¿Los teléfonos inteligentes mataron al aburrimiento (y eso está bien)?

Un exceso de tiempo dedicado a los dispositivos electrónicos disminuye el tiempo para la creatividad y la reflexión, según investigadores
El boom de los 'smartphones'
(Reuters) -

Echa un vistazo a tu alrededor a la gente que está haciendo fila para pagar su café, en la estación de tren o mientras espera sus maletas en el aeropuerto.

Es muy probable que una buena parte de ellos esté mirando un dispositivo móvil, entreteniéndose saludando amigos, enviado mensajes o correos electrónicos o jugando un videojuego que hasta hace poco hubiera requerido de una PC o una consola en casa.

“Ese soy yo”, dice Jeromie Williams, un gestor de redes sociales de 36 años y bloguero de Montreal. “Estoy en el autobús. Estoy esperando en una fila…

El otro día estaba con un amigo en un restaurante. Se levantó dos veces, una para fumar y otra para ir al baño. En cuanto él levantaba su trasero de la silla, ¡boom!,ya tenía el iPhone en la mano”.

Gracias a la tecnología ha habido un enorme cambio en lo que la gente hace para matar el tiempo. Aquellas revistas manoseadas en los consultorios ya no son leídas. Los consumidores en la fila de los productos gourmet ignoran a quienes están formados junto a ellos ¿Y simplemente mirar alrededor? Olvídalo.

Entre los teléfonos inteligentes, las tabletas, los lectores electrónicos, nos estamos convirtiendo en una sociedad lista para matar hasta el último segundo de aburrimiento con un toque en una pantalla táctil.

El uso de teléfonos inteligentes, particularmente en EU pero también en otros países, alcanzó un punto de inflexión en 2012. Ahora son mayoría quienes poseen un teléfono inteligente en EU (45%) ante quienes tienen un celular tradicional, según una encuesta del proyecto Pew Internet & American Life.

El 42% de todos los usuarios de teléfonos celulares dice que usan su dispositivo para entretenerse cuando están aburridos. (Los usos que no son de entretenimiento como los mensajes de texto y los correos electrónicos, presumiblemente, elevarían la cifra aún más).

“Hago todo con mi teléfono”, dice Alejandra Reed, de 39 años, una profesionista independiente y madre soltera de Carolina del Norte.

“Tengo cinco cuentas de correo electrónico para cosas diferentes. Tengo dos teléfonos, uno para negocios y otro personal. Usó las aplicaciones Mapquest, Google, Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest, Linkedln, Google Plus, CNN, ESPN…”

¿Esto mata el aburrimiento? Por completo, dice.

“Incluso cuando estoy manejando puedo tener abierto Facebook”, cuenta. “En el semáforo rojo lo primero que hago es ver mi teléfono, me pongo un poco ansiosa si no leo las notificaciones”.

Los investigadores dicen que esto tiene sentido. Juguetear con nuestros teléfono, explican, satisface la necesidad básica del ser humano de matar el aburrimiento por cualquier medio posible.

Christopher Lynn, un profesor en antropología de la Universidad de Alabama compara tocar los teléfonos inteligentes con fumar un cigarro. Ambos pueden ser “pivotes”, dice, cosas que nos llevan de la monotonía del día a día a un juego no programado.

“Los teléfonos inteligentes son como cigarros, como comida chatarra, como mordernos las uñas o garabatear”, escribió Lynn en un ensayo. “¿El espacio vacío de tu mente y el mundo a tu alrededor te mandan al olvido cuando caminas en un campus o cruzas una calle? Saca tu ‘smartphone’ y revisa de nuevo tu correo electrónico. Ese auto te esquivará”.

Con los juegos, música, videos, redes sociales y mensajes, los teléfonos inteligentes “superestimulan” el deseo humano por el juego cuando las cosas se ponen aburridas, dijo Lynn a CNN en una entrevista. Y cree que la sociedad actual podría estar intensificando ese deseo.

“Cuando estás habituado a la estimulación constante, cuando te falta, no sabes qué hacer contigo mismo”, dice. “Cuando no estamos acostumbrados a tener tiempo de inactividad, se convierte en ansiedad. ‘Dios mío, debería estar haciendo algo’. Y buscamos nuestros teléfonos inteligentes. Es nuestro alivio omnipresente a eso”.

Entonces, ¿nuestros teléfonos son brutalmente eficientes al satisfacer un antiguo deseo? ¿Eso es algo positivo?

 

Investigadores del Centro de Investigación en Asuntos Sociales de Inglaterra, en Oxford, temen que no sea positivo. Desde su punto de vista, al usar casi cada segundo de inactividad en nuestros teléfonos estamos perdiendo costumbres creativas y potencialmente gratificantes con las que antes enfrentábamos el aburrimiento.

“Una sobrecarga de información de todas partes significa que puede haber poco tiempo para los pensamientos personales, la reflexión y simplemente andar por las nubes", escribieron los investigadores.

Williams, el bloguero de Montreal, lo admite.

“Una cosa que desafortunadamente extraño es ese tiempo de silencio en el que puedo pensar en algo sobre lo que quiero escribir, cuando, por ejemplo, si estoy aburrido, abro una hoja de Word y escribo algo”, dice. “En cambio, llega Infinity Blade II y me pongo a matar titanes”.

“Antes de que llegaran los teléfonos inteligentes, tenías ese tiempo en que te sentabas en el trasporte público y tu mente vagaba y pensabas en cosas alucinantes. Sacabas esas cosas viejas llamadas pluma y papel y lo escribías”.

El asistente de investigador de 25 años, Joel Marx, está en desacuerdo. Él tiene dos trabajos y ve su teléfono como una forma de ser productivo, mantenerse informado en los ratos libres de su día ajetreado. Recurre a él para diversión, pero también para investigar y organizar.

"Siento que me da un descanso de inmediato", dijo. “Incluso encuentro ayuda que me anima a seguir adelante durante el día y estar en contacto con las cosas del mundo exterior.  La mayoría de las veces, no habría hecho nada durante esos tiempos de todos modos".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Reed, la madre de Charlotte, admite que el uso de su celular algunas veces la distrae de su trabajo o incluso de ver una película, pero en comparación con otras formas de matar el tiempo cree que el celular es una buena opción.

“De hecho me siento más productiva leyendo cosas en redes como Twitter y Facebook que si solo me sentara a ver la televisión”.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×