China ‘apantalla’ con nueva TV

Ice Screen, la pantalla inteligente basada en Android, promete ser el futuro de la industria; la fabricante TCL apuesta por las nuevas generaciones y espera aumentar sus ventas internacionales.
pantalla tcl  (Foto: Cortesía Fortune)
Peter Suciu
NUEVA YORK -

En la feria de la electrónica IFA 2012 celebrada el mes pasado en Berlín, uno de los productos que más miradas atrajo provenía de la firma china TCL Multimedia.

La compañía presentó la Ice Screen, una pantalla inteligente de 26 pulgadas basada en Android que al parecer ofrece la funcionalidad de una tablet, a la vez que se propone capturar los cambiantes hábitos de visualización televisiva del mercado joven.

La pantalla debutará en China como parte de una alianza con la proveedora china de Internet Tencent, como el primer producto móvil inteligente de pantalla grande basado en la nube.

Pero no es del todo un televisor. "Es una gran pantalla de 26 pulgadas", explica Hao Yi, gerente general del Emerging Market Business Center de TCL Multimedia. "No sirve sólo para la televisión, ya que la generación más joven no ve la televisión como lo hace la generación anterior".

Aunque la gran mayoría de sus negocios aún provienen de China, TCL también ha analizado expandirse en el mercado internacional de la televisión.

La compañía acaba de divulgar su volumen mensual de ventas de televisores LCD para agosto, reportando un incremento interanual total de 38.7%, con un notable aumento en los equipos con iluminación LED. En su mercado exterior TCL reportó un incremento interanual de 36.5%, con una expansión destacada en mercados emergentes.

"El mercado chino es nuestra columna vertebral y sigue siendo el principal impulsor del volumen de nuestros productos", añade Yi, quien señaló que el 50% de las ventas provienen de sus mercados nacionales, mientras que a nivel internacional el "principal propulsor es América Latina".

Hasta hace pocos años, los equipos de TCL se vendían en Estados Unidos bajo la marca RCA, pero Yi dice que la compañía cambió su estrategia en 2010 para centrarse en cambio en la promoción de la marca TCL. También tiene un acuerdo de licencia con Thomson en Europa.

"Estamos invirtiendo en una nueva imagen de marca, así que es por eso que solamente distribuimos la marca TCL en Estados Unidos y Norteamérica, mientras seguimos teniendo dos marcas en Europa, tanto TCL como la marca Thomson", señala.

La estrategia de dos vías en Europa esencialmente se reduce a la comercialización de los productos TCL para el público más joven, mientras que Thomson apunta más a lo que Yi llama la "marca familiar establecida".

Pero a pesar de que TCL busca cimentar su presencia en Norteamérica, Europa y los mercados emergentes de América Latina, la firma continúa dirigiendo sus esfuerzos hacia la China continental, y por una buena razón.

"El mercado chino de la televisión es realmente el mercado de crecimiento para los fabricantes chinos", apunta Ed Border, analista del sector en IHS iSuppli. "Por el momento, incluso mientras TCL se expande a los mercados de ultramar, la previsión de crecimiento para los fabricantes chinos de televisores va a ser doméstica".

China también es ahora el mayor mercado de aparatos de televisión, con un crecimiento estimado en los próximos años de 55 millones (desde 47 millones) de aparatos vendidos anualmente, una cifra que ahora eclipsa las ventas generadas en Estados Unidos.

TCL, por lo demás, apunta a la expansión mientras sus rivales en Asia registran cierto grado de retracción. "Parte de la oportunidad ha llegado por el hecho de que los fabricantes japoneses de televisores se han contraído", subraya Border. "Las marcas japonesas están reduciendo los volúmenes mientras las marcas chinas están expandiéndose".

La compañía también está buscando nuevos productos, como la pantalla Ice Screen, para atraer al público joven. Si bien hasta la fecha sólo se ha anunciado una versión china, Yi dice que el producto tiene potencial internacional.

La clave es encontrar un proveedor de contenido. "Tencent es como MSN o Facebook en China, con 1,000 millones de usuarios de Internet. Pero el elemento clave en esto es que el contenido provenga de Internet. Así que para llevarlo a otros mercados simplemente necesitamos de un fuerte socio de contenidos", indica.

El dispositivo sin duda podría apelar a los gustos cambiantes para ver televisión, ya que también cuenta con opciones para descargas de música y aplicaciones de Internet. Sin embargo, todavía requiere de una conexión a un servicio en la nube, o de lo contrario es sólo una pantalla sin sintonizador.

"Sería difícil lanzar un único producto para todo el mundo, debido a que está basado en Android no queremos ofrecerlo vacío como puede hacerse con un smartphone", señaló Yi.

Productos como Ice Screen sugieren además que los fabricantes chinos de televisores han superado su viejo problema de reaccionar a las cambiantes tendencias y están intentando adaptarse a la evolución de los mercados.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Esto, sumado a la entrada continua de fabricantes de televisores, ha presentado una oportunidad que no ha existido en el pasado, y que podría ayudar a que TCL, que hoy se sitúa muy cerca de los cinco principales fabricantes de televisores de acuerdo a la división Display Search de NPD, impulsara con éxito su negocio a nivel internacional.

"Los fabricantes chinos de TV están haciendo su tarea, ponerse al día en el desarrollo técnico, algo que normalmente les tomaba varios años a las marcas chinas", dice Paul Gagnon, director en DisplaySearch de la investigación del sector para Norteamérica. "Ellos todavía están rezagados en marketing. Pero si lo resuelven, tendrían una oportunidad real de hacer algo grande en el extranjero".

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×