "La usan para diferenciar sus teléfonos, pues es capaz de ofrecer una resolución muy alta y niveles de negro muy buenos".

En última instancia, el tamaño y la resolución de las pantallas probablemente aumenten en los nuevos teléfonos. NPD DisplaySearch pronosticó que las pantallas de 4.3 pulgadas y los teléfonos que ofrecen resolución 720 HD se volverán aún más populares. Lo que deja a los analistas del sector a la espera de ver lo que Apple hará. Se prevé que la compañía presente su más reciente dispositivo en un evento el 12 de septiembre.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×