La diversión nunca se apaga en el Campus Party México, aún de noche

Las conferencias y actividades de aprendizaje terminan a la medianoche pero las retas de videojuegos y el anime apenas comienzan
Autor: Melva Navarro | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Sigue y comenta nuestra cobertura de Campus Party a través de Twitter y en la sección de Tecnología.

(CNNMéxico)— Los organizadores del Campus Party México 2013 reducen la intensidad de las luces y la música. Son las 23:30 horas en la sede del festival tecnológico. Empiezan los chiflidos. Los asistentes que se niegan a terminar la jornada.

La noche avanza en la feria de tecnología más grande del país pero nadie duerme. Cientos de los campuseros continúan frente a sus computadoras a lo largo de la madrugada.

Las conferencias y actividades de aprendizaje terminan a la medianoche pero para algunos, la diversión apenas comienza. Ver películas, anime y compartir las experiencias vividas en Facebook y Twitter son las actividades más recurrentes que utilizan los jóvenes para mantenerse despiertos.

La música suena desde las potentes bocinas de las computadoras. Un grupo baila salsa a un lado de El Ovni, sitio donde se concentran los servidores que proveen servicio de internet a través de una red de 11 kilómetros de fibra óptica para la feria. Algunos observan el baile desde la periferia, tomando videos que muy probablemente terminarán en las redes sociales.

El frío comienza a sentirse de forma intensa a las 03:00 horas pero las retas de Rock Band no paran. Las habilidades de los participantes son proyectadas en uno de los muros del centro de convenciones. A un costado, un sujeto levanta un cártel recordando que está en plena disposición para una reta de Halo.

Esta es la segunda ocasión que Cecilia Martínez viaja de Veracruz para acampar durante cuatro días en la Expo Bancomer de Santa Fé. Para ella, el campamento representa una de las principales oportunidades de crecimiento profesional que tiene como licenciada en informática, más allá de un encuentro entre los amantes del mundo de la tecnología.

Un contacto que conoció en la edición anterior del festival la llevó a convertirse en jefa de redacción del portal HTML 5 Fácil, en el que jóvenes interesados en la informática enseñan a otros a manejar ese lenguaje de programación.

“Creces profesionalmente. No tenía ni idea de qué era HTML 5 a pesar de que estoy en este mundo de la informática y la tecnología, desarrollaba para otro tipo de lenguajes, al entrar en esta comunidad me dio una visión diferente y más optima de qué más existe sobre tecnología, que más hay, que se puede hacer”, dice.

¿Dormir o no dormir?. Ese es un dilema para algunos de los asistentes al Campus Party. La zona de camping abarca la mitad del centro de convenciones, donde cientos de pequeñas tiendas se apilan unas al lado de otras. Algunos empiezan a padecer las consecuencias del frío.

La solución es dormir sentados sobre sus computadoras o enredados en una cobija debajo de 200 mesas de trabajo con capacidad para 18 personas cada una. Los sillones, que parecen ser la mejor opción, fueron apartados desde la tarde con cobijas y maletas.

Dos de los asistentes sacan una bebida energética que llevaban entre sus objetos personales pero los miembros de seguridad señalan que está prohibido consumirlas dentro del recinto. 

Algunos desplegaron negocios redituables desde la tarde. “Se venden Maruchan a 12 pesos y palomitas a 10”, dice una propaganda escrita con plumón naranja en una hoja de cuaderno, la cual no deja de atraer una fila de hambrientos clientes a pesar de su sencillez.

“Se ha vendido todo muy bien, compramos sopas instantáneas, palomitas y cereal para vender”, comenta el campusero Alejandro Hernández, quien previendo el hambre que podrían tener algunos decidió aplicar su emprendimiento montando su propia tienda en medio del campus, según reportó Gabriel Chávez en Quo.

Las regaderas, que han sido instaladas especialmente para los asistentes, funcionan las 24 horas. Ninguno de los campuseros parece tener una hora específica para bañarse. Todo depende de qué tan ocupadas estén. Se dividen en área de mujeres y hombres, son pequeños cubículos con cortinas de plástico. 

Axel de Jesús González ha asistido a las cuatro ediciones del Campus Party que se han llevado a cabo en México. Este miércoles hizo su debut como expositor a las 11:00 horas, en la penúltima conferencia de la jornada, con el tema de Diseño Responsivo.

Axel compartió a los asistentes su conocimiento sobre cómo desarrollar páginas web que pueden adaptarse gráficamente a todos los dispositivos con el uso del lenguaje HTML5.

“Lo más valioso es conocer a gente que está trabajando en proyectos o que ya terminó mientras tú estás iniciando, cosas por el estilo. En esta cuarta Campus Party, tengo muchísimas amistades de las primeras ediciones, con quienes he trabajado en proyectos", dijo. 

Lo que mueve a Axel a compartir su conocimiento con los asistentes y a través de la red es “regresarle al internet lo que me ha dado”, dice. 

El joven recuerda que no estudió una carrera profesional en desarrollo de páginas web. Todo lo aprendió en internet.

"Te preguntas cómo se hace una cosa y mucha gente que no vas a conocer en persona te lo enseña en internet", dice. Una oportunidad que ofrece el campamento geek más grande de México.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×