HP, la más sobrevalorada en la historia

El valor de su acción ha caído 33.5% en lo que va del año y tiene el peor desempeño de Dow Jones; al igual que Dell, HP se quedó atascada en un negocio cuya época de oro ya pasó.
HP  (Foto: Archivo)
Paul R. La Monica*
NUEVA YORK -

Cuando tus acciones cotizan a sólo 4 veces los beneficios estimados para el próximo año, podrías pensar que el precio de la acción no puede caer más... pero Hewlett-Packard está demostrando lo contrario. A pesar de que los títulos de HP parecen ridículamente baratos, sus acciones siguen cayendo en picada. El papel ha perdido un 33.5% este año, convirtiéndose de lejos en el título con peor desempeño en el Dow Jones Industrial Average.

Para colmo, HP está en camino de ser uno de los mayores perdedores del Dow por tercer año consecutivo. HP se desplomó un 40% el año pasado, apenas por detrás de las pérdidas de Alcoa  y Bank of America. Y también fue la compañía con peor rendimiento en el Dow en el año 2010, cayendo cerca de un 20%.

La CEO Meg Whitman, quien asumió la dirección de HP el año pasado tras el breve y desastroso mandato de Leo Apotheker, tendrá que convencer a un Wall Street cada vez más escéptico de que la compañía puede cambiar su suerte.

La empresa tendrá una crucial reunión con analistas el próximo miércoles. A menos que el gigante de la informática anuncie que ha encontrado una nueva fuente de ingresos (tal vez regentando las imprentas de papel moneda para la QE3 de la Reserva Federal, sí, claro) los inversionistas seguramente estarán decepcionados.

HP, al igual que su principal rival Dell, se ha quedado atascado en un negocio cuyos mejores días ya pasaron. HP no abrazó la revolución móvil y está pagando el precio.

Basta mirar los precios de las acciones de Apple y del desarrollador de Android, Google, las cuales han alcanzado recientemente máximos históricos, para saber que los consumidores y las empresas cada vez abandonan más los equipos de escritorio y los ordenadores portátiles a cambio de los menos voluminosos smartphones y tablets.

En una reciente entrevista en Fox Business Network, Whitman dijo que HP necesitaba ofrecer un smartphone. El problema es que HP ya ha lo ha intentado...y fue un fracaso colosal.

HP adquirió al fabricante de dispositivos móviles Palm en 2010 por 1,200 millones de dólares. Después de promocionar ampliamente un nuevo teléfono inteligente Veer (¿no recuerdan esos anuncios de televisión con el campeón de boxeo Manny Pacquiao?) HP esencialmente clausuró Palm y ahogó cualquier negocio relacionado con el teléfono y la tablet.

¿Por qué deberían confiar los inversionistas en que otro intento en el mercado de la telefonía móvil será más exitoso? Quizás HP puede dedicarse en su lugar a desarrollar una mejor aplicación de mapas para iOS 6 de Apple.

Para mí, es bastante revelador que Microsoft decidiera que necesitaba entrar por su cuenta en el mercado con su propia tablet, la Surface de próximo lanzamiento, en lugar de confiar en sus habituales socios de hardware, como HP y Dell, para idear ‘gadgets' que funcionarían mejor con el próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 8.

Whitman claramente tiene que hacer más para que HP tome un rumbo similar al de IBM, e intensifique esfuerzos en software y servicios en lugar de las computadoras, las impresoras y otros aparatos de bajo margen.

Para ser justos, HP ha estado tratando de acentuar los servicios y el software desde la era de Carly Fiorina. Bajo su mandato, HP hizo una oferta para comprar el negocio de consultoría PwC de PricewaterhouseCoopers en el año 2000.

El acuerdo se derrumbó después de que HP y PwC no pudieron acordar un precio. IBM (alias Big Blue) terminó comprando la división en 2002. HP compró Electronic Data Systems en 2008 bajo el CEO Mark Hurd, quien también orquestó varias compras de software.

Pero eso no ha sido suficiente para superar la debilidad en el negocio del hardware. Es por ello que sigo refiriéndome a HP como "IBM Lite" y "Little Blue".

Se prevé que las ventas y los beneficios de HP caigan este año fiscal (que termina en octubre). Los analistas pronostican que las ganancias por acción sólo se incrementarán en un 3% en el año fiscal 2013, y que los ingresos disminuirán una vez más.

Es por eso que, a pesar de cotizar a sólo 4 veces las ganancias estimadas, HP podría aún así ser la empresa más sobrevalorada en la historia.

Wall Street está pronosticando un crecimiento promedio anual de las ganancias de sólo el 2.7% para los próximos años, por lo que el ratio PEG (el cociente de precio/beneficio dividido por el crecimiento de sus ganancias proyectadas) de HP es de 1.5.

Eso no es bueno. Los ratios PEG se utilizan a menudo para justificar múltiplos más elevados de precio/ beneficio para empresas en crecimiento rápido, es decir, acciones del sector tecnológico que tienen un mejor desempeño que HP.

Utilizando esta medida, HP es más cara que Apple (cuyo PEG es de 0.55), más costosa que Google (con PEG de 1), que IBM y Microsoft (ambos con PEG de 1.1). Diablos, incluso Facebook, que se cotiza a 33 veces las estimaciones de ganancias para 2013, es más atractiva que la acción de HP cuando se toma en cuenta la tasa de crecimiento de la red social; el PEG de Facebook es de 1.2.

HP quizás llegue a descubrir qué es lo que necesita hacer para revitalizar su otrora orgullosa marca. Whitman pueden verse obligada a repensar la idea de escindir o vender el negocio de la PC, una decisión originalmente tomada por Apotheker que ella revirtió. O bien, si la empresa decide que necesita para ser un líder en hardware, tendrá que encontrar formas de reducir costos y centrarse más en la innovación.

Mi colega Kevin Kelleher, de la revista hermana Fortune, señaló la semana pasada que HP ha invertido mucho menos en investigación y desarrollo en los últimos años que IBM.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero una cosa es cierta: las acciones de HP no son una ganga. Los operadores suelen aconsejar que nunca se debe tratar de atrapar un cuchillo en picada. HP parece más un machete en picada...

Las opiniones expresadas en este comentario son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica, quien aparte de Time Warner y Abbott Laboratories, no posee ninguna posición accionaria.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×