¿Telefonía sustentable? Las celdas solares llegan a los 'smartphones'

La empresa francesa Wysips produjo el primer modelo de teléfono con celdas solares que saldrá al mercado a finales de año
telefonos que tiene una celda solar
celular-wysips  telefonos que tiene una celda solar  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
BARCELONA (EFE) -

La energía solar llegó a los celulares de la mano de la empresa emergente de Francia, Wysips, que este martes presentó los primeros teléfonos inteligentes equipados con una pantalla transparente que capta energía solar para cargar la batería.

La presentación se llevó a cabo durante el Congreso Mundial de Telefonía Móvil que se celebra desde el domingo pasado en Barcelona, España.

“Las placas fotovoltaicas no son realmente transparentes. Son unos lentes colocados encima los que hacen creer al ojo que no hay nada, aunque sí que lo hay", explicó Ludovic Deblois, cofundador de Wysips.

Conectado a la batería, un componente extrafino, de medio milímetro de grosor, se coloca entre la pantalla —táctil o no— y la placa LCD en el momento de fabricación del teléfono. Como resultado se obtiene un 20% más de autonomía siempre que no se lleve permanentemente el celular en el bolsillo.

También permite reactivar un teléfono sin batería, tras esperar unos minutos, colocándolo "bajo una luz o cerca de una ventana", precisa Deblois.

Esta pequeña empresa con sede en Aix-en-Provence, en el sureste de Francia, lanzará su propia producción en 10 meses. Ahora está en negociaciones con "los miembros del top 10 mundial de fabricantes de teléfonos" y espera tener un modelo en el mercado antes de finales de año, explica su directivo.

Su objetivo: 100 millones de euros de volumen de negocio en cinco o seis años por un componente que cuesta alrededor de un euro por pieza, mucho menos que los ocho a diez euros de una batería.

Equipados con nuevos componentes como wi-fi, redes 3G y 4G, los teléfonos exigen cada vez más unas baterías a las que les cuesta satisfacer las necesidades de estos nuevos modos de uso.

"No son las baterías las que tienen una menor duración de vida, es que la exigencia cada vez es mayor", confirma Basile Carle, consultor en Idate y experto en aparatos móviles.

"No habrá una solución única a este problema, será una mezcla" entre componentes que consuman menos, una mejor batería y nuevas fuentes de alimentación, añadió.

¿Cómo escapar entonces a tener que enchufar el teléfono a la corriente eléctrica cada cinco o seis horas?

Numerosos fabricantes y especialistas energéticos (Qualcomm, Energizer, Duracell, Toshiba, Nokia...) apuntan a la recarga por inducción con una placa electromagnética instalada en un lugar idóneo (el despacho, la mesilla de noche...) sobre la que solo es necesario colocar el teléfono, sin ningún cable. Pero existe un inconveniente: la placa tiene que estar enchufada...

Otra opción: usar la energía cinética, la del movimiento, para recargar la batería. Esto hizo la empresa NPowerPEG, con una batería externa que se alimenta cuando, por ejemplo, su usuario lleva el dispositivo en un bolso de mano o se desplaza en bicicleta. El inconveniente es que el teléfono resulta bastante voluminoso.

Como ocurre a menudo en materia de energía, la solución pasa por el ahorro de los propios usuarios.

Además de la opción de desactivar las funciones más exigentes para la batería (especialmente el 3G), aparecen nuevas funciones como una de Sony que, con pulsar un simple botón, cambia a un modo de "llamadas y SMS únicamente". Esto aumenta la autonomía en un 50%, según David Mignot, director general en Francia de Sony Mobile.

Ahora ve