'Gadgets' para cuidar la salud de los niños, ancianos y deportistas

La exposición en Las Vegas incluyó aparatos que recuerdan a pacientes cuándo tomar medicinas, motivan a ejercitarse y miden los avances
Autor: Heather Kelly
(Reuters) -

Cualquier podómetro contará tus pasos, pero una buena aplicación móvil con conexión a internet puede presionarte, animarte e incluso avergonzarte para que dejes esa malteada, te levantes del sillón y cumplas tu meta de mejorar tu condición física.

Desde hace años existen sensores que registran la información acerca de tu condición física, tus rutinas diarias, signos vitales, peso o hábitos de sueño; sin embargo, en el Consumer Electronics Show (CES) de este año, en Las Vegas, los dispositivos que sincronizan datos de manera inalámbrica con la nube y en aplicaciones para smartphones atrajeron los reflectores.

Los sensores estuvieron presentes en relojes de pulsera, muñequeras, ganchos para cinturón, en ropa interior y sostenes; audífonos ergonómicos, equipo de ejercicio y parches adhesivos a la piel. Muchos de los fabricantes de dispositivos dijeron que era cuestión de tiempo para que estuvieran presentes en la ropa de uso diario y tal vez hasta en tu cuerpo.

Conoce algunos cómo esta tecnología ayuda a mejorar tu calidad de vida:

Gadgets para ejercitarte

Los quioscos más grandes están dedicados a los rastreadores de ejercicio. Los podómetros (dispositivos que cuentan los pasos y la distancia recorrida) existen desde hace cientos de años. Sin embargo, la tecnología reciente inspiró el renacimiento este dispositivo con mejoras: ahora cuentan también las calorías, cuántos escalones subes e incluso registran tus patrones de sueño. 

La empresa fabricante de rastreadores para ejercicio Fitbit lanzó en el CES su más reciente producto, el Fitbit Flex. La muñequera de 100 dólares está disponible en varios colores, es resistente al agua y en vez de pantalla tiene una pequeña fila de puntos que se encienden.

Cada 15 minutos carga automáticamente los datos en tu iPhone, en tu Samsung Galaxy Note II o Galaxy S III. Una vez sincronizada, la información aparece en la aplicación o el sitio web en forma de gráficas coloridas que representan tu progreso y un resumen de tus objetivos.

Para mantener a los usuarios en el camino correcto, Fitbit integra efectivos trucos de entrenamiento y capacitación. Por ejemplo, puede enviarte mensajes de ánimo, burlas e insignias de reconocimiento. También funciona como una pequeña red social y te permite conectarte y competir contra tus amigos.

El pequeño rastreador para ejercicio Fitbug Orb también registra los pasos y las horas de sueño, pero este dispositivo redondo está diseñado para insertarse en una variedad de monturas como un extensible o un gancho para ropa interior. También cuenta con una aplicación, ofrece servicios de entrenamiento en línea y solo costará 50 dólares cuando salga a la venta a mediados de este año.

La empresa francesa Withings debutó en el CES con su nueva báscula inteligente, la Smart Body Analizer, que calcula el peso, la grasa corporal y tu ritmo cardiaco. Para estar sano es importante contar con un ambiente saludable en el hogar, así que la báscula examina la calidad del aire, mide los niveles de dióxido de carbono y la temperatura de la habitación. Los datos se envían de forma inalámbrica a un dispositivo iOS o Android. La báscula saldrá a la venta a principios de este año y costará 150 dólares.

La salud de los niños

¿Los videojuegos pueden servir para mantener sanos a los niños?

En UnitedHealthcare, el mayor proveedor de servicios de salud en Estados Unidos, creen que es posible. De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, en ese país el 17% de los niños y adolescentes de entre dos y 19 años tienen obesidad. Invertir ahora en la salud de los niños y reducir ese porcentaje podría ahorrar dinero a todas las aseguradoras en los años por venir.

Recientemente, UnitedHealthcare lanzó un programa en tres escuelas que contempla el uso de un popular videojuego para estimular el ejercicio. Se asociaron con los creadores de Dance Dance Revolution para desarrollar una versión de este juego similar a una clase de educación física amigable.

"Queremos llevarlo a las áreas donde hay pocas opciones para la actividad física", explicó Robert Plourde, vicepresidente de innovación, investigación y desarrollo de UnitedHealthcare.

La empresa también desarrolla un interesante proyecto beta que transforma un Xbox Kinect en un entrenador de terapia física. Cuenta las repeticiones y monitorea los movimientos corporales para garantizar que los ejercicios se hagan correctamente.

El rastreador de actividad ibitz PowerKey, de GeoPalz, y la aplicación móvil que lo acompaña es solo para niños. El podómetro, que cuesta 50 dólares, cuenta los pasos como puntos que se pueden acumular para canjear premios en Amazon, desbloquear niveles del juego y ganar insignias. Los padres pueden revisar el progreso de sus hijos en sus propios smartphones.

También existe una diadema que detecta la actividad eléctrica en el cerebro para mejorar la salud mental de los niños. El juego Focus Pocus de NeuroSky, que cuesta 149 dólares, se presentó el año pasado y ayuda a las personas con déficit de atención (TDAH) a afinar su concentración y su habilidad para controlar impulsos.

Los jugadores se ponen la diadema y colocan en su frente el sensor adjunto, que muestra si están concentrados o distraídos. Conforme juegan se les recompensa por concentrarse o completar tareas. Durante las pruebas del juego se observaron mejoras en la concentración después de un periodo de entrenamiento.

Recientemente, Puzzlebox usó la misma tecnología para hacer funcionar un helicóptero de juguete. Menos terapéutico y más cool: el Orbit se eleva cuando te concentras y puede caer si pierdes la concentración. El producto, que empezó como una campaña en el sitio Kickstarter, cuesta 189 dólares y saldrá a la venta pronto.

Al pendiente de adultos mayores y enfermos 

Algunos de los desarrollos más prometedores en el campo de la tecnología para la salud están dirigidos a las personas que tienen enfermedades crónicas como insuficiencia cardiaca, párkinson, hipertensión o diabetes.

Con los sensores y aplicaciones adecuados, es posible tomar una lectura en casa y transmitir los datos a la nube, desde donde los médicos pueden monitorear el progreso y buscar señales de alerta que podrían pasar por alto durante una breve visita al consultorio.

Entre los sistemas conectados a la red de Ideal Life hay pequeños dispositivos que miden la glucosa en la sangre, la presión sanguínea, el ritmo cardiaco y la saturación de oxígeno, y tienen una escala especial para quienes tienen insuficiencia cardiaca congestiva. En el CES, la empresa anunció que se asociaría con ADT para desarrollar un sistema de alerta integral.

El envío de notificaciones de cambios en la salud es útil para los adultos mayores que viven solos. En vez de los botones de emergencia tradicionales que se llevan alrededor del cuello, los sensores pueden alertar a los cuidadores de cualquier cosa inusual. Ni siquiera tienen que ser sensores de salud. Los sistemas caseros conectados a la red como el Iris, de Lowe, se pueden programar para que envíen un mensaje de texto cada vez que un adulto mayor omita una actividad regular como abrir el refrigerador o encender la luz.

Finalmente, la inteligente uBox es un gadget para adultos mayores (o cualquier persona que deba tomar pastillas) que se conecta a través de un smartphone. Esta caja redonda de diseño funcional avisa a las personas que es momento de tomar sus pastillas a través de una combinación de pitidos, luces parpadeantes y recordatorios en el smartphone.

Si ya se tomó la pastilla correspondiente, la caja permanece cerrada para que cualquier persona olvidadiza o con demencia no tome una dosis doble. La uBox notificará a los familiares o proveedores de servicios de salud si se omitió una dosis. La empresa, fundada por ingenieros del Tecnológico de Massachusetts, está reuniendo fondos en Indiegogo.

Ahora ve
No te pierdas