¿Juguetes inteligentes? Nada como un helicóptero a control remoto mental

El juguete incluye una diadema de electrodos que registran las ondas cerebrales para elevar o aterrizar la nave
Autor: George Webster
(Reuters) -

Un helicóptero de juguete controlado simplemente por ondas cerebrales podría ser el regalo perfecto para los niños. 

El Orbit está equipado con una diadema de electrodos de electroencefalografía que pueden registrar la actividad eléctrica a lo largo del cuero cabelludo. El helicóptero actualmente se anuncia en el sitio web de financiamiento colectivo, Kickstarter, en el que duplicó su meta de recaudación original. 

“Cuando concentras tu mente en algo, ya sea una ecuación matemática o la letra de una canción, tu cerebro emite señales eléctricas (...)  La diadema registra esas señales y las transforma en órdenes de vuelo”, explica Steve Cattelotti, director y uno de los fundadores de Puzzlebox, la empresa con base en San Francisco y creadora del proyecto.

En el futuro se contempla habilitar el control multidireccional; sin embargo, en este modelo las señales enviadas desde el cerebro solo pueden utilizarse para elevar el helicóptero.

“Cuando te concentras, se eleva; cuando relajas tu mente, desciende”, explica Cattelotti.

Además de su valor como entretenimiento, Puzzlebox promueve el Orbit como un juguete educativo que ayudará a mejorar las habilidades de concentración y relajación.

Según  Cattelotti, el arte de mantenerse concentrado en sí es difícil de dominar.

“Si estás aprendiendo a andar en bicicleta, existe un indicador físico evidente de que estás mejorando: dejas de caerte”, dice el graduado de ciencias computacionales de 34 años. “Es mucho más difícil saber si te estás concentrando —y en menor grado, relajando adecuadamente— ya que hay poco margen para recibir retroalimentación precisa en tiempo real”.

Cattelotti cree que al proporcionar a los usuarios un refuerzo visual poderoso en la forma de una esfera flotante controlada por telequinesis, las personas mejorarán su habilidad de dirigir su atención hacia otras tareas.

Cuando empiece su producción masiva, el Orbit estará disponible en dos modelos: El primero está diseñado para usarse con dispositivos móviles, como tabletas y smartphones, que se conectan vía Bluetooth con la diadema EEG incluida y se comunican con los sensores instalados en el helicóptero.

El segundo modelo, que estará disponible más adelante, incluye una Pirámide Puzzlebox. La pirámide hace las veces de base y unidad de control remoto del Orbit y contiene un micro controlador reprogramable.

Los LED infrarrojos colocados en los bordes de la Pirámide envían señales al helicóptero. Estas también pueden reprogramarse para controlar otros dispositivos infrarrojos.

“Así que en vez de controlar tu helicóptero, puedes modificar la programación de la Pirámide para aumentar o disminuir el volumen de tu televisor”, dice Cattelotti.

La idea detrás de la Pirámide es alentar a los usuarios a dejar de ser simples consumidores y transformarse en participantes activos respecto de los productos que adquieren.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Queremos generar curiosidad acerca de su funcionamiento e invitar activamente a cualquier persona que compre un Orbit a que lo desarme, lo modifique y lo reprograme como lo prefiera”, dice. Para ello, Puzzlebox distribuirá de forma gratuita todo el material relacionado con el proyecto, desde el código fuente hasta los diagramas del hardware, pasando por las guías para desarmar y armar todo el artefacto.

“Claro, primero que nada es un juguete, pero una vez que deje de ser novedad no tiene que terminar en el fondo de tu caja de juguetes… lo puedes reinventar como quieras”, dice.

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×