Instagram anuncia que podrá vender fotos de sus usuarios para publicidad

Cambios a las políticas de privacidad y términos de uso guiados por Facebook han causado indignación entre los usuarios de la aplicación
| Otra fuente: 1

Nota del editor: Debido a fuertes críticas en internet, Instagram rectificó los cambios en sus políticas de uso este martes y dijo que no vendería las fotos de sus usuarios. Puedes leer sus aclaraciones aquí.

(CNNMéxico) — Instagram anunció el lunes que podrá vender las fotos de sus usuarios con fines publicitarios sin la obligación de remunerarlos económicamente, en una actualización de sus políticas de privacidad y términos de uso.

La red social de fotografías filtradas hizo el anuncio casi tres meses después de ser adquirida por Facebook.

“Parte o todo el servicio puede ser apoyado por ingresos de publicidad”, indicó la aplicación en el documento publicado el lunes.

“Para ayudarnos a ofrecer contenidos interesantes pagados o patrocinados, usted acuerda que un negocio o cualquier otra entidad nos pague para mostrar su nombre de usuario, apariencia, fotos (junto con cualquier metadato asociado) y/o acciones que tome, con relación a contenidos o promociones pagados o patrocinados, sin ninguna compensación para usted”.

Según la explicación de Instagram, el servicio no reclama la propiedad de ningún contenido al inscribir a sus usuarios, pero pide de ellos una licencia para uso extenso de los materiales. El nuevo texto elimina el anteriormente usado término “licencia limitada” e introduce “transferible” y "sublicenciable”, dos cambios clave para la venta de imágenes.

Esta política entrará en vigor el 16 de enero próximo junto con los nuevos términos de uso. En esa fecha, quienes continúen usando el servicio estarán otorgando un derecho a perpetuidad a Instagram sobre sus fotos, aunque posteriormente den de baja su cuenta.

Bajo los nuevos lineamientos, Instagram podría, por ejemplo, vender fotos a un hotel donde sus usuarios pasaron sus vacaciones, permitiendo que sus rostros aparecieran en promocionales del establecimiento. Esto sin mencionar el hecho de que un tercero lucre con un contenido elaborado por los usuarios sin compartirles regalías y sin reparo en los riesgos del uso de la información privada.

El anuncio de los cambios fue repudiado por la comunidad internauta que hace dos años aplaudió la llegada de la aplicación.

En Twitter, la etiqueta #instagram se convirtió una tendencia en Estados Unidos por las críticas contra la aplicación. “Echaré de menos #instagram pero esto es intolerable!!”, escribió @texaskindaway, usuaria de Texas. Otro usuario aseguró que el nuevo servicio se convertirá en la agencia fotográfica más grande del mundo, sin remuneración para sus autores.

Analistas y expertos se unieron a las críticas.

Varios medios electrónicos internacionales hicieron eco a la opinión del fotógrafo neoyorkino Clayton Cubbit, quien se refirió en su cuenta a la nueva política como “una nota de suicidio”.

El especialista de redes sociales, Chris Taylor, escribió en un artículo publicado por el sitio Mashable que los cambios anunciados por Instagram e impulsados por Facebook ponen a la venta la vida de los usuarios, según escribió el analista en redes sociales.

“Cada vez que Facebook ha alterado sus políticas de privacidad, ha llevado a un retroceso y han sido forzados a retractarse. Hay un costo cuando ellos se meten con la privacidad de la gente. La gente está muy molesta”, afirmó el presidente del sitio tecnoloógico TechMarketView, Richard Holway.

La revista Wired, especializada en tecnología, publicó una guía del usuario para salir de la aplicación e impedir la comercialización de sus imágenes.

Ahora ve
No te pierdas