Siete años, siete vidas que cambiaron gracias a Twitter

La red social ha sido una herramienta de protesta y apoyo colectivo, pero también ha perjudicado la carrera de atletas y políticos
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

Twitter cumple este jueves siete años y mucho ha cambiado en este tiempo.

La red social puede ser maleducada y combativa. Su idea de una buena conversación algunas veces se convierte en explosiones y gritos. Puede tener la capacidad de atención de un mosquito, amar un nuevo y llamativo juguete por un día (como la cobra que escapó de un zoológico del Bronx, en Nueva York) y cambiarlo por otro sin pesarlo dos veces.

Pero también puede hacerte sonreír con las cosas que se dicen ahí. Puede mantenerte más informado y más alerta. Y pude hacerte ver el mundo de una forma distinta.

El sitio de microblogging, debutó el 21 de marzo del 2006, cuando su fundador Jack Dorsey escribió las palabras “configurando mi twttr”.

Cualquier servicio con más de 200 millones de usuarios que envían 400 millones de publicaciones al día tendrá sus puntos altos y bajos. Aún existen hashtags populares, insultos y sí, el cliché de algunas cuantas personas que realmente publican qué desayunaron.

Pero Twitter también ha sido una herramienta esencial para los revolucionarios en Irán, Egipto y otras partes. Ha sido usado para movilizar esfuerzos de ayuda y primeros auxilios y ayudado a recolectar millones de dólares para causas caritativas. Se ha convertido en el escenario mundial para hablar sobre eventos televisivos como los premios Oscar y el Super Bowl.

Y mientras que Twitter algunas veces revela el lado tonto de las celebridades, también ha llevado a los fans más cerca de sus actores, músicos, escritores y atletas favoritos, como nunca antes había sido posible.

Twitter, de hecho, ha cambiado vidas.

Así que en honor de su séptimo cumpleaños, hemos revisado los mejores y peores usos de la red social a través de siete personas, cuyas vidas fueron cambiadas por el sitio.

Gilbert Gottfried

Éste es el hombre que logró ofender a una multitud con una broma poco tiempo después del atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre del 2001.

Así que cuando un tsunami golpeó Japón en 2011, Gottfried hizo lo que sabe hacer, burlarse. Esta vez en Twitter.

“Estaba hablando con mi agente de bienes raíces japonés. Le pregunté ¿Hay una escuela en esta área? Ella dijo 'no ahora, pero sólo espera'”, fue una de sus bromas.

Una hora después el comediante había perdido su trabajo como la voz de un pato para comerciales.

En una opinión escrita para CNN el año pasado (sobre otra controversia), Gottfried escribió que el trabajo de un comediante es provocar y que la empresa no debió haberse sorprendido con sus publicaciones.

Kelly Oxford

Oxford era una madre terca en Alberta, Canadá, que acudió a Twitter para publicar sus observaciones sobre la vida.

Su humor sarcástico, con temas que van desde la familia (“¿Cómo quitas una mancha de vino tinto de la ropa de un bebé?), hasta observaciones al azar le han hecho obtener seguidores entre los que se incluyen estrellas de Hollywood y notables presentadores como Jimmy Kimmel y Rogert Elbert.

Ahora, Oxford vendió su primer obra Son of a Bitch a Warner Bros; su libro de ensayos Everything is better when you are a liar (Todo es mejor cuando mientes), está programado para presentarse el próximo mes y también fue contratada para escribir un piloto para un programa de televisión.

Justin Halpern

Su padre dice cosas graciosas. O para ser más precisos, su padre dice mi*rda graciosa. Así que creó la cuenta de Twitter "Sh*t My Dad Says" en 2009 para compartirla con el mundo.

Dos meses después tenía millones de seguidores (ahora tiene más de tres millones) y un contrato de publicación y libro con Harper Collins. Ese libro se colocó como el número 1 en la lista de los mejor vendidos del New York Times e inspiró una emisión de CBS llamado “"Sh*t My Dad Says", con William Shatner como protagonista.

Halpen aún tuitea los mejores momentos de su padre. Y su segundo libro I suck girls (Soy terrible con las mujeres) está programado para publicarse en mayo

Sohaib Athar

Athar era un conslutor IT de 33 años, quien “se tomaba un descanso de la carrera de ratones al esconderse en la montaña con su laptop”, según su perfil en Twitter.

Ese lugar en las montañas era Abbottabad, Pakistán y el 02 de mayo publicó algo curioso.

“Un helicóptero ronda Abbottabad a la 1AM (es un evento raro)”, escribió.

Poco sabía de que, en el curso de las siguientes horas, se convertiría en la primera persona (sin saberlo) en reportar la muerte del terrorita Osama Bin Laden, a manos de los marines de Estados Unidos.

De pronto, las agencias de noticias de todo el mundo peleaban por obtener una entrevista con él. Sus modestos 750 seguidores aumentaron hasta 105,000.

Continúa tuiteando desde Abbottabad pero ha viajado mucho, incluyendo Austin, Texas, en Estados Unidos, donde aceptó una invitación para participar en el festival South by Southwest Intetractive.

Anthony Weiner

Dijo haber sufrido un hackeo en su cuenta, y al principio, algunos le creímos.

Resulta que en junio del 2011 el entonces representante demócrata por Nueva York renunció luego de que alguien usó su cuenta de Twitter para enviar fotografías sugerentes a sus seguidoras. Al principio mintió, diciendo que había sufrido un hackeo. Pero luego de un par de días frenéticos, Weiner confesó que había estado teniendo relaciones inapropiadas en línea, con mujeres a quienes conoció en redes sociales.

Weiner también, e inteligentemente, dejó Twitter por un tiempo. Su primera publicación luego del escándalo fue en noviembre, cuando tuiteó sobre el huracán Sandy. El tuit del potencial candidato a alcalde en Nueva York muestra que tal vez aún no entienda Twitter por completo.

Paraskevi Papachristou

La atleta grirga de salto triple, Paraskevi Papachristou, estaba a sólo unas horas de cumplir su sueño y convertirse en atleta olímpica. Pero en camino a los Juegos Olímpicos de Londres, el año pasado, tuiteó una broma:

“Con tantos africanos en Grecia... al menos los mosquitos del Nilo occidental comerán comida casera!!!".

Tal vez estuvo pensada como un juego de palabras. Pero fue denunciada rápidamente como una ofensa racista por los usuarios de Twitter.

El Comité Olímpico de Grecia eliminó su participación de los Juegos Olímpicos.

 Si sirve de algo, el último tuit de Papachristou, el 25 de julio pasado expresó “disculpas sinceras” por la broma, diciendo que “nunca podría creer en la discriminación entre seres humanos y razas”.

Ashton Kutcher

Seguro, Ashton Kutcher ya era una celebridad de televisión y cine cuando Twitter inició. Pero él fue la primera celebridad en la red social, al unirse en enero del 2009.

Obtuvo mucha publicidad por convertirse en el primer usuario con un millón de seguidores. También invirtió en startups de tecnología.

Pero quizá, más importante que los números (ahora está en el lugar 23 de popularidad con casi 14 millones de seguidores), Kutcher parece haber sido la primera persona que entendió los beneficios de usar Twitter con sus fans.

Ahora ve
El futbolista Robinho es condenado a nueve años de prisión por violación
No te pierdas
×