El primer sitio web del mundo está bloqueado por una contraseña olvidada

El caso prueba que a diferencia de una carta de amor con sobre y sello, un correo electrónico desaparece si se olvida una contraseña
Los protagonistas del año en el mundo científico
/
GINEBRA (Reuters) -

El olvido de la contraseña de un antiguo ordenador está dificultando la labor de un equipo de científicos del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN) que intenta reconstruir el primer sitio web de la historia y devolverlo a su dirección original.

Dan Noyes, jefe del equipo que intenta recuperar la contraseña, dice que este caso ejemplifica cómo un correo electrónico desaparecerá eternamente si se pierde una contraseña, a diferencia de una carta de amor.

Lee: Ya que hablamos de correos electrónicos, cuidado con el botón 'responder a todos'

"Si personas famosas como Shakespeare hubiesen vivido en la era tecnológica, toda la información que conocemos de ellos por su correspondencia se habría perdido para siempre por no conocer una palabra de acceso", recalcó.

El físico Tim Berners-Lee recurrió a internet para desarrollar un sistema de intercambio de información entre científicos de diferentes universidades y laboratorios del mundo. Era 1989 y el científico trabajaba desde una computadora en Next en una pequeña oficina del CERN.

En el sistema se podían leer y publicar documentos, así como crear enlaces entre ellos. El sitio estaba hecho de distintas páginas en blanco y negro y links entre ellas en color azul. El contenido consistía en explicaciones de su creador sobre cómo acceder al internet, a los documentos de otras personas y la manera de configurar un servidor propio.

Cuatro años más tarde, el CERN autorizó el uso gratuito y libre de esta tecnología, una decisión crucial para su expansión y origen de la revolución de la información.

Durante el tiempo en que esta tecnología tuvo un uso exclusivamente académico, el primer sitio de internet fue cambiando al mismo tiempo que su creador editaba continuamente sus contenidos.

"No existe el primer sitio web porque se escribió sobre él. Existió durante un tiempo muy limitado, quizás unos meses, unos días o tal vez horas", dijo el editor del actual sitio de internet del CERN, Cian Micheal, quien trabaja en el equipo que pretende dar a conocer al mundo el primer prototipo de Berners-Lee, quien no había cumplido los 35 años cuando formuló su invención.

El proyecto de reconstrucción fue anunciado públicamente por el CERN con ocasión del vigésimo aniversario del libre acceso a la web.

La primera copia que se ha logrado reconstruir data de 1992, pero en el CERN están seguros de la existencia de otra copia de 1991 localizada en el ordenador bloqueado de un profesor de la Universidad Chapel Hill en Carolina del Norte, Paul Jones.

Jones conoció a Berners-Lee en una conferencia en San Antonio (EU) y se interesó tanto por el proyecto World Wide Web (WWW) que hizo una copia de los ficheros que la web contenía hasta aquel momento.

Lee: ¿Hay más páginas de internet que neuronas en el cerebro humano?

"Desafortunadamente, la computadora Next de Jones se encuentra bloqueada por una palabra de acceso que él mismo olvidó y expertos informáticos están actualmente intentando recuperar esa información", explicó Noyes.

Más tarde, el disco duro con otra copia de una de las primeras versiones de la web fue robado o se extravío en un hotel durante una presentación que Berners-Lee hizo del proyecto WWW a principios de los noventa en San Diego, Estados Unidos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

"Internet y la web crean grandes cantidades de información, pero también la destruyen. Son medios poderosos, pero frágiles al mismo tiempo. El olvido de una simple contraseña provoca la pérdida de valiosa información", explicó Dan Noyes, jefe de ese equipo.

Noyes cree que esta "abrumadora" búsqueda vale la pena porque hará que los usuarios se den cuenta de la fragilidad de la información virtual.

Ahora ve
PGR informa de los hallazgos en cajas de seguridad de First National Security
No te pierdas
×