La orina genera electricidad suficiente para hacer una llamada por celular

Un grupo de científicos logró convertir el desecho humano en la fuente de electricidad de un dispositivo comercial
bateria celular  recarga celular
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La orina humana puede recargar la batería de un teléfono celular, al menos parcialmente. 

A través de un mecanismo que convierte la materia orgánica en electricidad, científicos del Laboratorio de Robótica Bristol lograron producir energía suficiente para que un celular Samsung enviara mensajes de texto, utilizara internet y realizara una breve llamada telefónica.

"Estamos muy entusiasmados porque se trata de la primera vez que se consigue esto", dijo Ioannis Ieropoulos, quien participó en el experimento.  “Usar orina para producir electricidad es lo más ecológico que se puede ser”, agregó.

La tecnología funciona con un convertidor conocido como Pila de Combustible Microbiótica (MFC, por sus siglas en inglés), que utiliza el metabolismo de microorganismos vivos.

"Esencialmente, la electricidad es un desecho del ciclo natural de los microbios, así que entre más cosas coman, como la orina, generan más energía por periodos más prolongados de tiempo”, señala un artículo publicado en el sitio de la Universidad West of England, que junto a la Universidad de Bristol conforman el Laboratorio de Robótica.

"La belleza de este combustible es que no nos estamos apoyando en la naturaleza errática del viento o del sol ", dijo Ieropoulos, especialista en electricidad microbiana.

El proyecto está financiado por el Consejo de Investigación de Ciencias Físicas e Ingeniería del gobierno británico, la Bill & Melinda Gates Foundation y la Junta de Estrategia Tecnológica, la agencia de innovación de Gran Bretaña.

En julio de 2011, la fundación Gates lanzó un concurso de iniciativas para reinventar el inodoro. Entre los participantes había uno con la idea de crear un retrete para convertir los desechos en electricidad.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Casi un año después, científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, inventaron un inodoro capaz de convertir la orina y las heces en abono y combustible.

Con información de AFP

Ahora ve
Quentin Tarantino admite que sabía de las conductas sexuales de Harvey Weinstein
No te pierdas
×