Estación de radio despide a los conductores que hicieron la 'broma real'

El comunicado dice que los conductores no hablarán del tema, por lo que no volverán a su programa "hasta nuevo aviso"
catalina de cambridge
catalina-cambridge  catalina de cambridge  (Foto: )
  • A+A-
Por: Dorrine Mendoza
Autor: Dorrine Mendoza
(CNN) -

Los conductores del programa 2Day FM que hicieron la llamada de broma la hospital donde se encontraba Catalina, la duquesa de Cambrigde, no volverán al aire, informó la estación Southern Cross Austereo (SCA) en un comunicado.

El comunicado dice que los conductores están "profundamente conmocionados" y que no hablarán del tema, por lo que no volverán a su programa de radio "hasta nuevo aviso".

La SCA dijo que "están profundamente entristecidos por la trágica noticia de la muerte de la enfermera Jacintha Saldanha, del Hospital Rey Eduardo VII y extendemos nuestro más sentido pésame a su familia ya todos los que han sido afectados por esta situación en todo el mundo", publicaron en su sitio de internet.

Una de las enfermeras que fue engañada con una llamada telefónica de broma en la que se pedía información acerca de Catalina, la duquesa de Cambridge, supuestamente se suicidó este viernes. Usuarios de las redes sociales rápidamente culparon a los dos conductores de radio que hicieron la llamada y la promovieron en Facebook.

Su impacto en las redes

La estación australiana 2DayFM posteó este miércoles el audio de la llamada de broma en su página de Facebook con el subtítulo: "Escuchen la broma de la que todo el mundo habla. ¿Pueden creer que Mel y MC se salieron con la suya con estos dudosos acentos?"

El hashtag #royalprank se retuiteó más de 15,000 veces en Twitter luego de que la estación empezara a promover la llamada, e incluso siguió utilizándose después de que se supiera que la enfermera había muerto.

Catalina, la esposa del príncipe Guillermo de Gran Bretaña, fue hospitalizada porque sufría de náuseas matutinas graves debido a su embarazo.

La broma se convirtió en noticia internacional ya que la enfermera, que creyó que los conductores eran la reina Isabel y el príncipe Carlos, transfirió la llamada a una segunda enfermera que finalmente reveló algunos detalles acerca del estado de Kate Middleton.

Rápidamente volvieron a tomar fuerza las preocupaciones acerca de la privacidad y los medios que surgieron en Gran Bretaña durante el escándalo de News of the World, y una vez más sobre las fotos topless de Catalina que fueron publicadas. 

Sin embargo, el mismo príncipe Carlos bromeó acerca del incidente luego de ser contactado por la estación de radio. La noticia de la broma se compartió profusamente en las redes sociales; entre el martes y el jueves se crearon y compartieron al menos 5,000 enlaces.

En ese momento, el analista de la realeza, Robert Jobson, dijo que no creía que la estación de radio hubiera tenido la intención de invadir la privacidad.

El hospital identificó a la enfermera con el nombre de Jacintha Saldanha. Cuando se divulgó la noticia de su muerte, la página de Facebook de 2DayFM se vio inundada por los comentarios.

Un usuario llamado Gary Dawson posteó: "¡Debería darles vergüenza tener todavía esta llamada perversa en el sitio! Qué vergüenza para los conductores y qué vergüenza para la estación".

A las 10:54 horas (del este de Estados Unidos), se habían posteado 700 comentarios. Veinte minutos después, la cifra había aumentado a más de 1,100 y seguía aumentando rápidamente.

En la página de Facebook Hot30 Countdown, en la que también se promueve a ambos conductores de radio, no había ninguna publicación acerca de la broma, pero eso no evitó que la gente comentara en ella. Los posts de 2DayFM, incluido el audio de la broma, se borraron a las 11:41 horas.

Aunque no se sabe si Saldanha se vio sometida a escrutinio después de la broma, el hospital declaró que la habían apoyado. Ni la policía ni el hospital culparon públicamente a la estación de radio por la muerte de Saldanha.

En el palacio St. James, un vocero dijo: "El duque y la duquesa de Cambridge están profundamente entristecidos por la noticia de la muerte de Jacintha Saldanha".

Para la mañana del viernes, la cuenta de Twitter del conductor de radio, Michael Christian (@MContheradio) había publicado cinco actualizaciones de la broma en las últimas 12 horas. Para las 11:22, la cuenta había sido eliminada.

También se borró la cuenta de la otra conductora, Mel Greig, (@MelGreigHot30). La estación y su matriz, Southern Cross Austereo emitió la siguiente declaración:

"El director ejecutivo, Rhys Holleran, habló con los presentadores, quienes están profundamente perturbados y en este momento han acordado no hacer comentarios acerca de las circunstancias. SCA y los conductores han decidido que no regresarán a su programa hasta nuevo aviso por respeto a lo que solo puede describirse como una tragedia".

La declaración completa se posteó en la página de Facebook de 2DayFM y en una hora recibió más de 4,400 comentarios y se había compartido 234 veces. En uno de los comentarios había un enlace a una petición en línea para despedir a Greig y Christian.

Al momento de redactar esta nota, se había recabado 1,985 firmas en línea de todas partes del mundo. En la introducción se declara que "los periodistas deberían estar sujetos a estándares más elevados". Sin embargo, también hubo llamados a alejarse de la tragedia inmediata.

"¿Saben por qué los patriotas como yo defendemos esta clase de expresión hasta la muerte?", posteó un analista de CNN. "Para hallar la respuesta, pregúntate lo siguiente: ¿Quién decide qué clase de discurso es apropiado o inapropiado? ¿Quién decide qué clase de discurso es ofensivo o no?

"¿Cuál será la pena para castigar mi supuesta falta? No podemos darnos el lujo de tratar de diferenciar el discurso correcto del incorrecto. Esto pone en tela de juicio todo lo demás y abre la puerta a los tiranos y permite que se persiga a los que no piensan de forma semejante.

"La enfermera pudo haber exagerado, cualesquiera que hayan sido sus razones. Es triste, pero eso es todo. No debería perseguirse ni castigarse a nadie por esto".

Otras personas reaccionaron y argumentaron que no toda la expresión está protegida y que nadie es inmune a los efectos negativos de los actos irresponsables.

Otros más dijeron que la discusión era estéril, ya que "ni la constitución ni la declaración de derechos de Australia hablan explícitamente de la libertad de expresión".

James Breen escribió en la página de Hot30 Countdown: "Aquí tienen un experimento social: tratar a la gente con simple decencia y respeto".

Ahora ve