Decenas de editoriales rechazaron a los escritores más cotizados de Amazon

Varios escritores han comenzado a mostrar su trabajo en el sitio y logrando altas ventas y popularidad
Un nuevo libro electrónico: QUE
John D. Sutter
Autor: John D. Sutter
(Reuters) -

Al menos 27 de los 100 libros más vendidos de Kindle fueron creados utilizando un programa para autores que desean autopublicarse, el sistema llamado Kindle Direct Publishing. Lo cual ha sido llamado: "la cura para la fatiga por los rechazos".

La empresa, que el jueves pasado presentó una serie de nuevos lectores electrónicos y tabletas, precisa que el sistema permite a los autores eludir a las editoriales tradicionales para tratar directamente con Amazon, que puede publicar sus libros digitalmente "en horas". Los autores reciben el 70% de las regalías por la venta de estos libros.

"La mayoría de mis meses son meses de seis cifras", dijo Hugh Howey, un autor de Florida, Estados Unidos, de 37 años, cuya serie de libros digitales Wool fue destacada por Amazon. "Es más de lo que esperaba ganar en un año".

La empresa dice que algunos autores, incluyendo a Theresa Ragen, quien apareció en un video promocional durante la conferencia de Amazon, han vendido cientos de miles de libros.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, mostró en la conferencia una cita de Kathryn Stockett, autora de la novela que está entre los mejor vendidos, The Help, en la que lamentaba ser rechazada docenas de veces antes de que un editor la aceptara.

"¿Qué hubiera pasado si me hubiera rendido a las 15? ¿O a las 40? ¿O incluso a las 60?", dijo la escritora, según la cita de Amazon.

"Lo que se me ocurre es: ¿cuántos autores sí se detuvieron después de 40 rechazos? ¿Cuántos manuscritos grandiosos están guardados en un cajón en algún lugar?", dijo Bezos, de acuerdo con un blog en vivo.

El hecho de que tantos libros autopublicados hayan sido exitosos en Amazon destaca lo que otros escritores dicen que es una tendencia hacia el éxito en la autopublicación digital, que es ofrecida también por empresas como Apple y Barnes & Noble, además de Amazon.

Esto se presenta a pesar de la evidencia de que muchos autores de libros electrónicos autopublicados ganan muy poco dinero. Una encuesta aplicada a 1,007 personas a principios de 2012 indica que los "autores DIY" (DIY son las siglas en inglés de "hazlo tú mismo") ganan 10,000 dólares al año en promedio, y la mitad de ellos gana menos de 500 dólares al año, según el diario británico The Guardian.

Aún así, el sistema funciona para algunos. "El hecho es que los autores ya no necesitan un editor", escribió Bernard Starr en The Huffington Post. "Y más y más escritores se dan cuenta de que si no eres un autor de alto perfil que puede disponer grandes ventas, un editor tradicional hará poco por ti, más allá de editar e imprimir tu libro".

A Howey, autor de la serie Wool, la plataforma de publicación directa le abrió las puertas de una vida que nunca imaginó que fuera posible, en la cual se le paga por escribir de tiempo completo.

Sin la plataforma de Amazon, los libros podrían no haber sido publicados en lo absoluto. Howey nunca promovió la primera edición de Wool, una serie distópica sobre un grupo de personas en la clandestinidad que obtienen toda su información sobre el mundo exterior a través de una sola pantalla digital. No pensó que se vendería.

Luego en octubre de 2011, dijo, sus ventas saltaron de docenas a miles.

"Tomaba fotos de la pantalla y las publicaba en Facebook", dijo, acerca del momento cuando sus libros comenzaron a aparecer en las listas de los mejores 100 de Amazon.

La compilación Wool Omnibus Edition actualmente se coloca en el lugar 193 de la tienda Kindle, aunque fue listada en la conferencia de prensa de Amazon como dentro de las primeras 100, donde ha aparecido antes. "Estaba un poco desconcertado por todo esto".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Howey trabajaba como vendedor de libros y capitán de yates. Ahora su historia fue seleccionada por el director Ridley Scott, según informes de noticias y algunos editores de Nueva York lo han contactado para ofrecerle contratos por sus libros, dijo, pero quiere continuar con autopublicaciones para mantener los derechos de su obra.

"El estigma se fue", dijo Howey acerca de la autopublicación en formatos digitales. "Los editores adquirirán una obra autopublicada si funciona bien. Los lectores realmente sólo están interesados en buenas historias".

Ahora ve
La renegociación de la deuda venezolana se complica con nuevo default parcial
No te pierdas
×