Los relojes inteligentes, ¿una innovación que falta mejorar?

El Galaxy Gear decepcionó a algunos por su falta de funciones, lo que pone en duda la verdadera innovación de estos dispositivos
¿Qué dicen en redes sobre el Galaxy Gear?
Arion McNicoll y Monique Rivalland
Autor: Arion McNicoll y Monique Rivalland | Otra fuente: 1
NULL -

Blueprint es una nueva serie que explora la intersección entre diseño de alto concepto y tecnología práctica

(CNN)— Después de meses de rumores y especulación, el reloj inteligente de Samsung, el Galaxy Gear fue presentado esta semana a lo grande… Así como llegó el smartwatchtambién llegaron las quejas

Algunos lectores estaban impresionados con las especificaciones técnicas del dispositivo incluida su pantalla táctil AMOLED de 1.63 pulgadas de 320x320 píxeles, un procesador de 800MHz, una batería de 315mAh, y una cámara colocada en la correa del reloj capaz de capturar fotografías de 1.9 megapíxeles y videos de 10 segundos. Pero muchos estuvieron decepcionados por las innumerables funciones que el reloj inteligente no incluía.

Antes del lanzamiento del Galaxy Gear, internet estaba lleno de ferviente especulación en cuanto a qué haría el reloj. Muchos esperaban que estuviera repleto de funciones destacables como actuar como proyector, o permitir que revisara tu pulso y temperatura corporal.

Algunos lectores vislumbraban un reloj hecho de materiales nuevos radicales y ligeros e incluso relojes transparentes que pudieran interactuar con el mundo a tu alrededor para ofrecer una nueva experiencia genuina que actualmente no la ofrecen los smartphones o las tabletas.

En el glamoroso lanzamiento del dispositivo, JK Shin, presidente de la División IT y Móvil de Samsung, dijo que el “Samsung Galaxy Gear beneficia a los clientes al integrar tecnología en un pequeño dispositivo mucho más profundamente en nuestras vidas diarias, y sirve como puente entre los mundos de los dispositivos móviles y la moda para crear una tecnología verdaderamente portátil”. ¿Pero realmente cumple con su promesa?

CNN habló con varios diseñadores amateur que crearon ideas propias de relojes inteligentes sobre sus impresiones del Galaxy Gear. La mayoría compartían la misma decepción. 

“Espero un reloj inteligente que haga algo extra además de solo traer mi teléfono en mi muñeca”, dice el ingeniero en diseño Esben Oxholm, quien creó su propio concepto de reloj inteligente en febrero.

“No puedo decirte qué es, porque no lo sé. Solo sé que no pagaré entre 300 y 400 dólares para un control remoto que se ajusta a mi mano y necesita recargarse cada día”.

Cristoph Behling, diseñador principal en relojes Tag Heuer, compartió las críticas de Oxholm, al decir que en su punto de vista el Galaxy Gear no servirá como reemplazo para los relojes normales, porque le faltan dos aspectos fundamentales: en su forma y su función.

“En este momento, es un producto de electrónica lo suficientemente decente, pero no es un reloj lo suficientemente decente”, dice Behling.

“No puedo ver cómo beneficiará mi vida. ¿Realmente quiero dejar mi querido reloj suizo en casa para tener una pieza de producto producido en masa con, en mi punto de vista, funcionalidad limitada?”.

Behling dice que la decisión de Samsung de unir al Galaxy Gear con un teléfono móvil significa que no puede actuar como un sustituto apropiado de un teléfono celular. Igualmente, cree que su diseño se ve un poco más industrial, con tornillos expuestos y un acabado metálico que ganará algunos fanáticos: “Realmente no se comprometieron con la idea de que el reloj es un accesorio. Necesita estar más orientado a un estilo de vida específico donde ofrece una función en particular”.

No todas las reseñas fueron negativas. Matt Burns, reportero de TechCrunch, elogió la pantalla y el diseño ‘atractivo’ del Galaxy Gear; Vlad Savov de The Verge lo describió como “muy diferente a cualquier cosa que hayas visto antes”.

Algunos señalaron que los relojes inteligentes de hecho han estado presentes durante años. Otros dicen que el reloj inteligente apropiado aún no se inventa.

A través de todos los comentarios febriles, los entusiastas tecnológicos continúan con la elaboración de sus propias visiones de cómo debería ser un reloj inteligente.

Muchos ahora tienen sus esperanzas en Apple para que ofrezca el dispositivo que esperan, con innumerables diseños especulativos propuestos por la extensa comunidad de “fanáticos de Apple”.

Así que, ¿cuán lejos estamos de un reloj que ofrezca retroalimentación háptica, que nos deje pagar con la muñeca, con controles de gestos, y apoyo agnóstico para los dispositivos sin importar si es iOS, Android o Windows Phone?

De acuerdo con algunos lectores, aún estamos a Galaxies de distancia.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

 

 

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×