La nube, arma de emprendedores

El 46% de las empresas de América Latina utiliza servicios y aplicaciones de ‘cloud computing’; la nube tecnológica es una opción para que los emprendedores prueben proyectos con menos capital.
La nube puede ser un motor emprendedor.  (Foto: Archivo)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El cloud computing, o la nube, puede implicar costosas inversiones en herramientas sofisticadas pero hay miles de empresas que ya utilizan servicios sin tener que desembolsar muchos recursos. El uso de la nube ofrece inmejorables condiciones para desarrollar negocios a los emprendedores, aseguró Sergio Rosengaus, director general de Kio Networks.

Una buena idea y la nube bastan para que hasta un grupo de universitarios compita en las grandes ligas empresariales, recalcó el directivo en entrevista con CNNExpansión durante el foro Kloud Camp.

Los "servicios en nube" y las redes móviles "serán los máximos promotores de ingresos en los próximos tres años", según un sondeo de la consultora KPMG. De hecho, esta firma asegura que los ingresos provenientes de la nube cumplieron o excedieron los pronósticos para 2012, sobre todo en mercados como México y Brasil.

Es por ello que Kio Networks (firma de tecnología mexicana fundada y fondeada por Tresalia Capital, de la empresaria María Asunción Aramburuzabala) apuesta a convencer a firmas de todo tamaño a probar a subir sus propuestas de nuevos negocios en la nube.

"Un emprendedor puede armar un negocio pequeño y probar que es funcional  (...) y con muy poco riesgo", dijo Rosengaus. Para él, el verdadero valor de contratar aplicaciones y servicios vía remota, como lo ofrece la nube, es que puede ser un factor para hacer negocios reales.

¿Cómo sacarle jugo a la nube?

Algunas de las claves más importantes al querer iniciar en el mundo de los negocios en la nube es tratar de quitarse la "miopía tecnológica", que define como el velo que no deja ver a los emprendedores  a la nube en todo su contexto.

"El innovador que va a lograr despegarse del resto, es el que le vea una aplicación a la combinación de servicios existentes, que no los vea por separado, sino como la base de un nuevo modelo de negocio", dijo.

Rosengaus recomendó jugar y mezclar los distintos servicios, como almacenaje, medios de pago, gestión de datos y otros servicios, para construir un nuevo modelo de negocio enfocado en resolver algún problema del cliente.

Esa flexibilidad es la que vieron los fundadores de KIO Networks, dice Rosengaus, pues no había que iniciar de cero con la nube sino tomar en cuenta los principales problemas de los clientes, en este caso empresas mexicanas, y hacerles un traje a la medida con distintos servicios en uno sólo y no por separado, encontrando así la veta de su negocio.

Neil Hernández, analista del Tec de Monterrey, agregó que "la orientación de los negocios en la nube debe resolverle alguna pena al consumidor; esto es dar valor agregado y es en donde reside la rentabilidad de los negocios en la nube".

No es el número sino el presupuesto

Casi cinco de cada diez empresas en América Latina ocupan de alguna manera la nube y se estima que para 2016 90% de las firmas mundiales contraten servicios es este formato, según la firma de investigación IDC. Sin embargo, Rosengaus aseguró que lo importante no es el número de empresas que lo usen, sino el presupuesto que dediquen.

Las empresas mexicanas dedican en promedio 5% de su presupuesto de TI a la nube, detalló; sin embargo, para que haya una tendencia de cambio, esta inversión deberá ser cercana a la mitad del presupuesto.

El concepto de la nube fue usado por primera vez en 1997 por el profesor en informática y sistemas de la Universidad Emory, Ramnath Chellappa, quien con el término se refirió a que las barreras del cómputo serían racionales y no geográficas o físicas.

Más tarde en 1999 nació la empresa de soluciones en la nube Salesforce y en 2006 Amazon; ambas usan el modelo de cloud y hoy son de las empresas más grandes a nivel mundial.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×