PlayStation 4 aventaja a la Xbox One

La consola de Sony luce por ahora más atractiva al ser 100 dólares más barata, dice Peter Suciu; la japonesa también tiene a su favor que seguirá apoyando la venta de videojuegos usados.
consolas  (Foto: Especial)
Peter Suciu
NUEVA YORk (CNNMoney) -

Una gran batalla se está gestando en el mundo de los videojuegos. Las líneas de combate para conquistar las salas de estar se expusieron esta semana en la Expo de Entretenimiento Electrónico (E3), la feria anual de los juegos de video, ya que Microsoft y Sony solidificaron sus planes para introducir nuevas consolas este año.

La presentación de Microsoft se centró en el software. En mayo pasado, la compañía desveló oficialmente la Xbox One, su tercera consola y la primera totalmente nueva en ocho años. En una rápida conferencia de prensa, Microsoft ofreció un vistazo de 13 próximos títulos para la temporada y anunció que la Xbox One llegará a las tiendas el 21 de noviembre con un costo de 499 dólares.

Finalizada esa conferencia de prensa la mañana del lunes en Los Ángeles, parecía que Microsoft había anotado un tanto, pero entonces Sony intensificó su jugada e introdujo su propia línea de lo que podrían ser juegos ‘imprescindibles', y anunció que la PlayStation 4 también llegaría a las estanterías en esta temporada navideña y por 100 dólares menos, a 399 dólares.

Eso podría ser suficiente para que Sony gane la primera ronda. "Para los que están a la espera, 100 dólares es una gran diferencia", dice Lewis Ward, director de investigación de IDC para el sector de los videojuegos.

"El antecedente histórico sugiere que el fanático promedio de las consolas no está dispuesto a pagar mucho más dinero por un producto, incluso si se trata de uno que considera genial. Esa cantidad de dinero equivale esencialmente a dos juegos".

Aunque pueden ocurrir muchas cosas de aquí a noviembre, lo que hace singular a este ciclo de hardware en particular es que, si bien es el cuarto sistema de Sony y el tercero de Microsoft, las dos empresas nunca han peleado por nuevos consumidores en la misma temporada decembrina.

Sony introdujo su PlayStation 2 en el año 2000, un año antes de que saliera la primera Xbox, y al final Sony ganó esa ronda. Microsoft echó toda la carne en el asador con la Xbox 360, que introdujo en 2005, en ese caso, un año antes de que Sony lanzara su más costosa PlayStation 3. Pero en esta ocasión, las dos compañías medirán fuerzas en el mismo año, y Microsoft tiene el sistema más caro.

Esa podría ser una seria desventaja para la empresa en este momento. "100 dólares es un buen dinero, y Microsoft tiene que educar a los consumidores acerca de por qué su consola lo vale", explica Michael Pachter, director de investigación para Private Shares Group de Wedbush Securities.

"Esa propuesta de valor no es inmediatamente evidente, pues los jugadores no parecen convencidos de que tener Skype sea suficiente para justificar esa diferencia de 100 dólares por el privilegio".

Incluso con los precios anunciados, es casi una conclusión inevitable que, en el momento de su lanzamiento, ambas compañías en realidad perderán dinero en cada consola vendida.

Con los nuevos sistemas, ambas compañías adoptarán el modelo razor and blade, donde el hardware se vende a una ligera pérdida y las ganancias provienen de la venta del software.

Esta podría ser la razón del por qué ambas compañías sacaron también la artillería pesada para mostrar una serie de títulos únicos y propios (editados respectivamente por Microsoft o Sony) y exclusivos juegos de terceros de firmas editoriales clave. "Los títulos exclusivos son absolutamente importantes", señala el analista de la industria de los videojuegos Billy Pidgeon de BP Research. "Conseguir esos juegos, incluyendo los exclusivos producidos por terceros, puede hacer la diferencia".

Si bien cada empresa quiere vender tantas unidades de hardware como pueda, la verdadera clave es conseguir una base instalada y lograr que el software se venda. A su vez, es el software el que ayuda a vender el sistema.

"Ambas empresas mostraron un gran software, (y) las ventas de consolas dependen en última instancia de eso", añade Pachter. "Es importante que cada una construya una gran comunidad para promover sus marcas, por lo que las primeras ventas son cruciales. Aquí es donde interviene el factor precio, y a menos que Microsoft pueda vender la propuesta de valor de la más costosa Xbox One, podría perder algo de cuota".

En la feria E3 celebrada esta semana, la prensa del sector declaró un ganador -al menos verbalmente- en la conferencia de prensa de Sony, cuando se anunció el precio de la PlayStation, y también cuando Jack Tretton, presidente y CEO de Sony Computer Entertainment of America, anunció que Sony seguirá apoyando la venta de juegos usados.

Esto se opone frontalmente al enfoque anunciado por Microsoft, que exigiría una conexión permanente a Internet y que limitaría la forma en que los juegos usados se venden.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Esto además podría darle una ventaja inicial a Sony. "El tema de los juegos de segunda mano y la conexión a Internet podrían darle a Sony un fuerte ciclo inicial de ventas", comenta Ward de IDC.

"Sin embargo, este es el primer bombardeo en una guerra de 10 años, así que aunque Sony tenga fuertes ventas en el cuarto trimestre y un enfoque amigable con los jugadores en lo tocante a los juegos de segunda mano, hay mucho más por venir.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×