Los gigantes de internet desafían la 'Gran Muralla web de China'

El gobierno chino y los gigantes de internet como Google, Facebook o Yahoo! se enfrentan por la censura
chinese
china internet  chinese  (Foto: )
Autor: Alexandra Hoegberg
(Reuters) -

Tanto para las empresas locales como para las internacionales, no cumplir con las regulaciones estrictas para internet en China es un riesgo para que tu presencia en línea sea restringida o cerrada completamente.

Con la llamada Gran Muralla web china o Gran Cortafuegos chino, los sitios web, desde periódicos hasta servicios de microblogging, están bajo un intenso escrutinio de censores del gobierno que prohíben temas considerados inadecuados.

"El punto es que hay una lista de temas que los medios locales e internacionales ubicados en China The Party Line: How The Media Dictates Public Opinion in Modern China.

Algunos gigantes de internet como Facebook y Twitter están bloqueados en China desde que algunos manifestantes usaron la red social de Mark Zuckerberg para organizar protestas masivas en la provincia de Xinjiang, al noroeste del país, en 2009.

Incluso, algunos personajes públicos como Cristino Ronaldo abren cuentas en redes sociales chinas para tener acceso a los más de 500 millones de internautas en ese país.

YouTube, propiedad de Google, también fue bloqueado en 2009. Se especuló que la prohibición fue causada por un video que mostraba como un grupo de tibetanos era golpeado, en conexión con algunos disturbios que ocurrieron el año anterior, según reportó CNN en ese momento.

Otras empresas, como el buscador Yahoo!, han optado por cooperar con las autoridades para permanecer en el mercado local. Yahoo! y varias otras empresas de tecnología fueron atacadas en Estados Unidos en 2006 por proporcionar a las autoridades chinas información sobre sus usuarios.

Las grandes organizaciones internacionales de noticias también han padecido los efectos de la censura en China, y frecuentemente encuentran bloqueados sus servicios cuando reportan cuestiones que son consideradas sensibles por el gobierno chino. Los sitios web de The New York Times y Bloomberg fueron bloqueados recientemente después de publicar artículos poco halagadores acerca de la riqueza acumulada por las familias de algunos miembros del Partido Comunista en China.

El gigante de internet Google también ha tenido dificultades en el país asiático desde que lanzó su interfaz en chino, google.cna principios de 2006. A lo largo de los años siguientes surgieron varias disputas.

Inicialmente, la empresa accedió a censurar el contenido en conformidad con las regulaciones chinas de internet. Sin embargo, después de un sofisticado ciberataque a Google en 2009, que supuestamente se originó en China, Google decidió que ya no acataría la censura del estado y en 2010 redirigió su tráfico desde China continental hacia su sitio no censurado ubicado en Hong Kong (google.hk). En junio de 2010, retiró la redirección y reabrió google.cn.

A pesar de su fama de ser una empresa que se esfuerza por tener un mayor acceso a la información en línea, Google recientemente fue acusado de sucumbir a la "autocensura", después de que la empresa eliminó una función que destacaba el contenido bloqueado en su buscador chino.

La acusación vino de GreatFire.org, una organización que monitorea la libertad de internet en China, y que reportó que la función de Google fue eliminada entre el 5 y el 8 de diciembre.

Un gerente de Comunicaciones de Políticas en Google, Taj Meadows, confirmó que la función fue deshabilitada alrededor de esa época, pero declinó hacer más comentarios. Google no quiso emitir declaraciones sobre las acusaciones de autocensura.

Esta función informaba a los usuarios, cuando ponían un término de búsqueda, que el concepto podría estar bloqueado. Cuando se realizaba una consulta sensible, aparecía el mensaje: "Hemos observado que la búsqueda de [palabra censurada] en China continental podría interrumpir temporalmente tu conexión a Google. La interrupción está fuera del control de Google".

La función fue lanzada en mayo, en respuesta a los problemas de búsqueda que enfrentaban los usuarios en China. Algunos reportaban recibir mensajes como "este sitio web no está disponible" o "la conexión fue restablecida", antes de que el acceso a Google estuviera temporalmente deshabilitado, según el propio blog oficial de Google Search, Inside Search.

Las interrupciones en la conexión estaban "correlacionadas estrechamente con las búsquedas de un determinado subconjunto de consultas", escribió en Inside Search el vicepresidente de Google, Alan Eustace, cuando lanzaron la función. Aproximadamente 100,000 búsquedas populares en China fueron revisadas por ingenieros en Estados Unidos, quienes lograron identificar determinados términos de búsqueda problemáticos. "Esperamos reducir estas rupturas y mejorar la experiencia de nuestro usuario desde China continental", dijo.

Cuando la función fue presentada, la revista de política internacional Foreign Policy escribió en su edición en línea que "lo que los ejecutivos de Google no discutirán (al menos públicamente) es el hecho obvio de que exponen las tácticas de censura del gobierno chino en una forma sin precedentes".

Las autoridades chinas recibieron la función con poco entusiasmo, y de inmediato tomaron medidas para bloquearla, según Greatfire.org. "A su vez, Google reaccionó cambiando la URL de este archivo, la cual fue bloqueada de nuevo. El juego del gato y el ratón terminó (…) cuando Google genialmente incorporó toda la función al HTML de su página de inicio", reportó GreatFire.org.

Los esfuerzos de China para bloquear la función causaron tanto daño al buscador en ese país, que empeoró la experiencia del usuario, y ese fue el motivo por el cual Google finalmente la eliminó, de acuerdo con un especialista en internet familiarizado con la situación.

Martin Johnson, fundador de GreatFire.org y FreeWeibo.org, dijo que Google se las arregló para incorporar la codificación de la función en su página principal de forma que las autoridades no pudieran quitarla con nada, excepto con un bloqueo completo a Google.

"La eliminación de la función sugiere que [Google] cedió a las demandas de las autoridades, quizá bajo amenazas de que de otra forma serían bloqueados completamente (…). Hay muchas más cosas que podrían hacer, como redirigir a los usuarios a la versión HTTPS de su buscador, que imposibilitaría para las autoridades bloquear palabras clave individuales", dijo Johnson, y añadió que algunos eventos recientes han disminuido las expectativas de la capacidad de Google para ampliar los límites en China.

Sin embargo, Doug Young, en la Universidad Fudan, señala que Google es una empresa comprometida con libertad de búsqueda de información, y cree que es más probable que la función haya sido eliminada debido a dificultades técnicas.

"Ellos [el gobierno] no quieren bloquear a Google completamente, pero aún hacen lo que pueden para que la experiencia del usuario sea tan horrible como sea posible", dijo Young. Los usuarios de internet en China están conscientes de que sus búsquedas son filtradas y censuradas de varias formas, añadió, "sólo nos hacemos daño al añadir tecnología extra que el gobierno puede utilizar para frenar al buscador".

Ahora ve
No te pierdas