Usuarios con internet móvil consideran una 'carga' a su dispositivo

Las naciones con más acceso a internet desde los móviles son las que más rechazan mantener una conexión permanente, según la revista 'Time'
Time agosto The Wireless Issue
Time agosto The Wireless Issue  Time agosto The Wireless Issue
| Otra fuente: CNNMéxico

Mientras que muchos países en el mundo trabajan para lograr mayor conectividad a internet, en algunos de los que lideran el acceso -como Estados Unidos, Corea del Sur o Gran Bretaña- los usuarios consideran a la conexión permanente a la red como una “carga” para sus vidas.

La revista Time dedicó su reciente número a la analizar cómo los teléfonos móviles se han insertado en la vida de las personas (o quizá al revés) tan rápidamente como pocos inventos de la humanidad a lo largo de la historia; en especial el cambio en los hábitos de las personas por la conexión permanente de celulares a internet.

Para entender estos cambios, la revista realizó una encuesta a 5,000 personas en ocho países (Estados Unidos, Gran Bretaña, China, India, Corea del Sur, Sudáfrica, Indonesia y Brasil), en donde, entre otras, preguntó a los usuarios de móviles si estar conectado permanentemente era útil o una carga para sus vidas.

El caso de Estados Unidos fue uno de los más notables, pues aunque se encontró que nueve de cada diez estadounidenses tienen un teléfono móvil, el 13% consideró que su conexión era una carga con la que tenían que lidiar cotidianamente, aunque todavía la gran mayoría ve a los teléfonos muy útiles para sus vidas.

Pero hay un país que lo supera: Corea del Sur. El país asiático es el líder en acceso a internet, tanto por el número de habitantes como por la velocidad de sus conexiones. Ahí el enfado por mantenerse al pendiente de los móviles con internet alcanza el 15%, según la encuesta de Time.

La adicción a los teléfonos entre los surcoreanos también se reflejó en el hecho de que 48% de los encuestados dijo que gasta más tiempo “atendiendo su dispositivo móvil y no observando al mundo”, lo cual representa 29 puntos por encima del promedio mundial.

El contraste viene con países como Brasil, en donde apenas el 33% de la población tiene acceso a internet según el sitio de análisis latinoamericano Infolatam. Ahí, sólo un 4% se consideró abrumado por la conexión permanente a través de móviles, por nueve de cada diez brasileños que estuvieron a favor.

China fue el otro caso significativo, pues a pesar de las restricciones a la red que hay en el país, cerca de la mitad de los chinos acceden a internet desde su teléfono celular en un país de 1,344 millones de habitantes donde cerca de 588 millones cuentan con conexión.

Bajo un gobierno que impone algunas restricciones a ciertos contenidos de la web, el 8% consideró que mantenerse conectados a través de móviles es una “carga” para sus vidas, y un 79% dijo que le sirve para estar mejor informado sobre las noticias.

Una relación total con el móvil

Time también cuestionó a las personas, de todos los niveles de edad e ingreso en los países seleccionados, sobre qué tan apegados estaban a los teléfonos celulares en su vida cotidiana. Algunos números fueron sorprendentes.

La adicción a checar el móvil se vio reflejada en que una de cada cuatro personas dijo que consulta su celular por lo menos una vez cada 30 minutos, pero 20% incluso aceptó que revisa su dispositivo cada 10 minutos.

El separarse de su teléfono también crea situaciones de ansiedad para algunas personas, pues un tercio de los encuestados por Time dijo entrar en ese estado cuando está lejos de su dispositivo por periodos cortos.

Quizá por ello tres cuartas partes de los entrevistados que estaban en el rango de 25 a 29 años dijeron que al momento de dormir dejaban al móvil a un lado de la cama, más otro 16% que lo coloca en la misma habitación donde duerme, y el resto en otro lugar.

Otros aceptaron que preferirían pasar con su móvil el rato, que tomar un almuerzo por las mañanas.

Un toque más que romántico

La encuesta también comprobó que la mayoría de los usuarios jóvenes de teléfonos móviles utilizan los servicios de mensajes de texto e imágenes para realizar coqueteo, enviar fotografías con connotación sexual (sexting), e incluso acordar infidelidades con otros.

Cerca de siete de cada diez personas entre 18 y 34 años aceptaron que utilizan su móvil para “coquetear” con alguien, tendencia que fue muy similar en los seis países encuestados, pero de los cuales destaca los jóvenes entre 25 y 29 años con un 76%.

Y las personas de ese grupo de edad también fueron quienes más enviaron una imagen “sexualmente provocativa” (55%) a la pareja o alguna persona “querida”, dijeron los encuestados a la revista Time. Incluso un 7% de los mayores de 65 años aceptaron que lo han realizado.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Además, de las personas entre 18 y 34 años, cerca de tres de cada diez personas afirmaron que han utilizado su teléfono celular para acordar o comprometerse a cometer alguna infidelidad mientras estaban en su trabajo o en el hogar.

Consulta el especial The Wireless Issue de la revista Time.

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×