El director del CERN, "muy contento" con el Nobel para Higgs y Englert

Rolf Heuer dijo que también le hubiera gustado que se reconociera a todo el laboratorio que estudia la llamada "partícula de Dios"
El aporte de 'La partícula de dios'
(Reuters) -

El director general de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN), Rolf Heuer, se dijo este martes "muy contento" por la concesión del Nobel de Física a Peter Higgs y François Englert por haber postulado la existencia de la partícula subatómica llamada bosón de Higgs.

Heuer aseguró que se trata de una "muy buena noticia" para el CERN que, tras casi 30 años de investigación, probó hace un año la existencia de esta partícula, aunque el galardón no haya recaído sobre ellos.

"Hubiese sido fantástico que el premio fuera para nosotros, pero de alguna manera es también un reconocimiento a nuestro trabajo", señaló Heuer, tras una rueda de prensa en la que felicitó "de corazón" a los dos galardonados, que en 1964 idearon por separado una teoría que apuntaba a la existencia de la partícula subatómica.

"La breve explicación sobre el Nobel tiene tres líneas, y en esas líneas se menciona al CERN como el centro que probó la existencia del bosón y, honestamente, creo que es maravilloso", subrayó.

Según precisó, "su alegría" por el Nobel es compartida por mucha gente que trabaja en el CERN, que "han recibido la noticia con gritos, aplausos y brindando con champagne".

A su juicio, se trata de un premio a "la ciencia fundamental", a la física de partículas, que ha recaído sobre dos individuos "porque es imposible reconocer el trabajo de más de mil personas implicadas" en los dos proyectos del CERN —CMS y ATLAS—, que han trabajado desde 1984 de manera paralela, aunque independiente, para verificar las teorías de Higgs y Englert.

Con este fin, el CERN se implicó en la construcción del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) —o acelerador de partículas—, donde los experimentos tanto del CMS como de ATLAS hallaron el pasado año evidencias de que la partícula observada en las colisiones entre materia era consistente con la planteada por Higgs.

A esta partícula se le atribuye la propiedad de atraer y mantener juntas al resto de partículas elementales que constituyen la materia visible del universo.

Frente a la alegría y satisfacción de Heuer, el vocero del proyecto CMS, Joe Incandela, sí que confesó cierto desencanto al conocer que el Nobel no incluía al CERN, aunque precisó que el objetivo es "seguir trabajando" para hacer nuevos descubrimientos que faciliten la comprensión del universo y de la materia.

"Aún queda el 95% del trabajo por hacer. Todos los grandes descubrimientos tienen como contrapartida que abren la puerta a un sinfín de nuevas incógnitas a las que tenemos que tratar de dar respuesta", indicó.

Con la puesta en funcionamiento del acelerador de partículas de nuevo en 2015 —lleva parado desde febrero para introducir mejoras técnicas— a una velocidad muy superior a la que lo venía haciendo hasta ahora, se abre la puerta al descubrimiento de otras nuevas partículas.

"Se podrán poner a trabajar partículas más pesadas, que hasta ahora no se han podido producir", explicó la responsable de la operación CMS, María Chamizo.

Para esta investigadora española, uno de los grandes desafíos será descubrir las denominadas partículas super-simétricas, que hasta ahora nunca se han visto, pero que son las que integran la materia oscura, que representa el 95% del universo.

"Quiero pensar que otros descubrimientos están cerca y que no tendremos que tardar 50 años, como ha sucedido con el bosón de Higgs. Estamos preparados para lograr avances más rápido", señaló. 

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×