Con los filtros digitales, ¿cualquiera es artista fotográfico?

Herramientas tecnológicas como Photoshop e Instagram han modificado la manera de capturar imágenes en la era digital
Sitios web con herramientas de utilidad
Autor: Ashley Strickland
(Reuters) -

En la era de Instagram y de los smartphones, parece que cualquiera puede ser un artista. Añade un filtro a tu fotografía de un concierto y la imagen de repente se transforma en una escena nostálgica y melancólica digna de la revista Rolling Stone.

La tendencia de jugar en redes sociales es un reflejo de la tendencia en el mundo de la fotografía comercial y artística en la última década.

Algunos fotógrafos le han echado encima cada filtro y técnica de posprocesamiento a una fotografía y llaman al resultado: arte.

El problema era que las imágenes en sí, la columna vertebral del arte presentado, para empezar no eran grandiosas, dijo el fotógrafo comercial ganador de varios premios David Allan Brandt. Se esperaba que la tecnología hiciera de lo mediocre algo extraordinario.

“Siempre creí que tienes que empezar con la imagen, hacer a esa imagen lo más fuerte posible, y luego utilizar el estilo para subrayar la visión que tratas de expresar”, dijo Brandt.

Pero, ¿qué pasa cuando puedes hacer todo?

La era digital hizo eso posible y ofreció una manera para los artistas de llevar a la vida imágenes que previamente existieron sólo en su imaginación.

Cuando Brandt muestra una imagen de un hombre colgando de la parte de abajo de un avión a toda velocidad en la atmósfera superior, quiere que las personas cuestionen su realidad.

El cerebro detrás de tus receptores visuales sabe que el hombre no podría sobrevivir, pero para Brandt, el aspecto importante es que una persona tiene la calidad imaginaria de preguntarse cómo.

Los espectadores de fotografía comercial y artística ahora asumen que las imágenes fueron manufacturadas, sin importar si han sido retocadas.

“Es como si la realidad no fuera lo suficientemente buena; tiene que ser llevada a otro nivel de pulimiento y expresión”, dijo sobre la fotografía comercial Sarah Leen, editora de fotografía en National Geographic.

Los principios del fotoperiodismo requieren que nunca haga nada más que recortar, o quizá modificar un perfil de color, de una imagen.

“No me preocupa, porque no trata de pasar en sí como real o documental. Aprecio la habilidad que toma crear esas imágenes mágicas de fotografía artística, y sé que eso es lo que son”.

La “calidad hiperdigital” que Brandt atestiguó en el arte profesional podría estar de salida. Bradt fue juez para la competencia de la revista Communication Arts en 2012, que selecciona algunas de las mejores fotografías del mundo cada año.

“Estaba impresionado de que las personas utilizaban el proceso digital como una herramienta en su cinturón, en lugar de que fuera el fin de todo”, dijo Brandt. “Comenzaron a pensar artísticamente sobre la imagen de nuevo. El sentimiento orgánico de la fotografía se vuelve mucho más una tendencia ahora”.

Patrick Coyne, editor de Communication Arts, también atestiguó este cambio, lo que llama una madurez en fotógrafos de arte, de dejar de depender de la tecnología.

Photoshop CS, lanzado en 2003, fue el tipo de avance tecnológico que causa que los artistas se  sobrelimiten y luego se retiren, dijo Coyne. Es parte de la curva de aprendizaje de los artistas. Acceso completo al software de manipulación y a internet dio a todos la oportunidad de ver todo y expandir su visión.

Pero debido a que las personas pueden empujar las imágenes más allá con retoques digitales, la tecnología se puso en medio del camino de la idea. Coyne admite haber visto grandes obras de arte hechas en el iPhone, pero se trata del maestro utilizando las herramientas, no sólo de las que están disponibles.

Sin importar los aspectos técnicos en la fotografía, que cambian dramáticamente año con año, Coyne mantiene la competencia sobre imágenes cautivantes. “Creo que hay un deseo para más sentido de realismo en reacción a toda la manipulación digital que hemos visto”, dijo Coyne.

Enseñando el arte real de la fotografía

Los fotógrafos y educadores de fotografía también han tenido que analizar el punto de inflexión de “cuando Photoshop se vuelve un juguete de plástico, en contraste con un vehículo real que vaya de la honestidad a la bondad que te permita volverte creativo”, dijo Bryan Peterson, fotógrafo comercial y creador de la Escuela de Fotografía Picture Perfect, en Estados Unidos.

Dijo que se frustra cuando dirige un taller para estudiantes que no se dan cuenta de que tienen que trabajar para crear las imágenes en primer lugar.

Las herramientas en Photoshop, como Content-Aware Fill de la versión CS5, permiten que las personas quiten cualquier cosa de una fotografía con un clic. Aunque es útil a veces, ha creado a lo que Peterson se refiere como “fotógrafos visualmente perezosos”. En lugar de capturar una escena en la cámara, o volver a tomarla para arreglar un error en el campo, prefieren tomar una mala imagen y trabajarla en Photoshop.

“Prefiero hacer el amor con una mujer que ver pornografía”, dijo Peterson. “Es una experiencia verdaderamente orgánica. Cuando te sientas frente a una computadora, es un ambiente estéril, y como resultado, no puedes hablar con cualquier elocuencia sobre lo que ocurrió cuando tomaste esta fotografía”.

Con recursos como Google Images que nos muestran todo lo que queremos ver, ¿qué hace a la fotografía artística arte después de la llegada de la era digital?

Para Liz Darlington, fotógrafa artística y profesora en el Colegio Savannah de Arte y Diseño en Estados Unidos, varios factores están involucrados en definir el nuevo mundo de la fotografía artística.

“Quieren ver que los fotógrafos tengan una consistencia en la visión. Eso es lo que hace falta en esos sitios de Flickr: muchas imágenes bonitas, pero nada que muestre la intención de un artista. La intención de alguien que toma una fotografía con un iPhone y la modifica con Instagram es muy diferente de alguien que trabaja en una idea durante mucho tiempo y toma la fotografía con intención”.

Darlington enseña a sus estudiantes sobre la importancia de mantener una visión en todas las cosas.

“Muchos de ellos piensan que si pueden aplicar todos los filtros correctos, la composición y cambiar la luz y exposición después del hecho, pueden ser fotógrafos grandiosos. La fotografía se ha vuelto tan fácil que muchos estudiantes no se dan cuenta de cuán fenomenalmente difícil es”.

La esencia de la manipulación

La historia no es algo en lo que la mayoría de las personas piensan cuando utilizan Photoshop, pero muchas de las técnicas disponibles en el software fueron creadas por fotógrafos clásicos.

Mike Mellia, un fotógrafo joven que se encuentre en la encrucijada de la fotografía comercial y artística, hizo un estudio de la historia de este oficio.

Ansel Adams, uno de los más grandes fotógrafos del siglo XX, retocaba sus imágenes. En el cuarto oscuro, Adams hacía que sus sombras fueran más oscuras y modificaba el brillo para hacerlo más luminoso para crear dramáticas fotografías en blanco y negro.

Mellia lo compara con la fotografía HDR moderna, o de alto rango dinámico, que expande el rango limitado de la cámara haciendo capas de la misma fotografía tomada en diferentes exposiciones. Hacer las imágenes más oscuras (burn) y más claras (dodge) son herramientas en Photoshop que los fotógrafos digitales también utilizan.

Brandt señala que la fotografía evolucionó de una larga historia de formas de arte, retratos pintados y realismo que buscaban representar la realidad. La fotografía ayudó a disminuir esa calidad de arte, y la respuesta fueron pinturas abstractas. “Una de las direcciones a las que la fotografía va es expresionista”, dijo Brandt. “Eso podría transformar la fotografía de la misma manera en que la fotografía transformó a la pintura”.

Un nuevo tipo de fotografía orgánica

En lugar de cuestionarse si la fotografía está muerta, Matthew Brandt cree que la tecnología hace trabajar más a los fotógrafos para hacer fotografías que no son como las imágenes que alguien puede tomar en su iPhone sin conocimiento del oficio.

“Creo que se trata de lamentar la pérdida de los procesos viejos, que fueron imperfectos”, dijo. “Sólo tenías una oportunidad para hacerlo bien. Se trata de reducir la velocidad del proceso y volver a la visión”.

Brandt ve la deliberación entre sus compañeros para crear “imágenes al azar”. Eso provoca que el espectador no sólo cuestione la técnica de un artista, sino que debido a que hay tantas opciones de manipulación, ¿por qué escoger la única en particular utilizada en la fotografía?

Siente que es parte de algo; un cambio que combina la fotografía con la abstracción.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Los artistas piensan en los mismos materiales que utilizan en la fotografía”, dijo. “No es nostalgia, sino apreciar la creación de la fotografía, ahora que digitalmente está volviéndose ceros y unos”.

¿Cómo te sientes sobre la manipulación digital en la fotografía? ¿Es inherente o es un obstáculo? Déjanos saber lo que piensas en los comentarios.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×