La nave 'Shenzhou X' cumple la misión espacial más larga de China

El gobierno consideró el viaje de los tres astronautas como una "importante victoria" para su objetivo de tener una estación permanente
Clases desde el espacio
/
BEIJING, China (Reuters) -

China concluyó con éxito su misión espacial tripulada más larga este miércoles, calificada por el gobierno de Beijing como una "importante victoria" en el camino a tener una estación permanente en 2020. 

La Shenzhou X, que transportaba a dos hombres y una mujer astronautas, permaneció 15 días en órbita antes de volver a la Tierra y aterrizar a las 08:00 horas (local) de este miércoles en la estepa de Mongola Interior, en el norte de China. 

La misión, el quinto vuelo espacial chino, forma parte de una nueva etapa del programa de conquista espacial por parte del gigante asiático. 

Lanzada el 11 de junio desde la base de Jiuquan, en el desierto de Gobi, la nave Shenzhou X se acopló dos veces con el módulo Tiangong

El comandante a bordo de la nave, el general de aviación Nie Haisheng, fue el primero en salir de la cápsula, apoyándose en técnicos y saludando a las cámaras con una sonrisa, mostraron imágenes transmitidas en vivo por la televisión nacional. 

Wang Yaping, la segunda mujer china en ser enviada al espacio, y Zhang Xiaoguang salieron después.

La semana pasada, Wang Yaping dio un curso de física desde el espacio a niños chinos en la Tierra, mostrándoles el comportamiento de diversos objetos en una situación de ingravidez.

El presidente chino, Xi Jinping, fue filmado hablando por teléfono con los tres astronautas. "El sueño espacial forma parte del sueño para hacer más fuerte a China", dijo Xi en esta ocasión. 

China envió su primer hombre al espacio en 2003 y ocho años después logró el primer acoplamiento de las naves espaciales —entonces no tripuladas— Shenzhou VIII y Tiangong 1.

"En torno a 2015" lanzará un segundo laboratorio espacial, dijo este miércoles el director de programa de vuelos habitados chinos, Wang Zhaoyao, citado por la agencia Xinhua.

Paralelo a este programa de vuelos, China busca la exploración de la Luna para convertirse en el tercer país en enviar astronautas al satélite.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A diferencia de Europa o de Japón, que dependen de los estadounidenses o de los rusos para sus vuelos espaciales, China "no depende de otros países para sus capacidades fundamentales", destaca Morris Jones, un experto australiano de asuntos espaciales chinos. 

Para llevar a cabo sus ambiciones, China adquirirá dos nuevos lanzadores en 2015. El más pesado, Larga Marcha 5, podrá colocar una carga de 20 toneladas en órbita baja y servirá para abastecer a la futura estación espacial china.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×