"Necesito marihuana": el tuit que le costó a un hombre su trabajo

Un canadiense pidió a vendedores llevarle un cigarrillo de 'cannabis' a su trabajo; la policía detectó el tuit y el hombre fue despedido
Conoce los movimientos de tu cuenta de Twitter
Autor: Chandler Friedman y Dorrine Mendoza
(Reuters) -

Nota mental: Si pretendes pedir drogas por Twitter, hazlo con un mensaje directo. 

Mientras pasaba otro aburrido día de trabajo, un trabajador de un taller de autos en Toronto, Canadá, decidió que un poco de marihuana le ayudaría a que su día pasara más rápido. 

Pero en lugar de llamar directamente a su vendedor, el usuario @Sunith_DB8R tuiteó que necesitaba que le llevaran un cigarrillo de cannabis a su oficina, en el norte de Toronto.

La Policía Regional de York (@YRP) detectó el mensaje y le respondió con entusiasmo: "¡Genial! ¿Podemos ir también?".

Puedes imaginarte qué pasó después...

La policía compartió el tuit con una cuenta registrada como uno de los directores de la cadena de talleres.

Pero la situación no finalizó ahí.

El intercambio de comentarios fue retuiteado miles de veces y en un momento se colocó como uno de los trending topics en la ciudad canadiense.

Entonces, el tuitero intentó varias tácticas para librarse del problema.

Primero fue desafiante: "No sabía que los fumadores de marihuana eran más buscados por la sociedad que los asesinos y violadores", escribió en un tuit.

Luego se retractó: "¿La gente realmente piensa que mis tuits son serios?".

Y después lo admitió: "No puedo mentir, fue un acto estúpido pero ¿lo hubieran notado si la Policía no lo hubiera retuiteado?".

Debido a que el tuitero nombró a la compañía, Mr. Lube, y la dirección del taller, la cadena se vio involucrada.

"Gracias a la Policía Regional de York por su gran ayuda y su gran trabajo. El asunto ya fue resuelto", informó la compañía en un tuit.

¿Resuelto?

"Acabo de recibir la llamada de mi despido", tuiteó el trabajador horas más tarde. Mejor dicho, el extrabajador.

CTV, afiliada de CNN, contactó al gerente del taller, quien dijo que "había un empleado con ese nombre; ya no trabaja con nosotros". 

La Policía Regional de York explicó después en un tuit: "Si nos gritas en la esquina de una calle congestionada acerca de actividad ilegal y nosotros pasamos por el lugar, vamos a intervenir. Piensa que Twitter es la esquina de una calle virtual".

Y  finalmente un consejo del departamento de inteligencia de la red social.

"Al final resultó un día interesante, una lección para nuestros tuiteros: internet es un foro público #tuiteaseguro #tuiteaconclase #imaginaquetumamáloestáleyendo"

¿Lección aprendida? Probablemente.

Al día siguiente, el hombre involucrado borró su cuenta.

Ed Payne contribuyó con este reporte

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×