El negocio de Facebook está en las apps

Mark Zuckerberg descarta crear un smartphone cuando la red social tiene 1,000 millones de usuarios; dice que el trabajo conjunto que hace con Apple y Google generará beneficios al sector tecnológico.
Mark Zuckerberg  (Foto: AP)
Jessi Hempel

Una semana antes de que Mark Zuckerberg anunciara 'Facebook Home', charló extensamente con la redactora de Fortune, Jessi Hempel, acerca de cómo ha reinventado Facebook para hacer frente a la enorme audiencia de clientes que accede a la red social desde sus smartphones. La historia completa sobre la renovación de Facebook aparecerá en la edición del 29 de abril de la revista, pero adelantamos aquí algunos fragmentos editados de la conversación con el CEO de 28 años: Fortune: Platíqueme sobre el proceso de convertirse en una empresa orientada a la telefonía móvil.

Zuckerberg: Cuando el iPhone debutó, nosotros construimos una de las primeras aplicaciones. Se llamaba 320. La infraestructura que desarrollamos realmente estaba muy por delante de las demás. Era 2008 creo, y este diseño de Facebook consistía en que la abrías y allí estaban todos esos iconos dentro de la aplicación. En ese momento no estaba claro que el mundo migraría principalmente al iPhone y Android. En ese tiempo Blackberry era verdaderamente grande, y todavía seguía creciendo. Sabíamos que Microsoft haría algo con Windows. Pensamos que habría unos cuatro o cinco sistemas operativos diferentes, por lo que debíamos invertir en una infraestructura o framework que pudiera funcionar en todos ellos. Dedicamos un año a su construcción y la lanzamos.

Fortune: ¿En qué momento fue eso?

Zuckerberg: A finales de 2011 la estábamos lanzando. Al cabo de tres o cuatro meses de eso, nos dijimos, Esto es bueno, pero nunca nos llevará al nivel de calidad que queremos. En ese momento estábamos en una especie de agujero. Habíamos estado trabajando en ello durante tanto tiempo, y el mundo había progresado. La gente usaba muchísimo la aplicación de Facebook. Más del 20% del tiempo que la gente pasa en su teléfono y sus aplicaciones se lo dedica a Facebook. Así que nos quedamos rezagados en términos del nivel de calidad que queríamos ofrecer.

Fortune: ¿Cómo resolvieron el problema?

Zuckerberg: Yo diría que la mayor parte del año pasado lo dedicamos a una reorientación de la empresa para hacer desarrollo móvil, que es más complejo que sólo reescribir las aplicaciones. El proceso de lanzamiento es completamente diferente. Con la web, simplemente metemos el código a nuestros servidores. En cambio, si deseas lanzar una aplicación móvil nativa, atraviesas este proceso de compilar todo el código y enviarlo a Apple y estas tiendas. Las personas que utilizan la app de Facebook tienen que descargar un archivo de 10 megabytes. Es una manera diferente de hacer las cosas.

Fortune: Eso supone que los errores son más trascendentales porque se necesita mucho más tiempo para corregirlos, ¿cierto?

Zuckerberg: Sí, tienes que esperar hasta la próxima versión completa. No puedo dejar de recalcar cuánto tuvimos que reorganizar los procesos de desarrollo en toda la empresa. No era sólo una cuestión de bien, ahora vamos a volver a escribir todo el asunto en (el lenguaje de programación) Objective-C. Si había una falla, teníamos que esperar un mes para arreglarla. Así que tienes que pasar más tiempo ensayando, probando. Así llegamos a este estado a finales del año pasado, cuando nuestras aplicaciones en iOS y Android fueron relativamente bien valoradas, pero nuestro objetivo nunca fue ofrecer meramente la misma experiencia pero sólo reescrita (para móviles).

Fortune: ¿Cuál era el objetivo?

Zuckerberg: También teníamos una serie de proyectos a largo plazo, que era lo que pensábamos que Facebook debe ser en la esfera móvil. Estamos a punto de entrar en esta tercera fase, concentrada en Android, y en algún momento estará en iOS. Las experiencias no se parecen a la página web de escritorio, para cuyo desarrollo dedicamos los primeros cinco años de la compañía sin hacer ningún desarrollo móvil. Por años nos han preguntado ¿cuándo van a construir un teléfono?  Y respondemos no, no vamos a construir un teléfono. Y entonces todo el mundo replica Bueno, ¿vas a construir un sistema operativo? Y decimos No, no haremos eso tampoco.

Si tú fabricas un teléfono, y tiene éxito, vendes unas decenas de millones de unidades. Quiero decir, nosotros servimos a mil millones de personas. Así que incluso si construyéramos un teléfono y 30 millones de personas lo compraran, lo que sería un gran éxito, eso equivaldría al 3% de las personas que atendemos. No vamos darle un giro total a nuestra empresa a fin de construir algo que sólo ayudará a un 3% de nuestra gente en el mejor de los casos. La otra opción es construir una aplicación. Evidentemente haremos eso. Tenemos una aplicación, y está en la gran mayoría de los teléfonos, y de acuerdo con ComScore y firmas del sector, más del 20% del tiempo que se emplea en una aplicación va a Facebook. Y encima de eso, más de la mitad de las aplicaciones de mayor recaudación en la app store están vinculadas a Facebook. Así que también es una plataforma, pero no es un sistema operativo. No está ejecutando código. Es una plataforma. Profundiza más en la experiencia.

Nuestro enfoque básico ha sido: ideemos una experiencia tan rica que no sólo abarque la construcción de una aplicación, sino que se sumerja tan profundo en el sistema como queramos.

Fortune: ¿Cómo logran eso?

Zuckerberg: Para iOS ya hemos empezado a hacerlo, y la manera de conseguir eso en el sistema de Apple es colaborando con Apple. Ellos realmente controlan el sistema operativo; nosotros tenemos control de contactos, inicio de sesión único, la app store, integración de eventos, todo eso. Tenemos una muy buena relación con Apple. Android es diferente porque es una plataforma mucho más abierta, es un sistema que está diseñado para que cualquier aplicación pueda conectarse a determinadas piezas esenciales de funcionalidad. Queríamos empezar tratando de repensar algunas de esas piezas esenciales. Cómo podría mejorar si, en lugar del sistema actual que tienes, estuviera enfocado en las personas en todos los temas que Facebook representa.

Así que eso es lo que nos lleva a lo que quiero mostrarte hoy. No es un teléfono ni un sistema operativo, y el objetivo de mostrártelo en todos estos diferentes dispositivos es que la aplicación funciona en cualquier dispositivo Android que quieras.

Fortune: Supongo que cuando Google desarrolló Android como una plataforma abierta, no pretendía que Facebook hiciera esto con ella.

Zuckerberg: No sé cómo van a reaccionar. Estamos construyendo esto como un software que se puede descargar en los teléfonos. Una de las complicaciones de Android es que el software (en cada modelo de teléfono) es un poco diferente, por lo que tomó un poco de trabajo hacerlo funcionar en todos los equipos. Así que al principio sólo vamos a dar soporte a las descargas en cinco o seis teléfonos. Creo que en el próximo año o dos, Google tiene la oportunidad de empezar a hacer cosas que sean mucho mejores a lo que puede hacerse en el iPhone gracias a la apertura de su plataforma. Nos encantaría ofrecer esto en el iPhone, y simplemente no podemos hacerlo hoy en día, y vamos a trabajar con Apple para hacer la mejor experiencia que podamos dentro de lo que ellos quieren, pero creo que hay mucha gente a la que realmente le gusta Facebook  y sólo a juzgar por los números, las personas están pasando en Facebook la quinta parte de su tiempo en el teléfono. Esto realmente podría inclinar las cosas en esa dirección. Esperaremos a ver qué pasa.

Fortune: Ha pasado casi un año desde la oferta pública inicial de Facebook. ¿Qué quieres decirle al mundo respecto a cómo le ha ido a la compañía tras la OPI?

Zuckerberg: Es interesante. Hay un montón de cosas que han pasado al mismo tiempo, ¿cierto? Hemos hecho esta transición hacia una empresa que cotiza públicamente, y a la vez hemos hecho la transición a ser una empresa móvil. Y la transición de ser una empresa móvil suponía probablemente una diferencia muy superior para la compañía que las repercusiones de cotizar en Bolsa. La compañía ha cambiado definitivamente en el último año, pero no creo que se deba a que ahora estamos en Wall Street.

Una de las decisiones gerenciales la tomé a finales de 2011. Dividí la compañía en distintos grupos de productos (Apps, infraestructura, etc.). Y me dije: Bueno, tomemos dos años y hagamos que cada una de estas cosas sea realmente de clase mundial. La primera cosa que todos hicimos fue dar un paso atrás y decir: Bien, en infraestructura, ¿qué tenemos que reconstruir antes de poder construir lo que queremos? Creo que necesitas compromiso y continuidad durante un período de tiempo más largo y probablemente mayor a dos años, pero creo que dos años es un mínimo.

Fortune: ¿Qué hay de Microsoft? Durante mucho tiempo ha sido un socio importante para ustedes. Estoy segura de que les encantaría que ustedes estuvieran desarrollando productos para cuatro plataformas principales...

Zuckerberg: Y a nosotros también nos encantaría. Nos encantaría que Microsoft tuviera más éxito con su sistema operativo. Creo que sería mucho más saludable para el sistema en general.

Fortune: Entonces... ¿tienes grandes planes para China?

Zuckerberg: No (risas).

Fortune: ¿Cuál es tu reto para este año?

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Zuckerberg: Cada día conozco a una nueva persona ajena a Facebook, que no trabaje en Facebook. Y va bien, he hecho un montón de cosas en la comunidad y sólo traté de ampliar mi horizonte.

Nota del editor: cada año Mark Zuckerberg se embarca en un desafío de un año, en 2010 aprendió mandarín, el año pasado se comprometió a dedicar tiempo cada día para hacer programación.

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×