La consola alternativa Ouya llegará al mercado a un costo de 99 dólares

El dispositivo busca consolidarse como una opción diferente a las existentes y promete tener juegos novedosos y pruebas gratuitas
Doug Gross
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

Julie Uhrman necesitaba conseguir 950,000 dólares en el sitio web de donativos Kickstarter en menos de un mes para hacer realidad su sueño de una consola asequible, de juego libre. Y lo logró ¡en ocho horas!

"Era lo opuesto a un sueño típico", dijo Uhrman, una veterana de la industria de videojuegos y ex vicepresidenta de IGN. "Fue, si quieres, un ‘vamos a construir esto’".

Y así nació Ouya, una consola de 99 dólares que es un poco más grande que un cubo de Rubik. Funciona con el sistema operativo Android de Google y obliga a los desarrolladores a ofrecer una versión de sus juegos gratuita.

Los que respaldaron el proyecto en Kickstarter tendrán sus Ouyas a finales de este mes y la consola saldrá a la venta para todo el mundo en junio.

En su intervención en el South by Southwest Interactive Festival, Uhrman dijo que se le ocurrió la idea de Ouya en respuesta a una industria de videojuegos que en su opinión se había vuelto rancia.

Ninguno de los tres grandes fabricantes de consolas (Nintendo, Microsoft y Sony) presentó una nueva consola en la conferencia E3 del año pasado. En los últimos años, la mayoría de juegos populares han sido continuaciones de otros ya existentes.

Y el aumento de los juegos móviles ha sido limitado, convirtiendo los videojuegos en un ejercicio de aislamiento en lugar del ejercicio social que propició su crecimiento.

"La televisión es la mejor pantalla para jugar", dijo en Uhrman en una entrevista con el editor Joshua Topolsky del blog de tecnología The Verge. "Recuerdo que crecí jugando con mi hermana... Siento que hemos perdido eso. Quiero traer de vuelta al mundo los videojuegos de la televisión".

Para los jugadores, la potencia de una consola a menudo se reduce a los juegos que se pueden jugar en ella. Para ello, dijo Uhrman, 7,000 desarrolladores se han inscrito en las cuentas de Ouya, desde grandes productores que venden varios millones de títulos como Halo, hasta los más pequeños e independientes.

El único requisito, dice, es que el juego debe ser libre u ofrecer una prueba gratuita antes de que el jugador tenga que comprarlo. Cómo el juego va a ganar dinero —ya sea a través de anuncios, en los juegos de compras o con ventas después de una prueba gratuita— es responsabilidad del desarrollador.

"Tú no deberías tener que pagar tanto dinero para probar un nuevo juego," dijo. "Creemos que cada juego debe poder probarse antes de comprarlo".

Durante la entrevista, Topolsky inquirió a Uhrman sobre de si el Ouya, que contará con 1GB de RAM y corre en un chip de Nvidia Tegra 3, será lo suficientemente potente como para ejecutar los grandes estrenos de juego basados en películas taquilleras.

"Sí," dijo ella. "¿Pero por qué lo haríamos? Esas experiencias son grandes en estos dispositivos. Tú no quieres jugar esos juegos en cualquier otro lugar. Pero vamos a tener juegos exclusivos... Vamos a tener inventiva, contenido creativo y emocionante que nadie más tiene a partir de 99 dólares".

Uhrman dijo que algunos desarrolladores de primer nivel están creando los títulos más populares para reeelaborarlos para Ouya. Otros, están elaborando nuevos títulos, dijo.

"Vamos a tener nuestra versión de estos juegos, pero va a ser diferente", dijo. "Vamos a tener un shooter en primera persona y vas a querer jugar durante horas y horas".

Ouya también se ha asociado con la plataforma de internet OnLive, lo que significa que algunos juegos con gráficos intensivos pueden ser reproducidos en el dispositivo a través de la nube.

A lo largo de su desarrollo, Ouya ha estado abierto a su público, invitándolos a ayudar a hacer sugerencias. Por ejemplo, fueron seguidores los que advirtieron que los botones con códigos de color no eran buenos para los jugadores daltónicos, así que Ouya los sustituyó por los cuatro botones que se corresponden con las letras O, U, Y y A, su nombre.

Un puerto Ethernet se añadió cuando algunos colaboradores fuera de Estados Unidos dijeron que no tenían acceso a Wi-Fi y un puerto USB se agregó para los "más duros de los duros", los jugadores que desean almacenar más juegos que la consola puede manejar.

Cada vez más, las consolas de juegos son centros de entretenimiento para la sala de estar, y Ouya tratará de competir en ese terreno también. La compañía ya tiene acuerdos con Flickster y Vevo y está en conversaciones con compañías importantes como Netflix, Amazon, Hulu y Google.

"Estamos bastante seguros de que vamos a tener en el próximo lanzamiento algo al respecto que contar", dijo Uhrman. De aquí a entonces, estará centrada en dos objetivos: "queremos que les encante y queremos que funcione".

Ahora ve
No te pierdas