Amenazas de violación en Twitter llevan a un arresto en Gran Bretaña

Un hombre de 21 años fue detenido en Manchester por amenazas masivas contra la feminista británica Caroline Criado-Perez en la red social
Autor: Oliver Joy
(Reuters) -

Una serie de amenazas de muerte y de violación en Twitter dirigidas a la feminista Caroline Criado-Perez, quien hizo peticiones para que las mujeres fueran representadas en los billetes británicos, provocó indignación en los medios globales y en los usuarios de Twitter.

Después de un día de amenazas, en el que Criado-Perez (@CCriadoPerez) recibió aproximadamente 50 tuits con ofensas sexuales por hora, la policía finalmente arrestó a un hombre de 21 años en Manchester el pasado domingo.

La feminista, cuya campaña derivó en que el Banco de Inglaterra acordara retratar a Jane Austen —la autora de Orgullo y Prejuicio— en cada billete de 10 libras, tuiteó durante el abuso: “Realmente no puedo mantenerme al ritmo de las capturas de pantalla y los reportes; las amenazas de violación surgen una y otra vez. Si alguien quiere reportar los tuits a Twitter”.

El administrador general de Twitter en Gran Bretaña, Tony Wang, dijo que la empresa de redes sociales se toma muy seriamente el abuso en línea, ofreciéndose a suspender cuentas y a pedir a las personas que reporten cualquier “violación a las reglas de Twitter”.

Medios mundiales

Pero las amenazas causaron reacciones contra el sitio por parte de los usuarios y los medios por igual. Más de 50,000 personas firmaron una petición en línea en la que se instaba a que Twitter enfrentara a los trolls (bromistas) en internet.

La secretaria del gabinete de oposición de Gran Bretaña, Yvette Cooper, le escribió a Wang el pasado domingo y criticó la respuesta “inadecuada” de Twitter.

En su carta, Cooper escribió: “A pesar de la magnitud y seriedad de estas amenazas, la respuesta oficial de Twitter continúa extremadamente débil, simplemente alejando a Caroline de Twitter y dirigiéndola a la policía, y, tardíamente, dirigiendo a los usuarios a formularios de reporte de abusos en Twitter”. 

En The Guardian, la columnista Tanya Gold pidió que los “misóginos” fueran avergonzados, en lugar de criticados, y describió a los trolls de internet como “solitarios, temerosos y tontos”. También dijo que las redes sociales “han dado una voz a los viciosos”.

Criado-Perez expresó su propia opinión sobre el debate acerca de su cuenta, al escribir en The Independent. “Si nos mantenemos firmes, y respondemos como uno, ganaremos”, indicó.

El corresponsal de tecnología de la BBC, Rory Cellan-Jones, afirma que Twitter ahora enfrenta el “dilema complicado” de proteger la libertad de expresión mientras está bajo presión para “hacer de la red social un lugar más seguro y amable”.

Cellan-Jones cree que Twitter preferiría ver que los tuits amenazantes fueran referidos a la policía, en lugar de presentar un botón de “reportar abuso” en cada publicación, lo que requeriría una mano de obra significativa para monitorear.

Twitter ya presentó una función de “reportar tuit” para el iPhone y actualmente desarrolla la opción para la web y para Android.

Pero el bloguero de tecnología de The Telegraph, Mic Wright, aseguró que una función de reporte permitiría que “cualquier activista que solo habla pero no hace nada tomara una posición vaga sin dedicar tiempo, esfuerzo o pensamiento”.

Wright reconoce que las secciones de comentarios o sitios web generados por los usuarios como YouTube son los “campos postapocalípticos de la web… un lugar de descanso para los alegatos mal escritos de los que crónicamente no pueden pensar bien”. Pero afirma que el enigma de Twitter es un problema de la sociedad y no uno tecnológico.

La debacle generó una campaña para un boicot en Twitter el 4 de agosto, el Día Internacional de la Amistad, y una petición en línea para un botón de “reporte de abuso” en los tuits.

La autora de How To Be A Woman (Cómo ser una mujer) y columnista de The Times, Caitlin Moran, propuso un “trolliday” en el que los usuarios de Twitter tuitearían el mensaje: “Esperando una solución para los trolls”.

La columnista Suzanne Moore también pidió a las celebridades que dejaran la red social. El pasado sábado, publicó: “Difundan la palabra. Los chicos prominentes con muchos seguidores únanse por favor. Tal vez es un gesto, pero ¿podemos intentar un gran movimiento para dejar Twitter y ver qué pasa?”.

Ahora ve
No te pierdas