BlackBerry Z10: un noble fracaso

El ‘gadget’ no es mejor en ningún sentido que los mejores teléfonos que ya hay en el mercado; la batería dura todo el día bajo un uso moderado, pero no es extraordinaria.
BlackBerry Z10  (Foto: AP)
Adrian Covert
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Si Apple o Samsung fueran los responsables del lanzamiento del BlackBerry Z10, todo el mundo diría que es aburrido. Pero esas dos compañías probablemente no habrían introducido un dispositivo de esas características con tanto bombo y platillo. BlackBerry, por supuesto, no tenía elección.

BlackBerry, la compañía que creó algunos de los mejores dispositivos móviles antes de la revolución del smartphone, ha tenido varios reveses en los últimos cinco años. Su nuevo Z10, que AT&T y Verizon pronto comenzarán a vender a clientes de Estados Unidos, es una mejora. Pero no salvará a la atribulada compañía.

El hardware es totalmente correcto. Es uno de los teléfonos más perfectamente proporcionados en cuanto a peso, grosor y tamaño de pantalla se refiere. Pero no es mejor en ningún sentido que los mejores teléfonos que ya hay en el mercado.

El diseño es limpio y atractivo de una manera discreta, pero no emocionante en la misma forma en que lo es un teléfono como el HTC One. La batería dura todo el día bajo un uso moderado, pero no es extraordinaria. El 4G LTE es veloz y la calidad de la llamada es buena. Pero hoy casi todos los teléfonos hacen bien ese trabajo.

La pantalla de 1280x768 es buena, pero todos los otros teléfonos de esa categoría cuentan con una pantalla Retina de alta densidad de píxeles. La cámara es respetable, pero su pésimo desempeño en condiciones de poca luz significa que no le llega a los talones a la cámara que encontramos en el Lumia 920 de Nokia.

Y su cerebro -un procesador de doble núcleo a 1.5 GHz acompañado por 2 GB de RAM- está ya una generación por detrás de lo que sus rivales han anunciado en lo que va de año.

BlackBerry necesitaba un teléfono que pudiera destacarse frente a cualquier otro dispositivo nuevo. Pero esto no es un teléfono insignia, es un dispositivo que cualquier otro estaría regalando gratis con un contrato de dos años. Y para BlackBerry, eso obviamente no es suficiente.

Pero incluso si el Z10 tuviera el mejor y más actual hardware, sólo sería parte de la ecuación, le faltarían más elementos.

Dado que BlackBerry conserva su propio sistema operativo, la empresa debe ser capaz de diferenciarse a través de las características y un diseño centrado en el software.

BlackBerry ciertamente ha mejorado su plataforma en esta ocasión, pero incluso con la adición de sus mejores nuevas características, la actualización se siente conservadora. Es como si la empresa no quisiera alejar a su existente base de devotos usuarios en el sector empresarial y gubernamental.

Así que no importa que la nueva función Hub de BlackBerry sea una maravillosa manera de llevar un control de todas las redes sociales, servicio de mensajería y plataforma de comunicación en un plumazo. Tampoco importa que el nuevo sistema operativo BlackBerry 10 tenga una de las mejores soluciones multitarea desde el webOS de Palm, del que BlackBerry toma mucho prestado. No importa dónde te encuentres en el sistema operativo, con un gesto te lleva a la pantalla de inicio, donde todas las aplicaciones abiertas están representadas por mosaicos.

El problema es que no hay aplicaciones que te sientas atraído a usar. Claro, tiene Facebook y Twitter. Pero esas apps ya son habituales. ¿Foursquare? Puff, cada vez más irrelevante. ¿LinkedIn? Aburrido. ¿Angry Birds? Por favor, dime que ya no juegas eso.

Se dice que el servicio de música Rdio está desarrollando una app para el BB10, pero todavía no está disponible. Tampoco encontrarás otros importantes servicios de streaming como Spotify, Soundcloud, Netflix o Hulu. Incluso decepciona el surtido de aplicaciones BlackBerry.

El navegador es lento, poco intuitivo y atractivo. Y aunque funciona lo suficientemente bien como para conseguir la información que necesitas, no es una experiencia perfecta como si se tratara de una segunda naturaleza.

¿Y recuerdas cuán molestos estaban los usuarios con la pésima aplicación de mapas del iPhone? Pasa cinco minutos con la app cartográfica de BB10 y Apple Maps te parecerá un oasis de navegación. Además no hay Google Maps para elegir como alternativa.

A pesar de estas críticas, BlackBerry puede estar orgulloso de una cosa: su nuevo teclado. Es el mejor disponible en cualquier sistema operativo móvil. Las teclas tienen el espacio correcto y la detección táctil es lo más precisa posible.

La función de texto predictivo es inicialmente difícil de usar, y más lenta que simplemente escribir. Pero con el tiempo aprende algunos de tus hábitos de conversación. Si hay frases que usas con regularidad, puedes construir oraciones completas sin tener que escribir una sola letra.

Sin embargo, ese es justo el problema. El teclado está más orientado hacia el núcleo de fieles usuarios de BlackBerry aterrados por las pantallas táctiles en los últimos años. El resto del mundo más o menos se ha adaptado a la escritura táctil.

Mientras que Google y Apple se han avocado febrilmente a la recolección de datos y a la adquisición de empresas que trabajan en tecnologías de última generación a fin de poder construir funciones como Google Now y Siri, BlackBerry ha estado obsesionada con un teclado y al parecer nada más.

Y en última instancia, esa es la principal razón para alejarse del Z10 BlackBerry. Quizás todo sea funcional, pero nada en él se siente realmente fresco y emocionante.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×