Científicos presentan un mapa en 3D del corazón de la Vía Láctea

La zona interior de la galaxia tiene forma de cáscara de cacahuate de un lado y de barra muy delgada si se ve de arriba, según científicos
mapa Via Lactea
mapa Via Lactea  mapa Via Lactea
(Reuters) -

Dos equipos científicos realizaron el mapa tridimensional más completo del corazón de la Vía Láctea, el cual muestra que esta tiene forma de cacahuate o de X, según el ángulo desde el que se vea.

El corazón de la Vía Láctea es un desconocido y poco comprendido conglomerado de 10,000 millones de estrellas ubicadas a unos 27,000 años luz de la Tierra, según el Observatorio Austral Europeo (ESO), situado en La Silla, Chile.

Los astrónomos creen que hace miles de millones de años la Vía Láctea era un disco de estrellas que formó una barra plana hasta que su interior colapsó, lo que generó esa forma tridimensional con silueta de cacahuete tal como revelan estas observaciones.

El bulbo de la Vía Láctea, "una de las zonas más importantes y más masiva de la galaxia", es una región del espacio poco conocida porque se encuentra oscurecida por "densas nubes de gas y polvo".

"Las estrellas que hemos observado parecen estar moviéndose a lo largo de los brazos del bulbo en forma de X, ya que sus órbitas van de arriba a abajo y fuera del plano de la Vía Láctea. Todo encaja perfectamente con las predicciones de los últimos modelos", destaca el chileno Sergio Vásquez, líder de uno de los equipos.

El grupo de científicos de Vásquez, doctorando de la Universidad Católica de Santiago de Chile, se dedicó a comparar imágenes del telescopio MPG/ESO obtenidas con 11 años de diferencia.

Así pudieron medir los pequeños desplazamientos de las estrellas del bulbo y, combinando estos resultados con sus movimientos con respecto a la Tierra, calcularon la trayectoria en tres dimensiones de más de 400 estrellas.

El otro equipo de astrónomos, del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE) en Garching, Alemania, recurrió a un sondeo del Telescopio VISTA (situado en el Observatorio Paranal del ESO en Chile) para identificar y situar "con mucha precisión" 22 millones de estrellas rojas gigantes.

Christopher Wegg, autor principal de este estudio, explicó que "a partir de esta distribución estelar" se puede trazar "un mapa tridimensional del bulbo galáctico".

"Descubrimos que la zona interior de nuestra galaxia tiene forma de cáscara de cacahuete si la miramos desde un lado, y si la mirásemos desde arriba tendría una forma de barra muy alargada", añade Ortwin Gerhard, coautor de este estudio.

Ahora ve
Emilio Estefan comparte la receta del mejor mojito de Miami
No te pierdas
×