Una fábula 'reinventa' la sabiduría maya en dispositivos electrónicos

El dios mono de la creatividad llega a los libros electrónicos para fomentar el interés por el mundo prehispánico entre nativos digitales
| Otra fuente: CNNMéxico

En 2009, el hijo de María Cristina Pérez pasaba su tiempo libre con videojuegos de Pokémon, la franquicia japonesa de seres fantásticos con poderes sobrenaturales. La afición de Antonio impulsó a su madre a buscar materiales con los mismos principios, pero con temas relacionados con su entorno y basados en cosmogonías prehispánicas, en "sus raíces".

La búsqueda derivó en una serie de historias basadas la cultura maya, que además de estar en formato de libro tradicional las ha llevado a las "plataformas naturales" de los niños: videojuegos, apps y redes sociales.

Las fábulas de Chuen —el dios maya de las artes y la creatividad— nació a fines de 2009: 11 relatos ambientados en el mundo maya.

El proyecto, en el que participan una veintena de escritores, artistas y diseñadores mexicanos, presenta historias que abordan temas como el bullying (abuso escolar), el cuidado de la naturaleza y la tolerancia.

“Los acercamos (a los niños) a la literatura, a la cultura y al arte desde un idioma que ellos conocen”, explica Pérez, refiriéndose a las plataformas digitales.

Casi tres años después, Antonio, que ahora tiene nueve años, conoce el significado de algunas palabras en maya y rasgos generales de esta cultura milenaria del sureste de México y parte de Centroamérica. Los creadores de Chuen buscan que este efecto se reproduzca en otros niños.

Reimaginando la cultura maya

El proyecto “representa todo eso que somos en muchos sentidos, al mismo tiempo que nos habla de una versión nueva de la cultura maya y sus aportaciones sensibles al mundo actual”, dijo a CNNMéxico Alejandro Pérez Cruz, académico de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e ilustrador de la fábula El sufrimiento de una estrella.

Esta historia fue escrita por Eduardo Villegas y narra la historia Chicum Ek, un menor atormentado por las perforaciones y deformaciones faciales practicadas en los rituales mayas de transición a la edad adulta. “El verdadero valor está dentro de ti, no hagas nada tonto por demostrarlo”, señala la moraleja de la fábula.

“La historia es un 90% de imaginación, de ficción. Las coordinadas históricas y culturales están basadas en mis lecturas de esta cultura”, dijo a CNNMéxico Eduardo Villegas, premio nacional de Literatura Gilberto Owen 1990. Para el autor, esta fábula es un ejemplo de cómo “la Literatura se vuelve un pequeño universo que nos inmiscuye en distintas apreciaciones y nos enriquece”.

Una lectura más interactiva

En la parte tecnológica, la principal apuesta del proyecto es el libro digital enriquecido, una plataforma basada en la tercera generación de archivos e-pub, que permite insertar audio, video y animación a un texto tradicional. A diferencia de los antiguos archivos PDF, este nuevo formato permite un mayor nivel de interactividad en las lecturas.

“Las nuevas generaciones demandan este tipo de contenido. Sus referentes no son como de personas de mi edad, que crecimos leyendo los libros tradicionales”, considera Fernando Gutiérrez, director de Comunicación y Arte Digital del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). “Al volverlo más interactivo, al haber más sentidos involucrados por esta explotación de la capacidad multimedia, resulta mucho más efectivo en el aspecto educativo”.

México tiene más de 7 millones de usuarios de dispositivos electrónicos, según cifras de 2011 de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI). Este sector ha sido aprovechado en las políticas educativas de países como Corea del Sur, donde las autoridades se propusieron sustituir por tabletas los libros de texto impresos para 2015. O al igual que India, donde la tableta Aakash cuesta a los estudiantes un precio subsidiado de unos 20 dólares.

“Hay muchos editores interesados en que se pueda hacer un contenido enriquecido, porque estás mejorando o ayudando a la experiencia del libro con un soporte digital. La etapa de la réplica está pasando”, dijo a CNNMéxico Carlos Mondragón, director de Manuvo, la productora que creó los libros electrónicos de Chuen.

Por ser una novedad, el uso de los libros electrónicos enriquecidos no se encuentra contemplado en las estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), que en su último reporte (2011) registró una producción genérica de 1,709 libros. Solo el 21% de las producciones nuevas fueron de Literatura, según la Caniem.

“Lo que está costando trabajo es la estandarización en los lectores (electrónicos), pero si asumimos que las tabletas Apple y Android son las que tienen prácticamente todo el mercado, entonces cualquiera puede reproducir un libro de estos”, dijo Mondragón.

Las Fábulas de Chuen están disponibles en las tiendas en línea de Apple y Google.

Ahora ve
No te pierdas