EU defiende su programa de inteligencia

El proyecto que implica a firmas como Google o Facebook no va dirigido contra ciudadanos, dice; el Gobierno pide una investigación penal por las filtraciones del programa a la prensa.
espionaje  (Foto: Getty)
WASHINGTON, (CNN) -

Una agencia de inteligencia de Estados Unidos solicitó una investigación penal por la filtración de datos muy reservados sobre programas secretos de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), dijo un portavoz de la oficina del jefe de inteligencia. La confirmación de que la NSA presentó la solicitud de "un informe de delitos" llegó unas pocas horas después de que el jefe de los espías, el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, hiciera una defensa contundente de un programa gubernamental secreto de recopilación de datos.

Clapper criticó lo que denominó "divulgaciones imprudentes" sobre un proyecto reservado de la agencia de espionaje, cuyo nombre en clave es PRISM.

No se conoce la amplitud de la investigación sobre filtraciones de la supersecreta NSA, pero Shawn Turner, portavoz de la oficina de Clapper, dijo que "se ha presentado un informe penal".

El informe va al Departamento de Justicia, que ha establecido un procedimiento para determinar si la investigación está justificada.

Los fiscales no aceptan todas las peticiones, pero han realizado una serie de investigaciones de alto nivel sobre filtraciones bajo la presidencia de Barack Obama.

Responsables de Estados Unidos dijeron que las filtraciones de la NSA han sido tan asombrosas que esperaban que el Departamento de Justicia llevara el caso. Un portavoz del Departamento de Justicia no quiso realizar comentarios.

En un comunicado publicado el sábado, Clapper reconoció por primera vez la existencia de PRISM por su nombre.

Dijo que los medios de comunicación lo han tergiversado.

Aseguró que el proyecto es legal, no va dirigido contra los ciudadanos de Estados Unidos y que ha frustrado amenazas contra el país.

"En la última semana hemos visto revelaciones imprudentes sobre medidas de la comunidad de inteligencia utilizadas para mantener seguros a los estadounidenses", dijo Clapper en el comunicado.

Además añadió que las actividades de vigilancia de las que se informó en el Washington Post y el periódico británico Guardian fueron legales y llevadas a cabo por autoridades con la aprobación del Congreso.

Se han producido una serie de "impresiones erróneas significativas" por los últimos artículos, manifestó.

Batalla intensificada

Las declaraciones son el último capítulo en una batalla creciente sobre el espionaje gubernamental y las libertades civiles, en la que están implicados el Gobierno de Obama y medios de comunicación que han publicado detalles sobre la campaña gubernamental de recopilación de datos.

El comunicado de Clapper se refería en términos generales sobre lo que había sido hasta el jueves un programa altamente clasificado y desconocido.

Clapper hizo un inusual reconocimiento público de que las agencias de espionaje de Estados Unidos obtuvieron datos de proveedores de telecomunicaciones estadounidenses, pero defendió la práctica como legal y regulada por los tribunales.

"El Gobierno de Estados Unidos no obtiene de manera unilateral la información de los servidores de proveedores de servicios de comunicación electrónica estadounidenses. Este tipo de información se obtiene con la aprobación del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) y con el conocimiento del proveedor", se indicó en una hoja de datos que acompañaba el comunicado.

PRISM, referido en las noticias como el programa secreto de la Agencia Nacional de Seguridad para extraer datos de los ordenadores de compañías de Internet, es en realidad "un sistema informático interno del Gobierno" utilizado para "facilitar" la gestión del Ejecutivo de la información que recopila del servicio de proveedores, según la hoja informativa.

Las noticias de esta semana apuntaban que el programa de vigilancia en el que estaban implicadas firmas de Internet, y que se estableció bajo la presidencia republicana de George W. Bush en 2007, ha visto "un crecimiento exponencial" bajo el demócrata Obama.

Los reportes periodísticos indicaron que la NSA se ha apoyado cada vez más en el PRISM como fuente de material bruto para los informes diarios de inteligencia para el presidente.

Medio identifica a extrabajador de la CIA

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

The Guardian ubicó a un exempleado técnico de la CIA como la fuente de filtraciones sobre agencias federales estadounidenses que han remecido a los servicios de seguridad de Washington en los últimos días.

El diario británico dijo que su fuente, Edward Snowden, le pidió que revelara su identidad.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×