Una 'app' para aprender cualquier idioma (incluso klingon de 'Star Trek')

Una aplicación utiliza el conocimiento de sus usuarios para crear cursos gratuitos de idiomas y lenguas, desde chino hasta maya
.
duolingo  .
Autor: Juan Andrés Muñoz Fernández | Otra fuente: 1

Nota del editor: Si quieres conocer más sobre Duolingo y cómo crear nuevos cursos de idiomas participa en el Google+ Hangout este viernes 11 de octubre a las 23:00 horas ET (22:00 horas del centro de México) con Luis von Ahn, creador de Duolingo. Rellena este formulario para ser parte del hangout.

(CNN en Español) — Encontrar cursos en línea de inglés, español, francés o alemán es relativamente sencillo. Pero, ¿y si quisieras aprender latín, silbo gomero, maya o euskera? ¿o un idioma ficticio como el dothraki de Game of Thrones o el klingon de la saga Star Trek?

Entonces se vuelve más complicado. La oferta de enseñanza de idiomas en la red está dominada por las lenguas más habladas.

Sin embargo, la diversidad lingüística es un patrimonio de la humanidad que corre peligro. Cada año desaparecen 10 lenguas y el proceso se acelera cada vez más, según estudios.

Pero la tecnología podría acudir al rescate. La aplicación móvil de enseñanza gratuita de idiomas Duolingo anunció este miércoles el lanzamiento de una incubadora que permitirá a cualquier usuario crear nuevos cursos de distintas lenguas.

Crowdsourcing para crear los cursos

¿Cualquier usuario? Sí, cualquier usuario, siempre que conozca el idioma que quiera enseñar y la lengua desde la que se quiera aprender. Por ejemplo, si un usuario sabe hablar perfectamente español y latín, podrá crear el curso de latín para hispanohablantes.

La idea de Duolingo es apelar a la inteligencia colectiva y al crowdsourcing para reclutar a un ejército de voluntarios y desarrollar estos cursos.

“Solo va a haber un curso por cada idioma; y para cada idioma vamos a escoger entre dos y tres moderadores del curso mediante un sistema de solicitud y un proceso de selección. Luego estos moderadores podrán escoger equipos de gente que les ayude”, explica el guatemalteco Luis von Ahn, creador de Duolingo y uno de los pioneros del crowdsourcing.

Según Duolingo, para desarrollar uno de estos cursos se necesitan aproximadamente cuatro meses de trabajo de una persona, haciendo 40 horas semanales, así que formar un buen equipo es indispensable para que la iniciativa sea exitosa.

La tarea de crear un curso de idiomas parece solo al alcance de lingüistas expertos, pero el método que ha desarrollado Duolingo es “bastante restringido, con listas concretas de palabras y con el orden en que deben usarse, con frases fáciles”, dice von Ahn. La incubadora de idiomas guía al usuario a lo largo de una serie de pasos estándar para crear cualquier curso.

El sistema cuenta con pruebas algorítmicas de consistencia que verifican la calidad de los cursos, que una vez creados empiezan como una versión beta que se va mejorando en función de las experiencias de los usuarios. Si las métricas de aprendizaje establecidas no se logran, Duolingo cierra el curso y se invita al moderador a mejorarlo hasta que es eficaz.

¿Y el incentivo?

Como se ve, crear un curso en Duolingo será una labor ardua, pero la empresa tiene claro que no pagará a ninguno de los colaboradores que participen.

“Nuestro objetivo es enseñar al mundo idiomas de forma gratuita, así que también esperamos que la gente colabore de forma gratuita”, dice el creador de Duolingo, que hasta el momento se financia con 18 millones de dólares de capital de riesgo y con las traducciones que genera el sistema.

Los nombres de los creadores de los cursos aparecerán mencionados y se llevarán todo el crédito.

¿Será suficiente incentivo? Von Ahn, famoso también por ser uno de los inventores del método de autenticación conocido como ReCaptcha, dice haber recibido “más de 1,000 mensajes a través de correo electrónico en el último año y medio con gente dispuesta a colaborar”.

También hay entidades interesadas en esta nueva herramienta de Duolingo, entre ellas una fundación en el sur de México que quiere desarrollar cursos de idiomas indígenas de la zona.

Varias escuelas y universidades del mundo ya utilizan Duolingo para impartir la enseñanza de idiomas, y según estimaciones de la propia compañía hay unos 30,000 estudiantes que siguen su método.

La filosofía Duolingo

En poco tiempo, Duolingo se ha convertido en uno de los métodos más populares para aprender idiomas, ya que tan solo requiere una conexión a internet y un teléfono inteligente para sumergirse en la experiencia didáctica.

De acuerdo con Duolingo, cada día se registran entre 60,000 y 70,000 personas en el sitio (con un total de 10 millones de usuarios registrados), que además cuenta con apps para iOS y Android.

La app se ha descargado más de seis millones de veces en su versión Android y más de siete millones en iOS para iPhone y iPad, lo que convierte a Duolingo en una de las aplicaciones educativas más bajadas de Google Play y iTunes, respectivamente.

Toda la filosofía de Duolingo se basa en enseñar a sus usuarios unas 3,000 palabras básicas de cada idioma, así como una serie de estructuras elementales para expresar ideas en distintos tiempos verbales.

“Si alguien sabe cómo decir esas 3,000 cosas pueden hacer bastante con ese idioma… aunque obviamente no escribir un artículo para CNN”, bromea von Ahn.

Parece sencillo a primera vista, pero la compañía estima que se requieren cientos de horas para terminar cualquiera de sus cursos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Hasta la fecha, más de 100,000 personas han recibido el “Búho dorado”, que simboliza el haberse graduado en uno de los idiomas que enseña Duolingo.

Para algunos de sus usuarios, esto es un sueño hecho realidad, como resume el usuario Profesor_Raitao 1154 en uno de los foros de Duolingo: “Me saltan las lágrimas porque este sitio es lo que siempre soñé: aprender idiomas gratis y de una forma divertida”.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×