'Jobs': 5 aciertos y errores de la ficción frente a la realidad

'Jobs', protagonizada por Ashton Kutcher y dirigida por Joshua Michael Stern, narra parte de la carrera del gurú de la tecnología
.
steve jobs  .
Brandon Griggs
Autor: Brandon Griggs
(Reuters) -

Después de meses de especulación y anticipación, la primera película biográfica sobre el cofundador de Apple, Steve Jobs, llega a los cines este viernes en Estados Unidos (en los cines mexicanos se estrenará el 6 de septiembre).

Jobs, dirigida por Joshua Michael Stern y protagonizada por Ashton Kutcher, abarca 27 años del principio de la carrera de Jobs, desde sus días de hippie en el Reed College en 1974, hasta el lanzamiento del iPod original en 2001.

Esta es la primera película dramática que se enfoca solamente en el cofundador de Apple, quien murió en 2011.

Una segunda película de Steve Jobs, escrita por Aaron Sorkin y adaptada de la biografía de Jobs escrita por Walter Isaacson, está programada para estrenarse el próximo año.

La vida de Jobs probablemente podría llenar tres películas, pero en Jobs se menciona muy poco (o no se menciona en absoluto) que el cofundador de Apple era adoptado, su trabajo en NeXT, la búsqueda de su padre biológico, su liderazgo en Pixar, su matrimonio con Laurene Powell, los triunfos en la última parte de su carrera en Apple y el cáncer que eventualmente lo mató.

Una película con todo eso sería fascinante, pero duraría cuatro horas.

Te presentamos cinco aciertos y desaciertos de la pelìcula en comparación con la realidad:

1. ¡Sorpresa! Kutcher es un Steve Jobs convincente

Si conoces a Kutcher solo como el imbécil apuesto de That’s 70s Show o por películas ligeras como Valentine’s Day (Día de los enamorados), podrías llevarte una agradable sorpresa.

Gracias, en parte, a algunos efectos sutiles de maquillaje y cabello, se parece mucho al cofundador de Apple en muchas escenas. Kutcher logra los patrones del discurso, la postura encorvada y el andar característico de Jobs, tanto como su forma de hablar en público: caminando con pasos grandes y las manos entrelazadas.

Proyecta la inteligencia que había en los ojos de Jobs y su impaciencia con las personas que sentía que le hacían perder el tiempo. Y efectivamente captura ambos lados del notoriamente voluble Jobs, quien podía ser carismático un momento y cruel en el siguiente.

Sin embargo, la película no hace que Kutcher interprete a la versión de Jobs con cáncer, esquelético, de finales de la década de 2000. Eso hubiera sido pedir demasiado.

2. Apple fue fundada por… ¿un plato de fruta?

La película se divierte un poco con la ahora legendaria historia de cómo Jobs y Steve Wozniak lanzaron Apple en el garaje de la casa de los padres de Jobs en California. 

La escena en la que Jobs y uno de los primeros inversionistas, Mike Markkula, negocian la primera infusión de capital de riesgo a Apple, se lleva a cabo en el comedor de los padres de Jobs, mientras su madre sirve pan y un plato de fruta al confundido Markkula.

“Steve es un frugívoro (que se alimenta básicamente de frutas)”, explica la madre acerca del genio que pasó toda una semana comiendo solo manzanas.

No está claro si esa escena sucedió en realidad. Según el libro de Isaacson, que fue escrito con la cooperación de Jobs, el primer plan de negocios para Apple fue elaborado en un periodo de semanas en la casa de Markkula. No se menciona en el libro qué comieron.

3. Wozniak es un personaje casi secundario

El tímido Woz nunca ha recibido suficiente crédito por el éxito temprano de Apple, y también pasa a un segundo plano en la película, perdido en la sombra de un imponente Jobs.

El Wozniak de la vida real no cooperó con los creadores de Jobs, pero aparentemente sí aportó algunas consultas a la próxima película de Sorkin. Quizá eso explica por qué su papel fue subestimado en el guión.

Jobs muestra a Wozniak (Josh Grad) titubeando al explicar su computadora primitiva a una aburrida audiencia de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, mientras Jobs se inquieta silenciosamente en la presentación. Sin embargo, en el libro de Isaacson, Jobs y Wozniak codirigen la presentación.

La película también muestra que Wozniak va a la oficina muy tarde una noche de 1985 para decirle a Jobs que deja Apple. Esto nunca ocurrió. En realidad, Jobs se enteró de la salida de Wozniak cuando se filtró la noticia en The Wall Street Journal. Woz, quien entonces trabajaba tranquilamente como ingeniero en la computadora Apple II, no sentía que dejar la empresa era lo suficientemente importante como para decírselo a Jobs directamente.

4. El lado oscuro de Jobs

La película tiene varias escenas de Jobs dando discursos dinámicos, a los cuales los reverentes empleados de Apple responden con grandes aplausos. Pero el filme no endulza las partes más difíciles de su personalidad.

Una escena muestra a Jobs echando de su casa a su novia después de que le dice que está embarazada con el bebé que se convertiría en su hija, Lisa. No está claro si esto ocurrió realmente, aunque en la vida real la pareja rompió poco después y Jobs rechazó la paternidad de la niña durante muchos años. Otra escena muestra cómo engaña a Wozniak con el pago de varios miles de dólares por su trabajo por un videojuego para Atari, una estafa documentada en el libro de Isaacson.

Jobs podía ser especialmente brutal con gente de su trabajo. Una escena lo muestra despidiendo brutalmente a un ingeniero que no compartía su entusiasmo por los tipos de letra. “¿Me estás despidiendo?”, pregunta el empleado, en una habitación llena de compañeros de trabajo sorprendidos. “No, ¡ya te despedí!”, le grita Jobs. “¿Por qué sigues aquí?”.

La película también muestra como Jobs se niega fríamente a darle darle la opción a sus trabajadores de recibir algunos pagos en acciones de la empresa, incluido su viejo amigo de la universidad, Daniel Kottke.

Jobs aprovecha esto para generar drama en casi la misma forma en la que The Social Network (Red social) retrató la traición de Mark Zuckerberg a su compañero de Harvard y cofundador de Facebook, Eduardo Saverin.

5. El anuncio ‘Think Different’

La película termina en 1997 con Jobs en un estudio, mientras graba la narración en off del famoso anuncio de Apple “Think Different” (Piensa diferente), que comienza con: “Por los locos. Los inadaptados. Los rebeldes...”.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero aunque Jobs en la vida real grabó su voz para el anuncio de televisión, terminó eligiendo una versión con el actor Richard Dreyfuss para la versión final.

Los últimos cuadros de la película reproducen la narración de Jobs (bueno, de Kutcher) de “Think Different” con imágenes idealizadas de los ingenieros de Apple. Coincidentemente, este es casi el mismo final que Sorkin prefiere para su versión de la historia de Jobs. Tendremos que esperar para ver cuál funciona mejor.

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×