Angela Ahrendts, la ex CEO de Burberry que Apple 'se embolsó'

El gigante tecnológico diseñó un puesto a su medida: vicepresidenta de tiendas de 'retail' y en línea con el objetivo de impulsar el iWatch
Autor: Sheena McKenzie
(Reuters) -

La invitación a la alfombra roja de la ceremonia de los Premios Oscar tal vez sea la más codiciada del mundo. Pero Angela Ahrendts la rechazó.

Eso dice mucho de la exdirectora ejecutiva de Burberry, de 53 años, que este lunes anunció que dejaría la firma británica de ropa para unirse al gigante de la tecnología, Apple, como su nueva vicepresidenta de tiendas al menudeo y en línea.

Se trata de una mujer cuya prioridad es la familia. Se casó con su novio de la preparatoria, Gregg, con quien tiene tres hijos, y se dice que trata de salir solo una noche a la semana.

Es la misma mujer que este año se volvió la primera en encabezar la lista de salarios para ejecutivos en Gran Bretaña, al llevarse a casa un total de 16.9 millones de libras esterlinas (351 millones de pesos).

Rechazó una invitación a los premios de la Academia porque "no es más importante que mi esposo. No es más importante que mis hijos. No es más importante que Burberry", dijo en entrevista para el diario británico The Sunday Times.

"No quiero ser una gran ejecutiva sin ser una gran madre y una gran esposa. No quiero mirar atrás y decir 'habría deseado hacer las cosas de otra manera'", indicó.

Interés por la moda

Creció en Indiana, Estados Unidos, y tiene cinco hermanos. Se graduó de Mercadotecnia y Comercialización en la Universidad Estatal Ball antes de unirse a las filas de casas de moda como Donna Karan, Henri Bendal y Liz Claiborne.

En 2006 se mudó a Gran Bretaña para ser la directora general de Burberry y revitalizar a la empresa con un siglo de antigüedad, cuyo icónico patrón a cuadros se había vuelto el estampado favorito de celebridades menores y mercaderes fraudulentos.

De hecho, se atribuye a Arhendts el haber rescatado a la marca Burberry de los brazos de las masas y de haberla colocado en los estantes de lujo.

Gracias a Ahrendts, Burberry ahora no solo es cool, sino que es sinónimo de glamour. Las ganancias casi se triplicaron hasta superar los 3,000 millones de dólares (39,000 millones de pesos) y Ahrendt llegó al número 53 de la lista de Forbes de las 100 Mujeres más Poderosas del Mundo de este año.

"Burberry está en excelente condición", dijo Ahrendt en un comunicado que emitió el lunes. "Se construyó el equipo administrativo más poderoso del sector, se transformó el negocio en una marca digital dinámica y mundial, se creó una cadena de suministros de clase mundial, una infraestructura de punta, se logró un momentum de marca sensacional y una de las culturas creativas más íntimamente conectadas en el mundo actual", dijo.

Su reemplazo será el exdirector creativo de Burberry, Christopher Bailey, quien ocupó ese cargo por seis años.

La generación Facebook

¿Cuál es el secreto del enorme éxito de Ahrendt? Al parecer uno de ellos es su aparentemente infatigable ética laboral. Se dice que se levanta a las 4:35 de la mañana y tiene dependencia de la Coca Cola de dieta.

También ha sido su habilidad para aprovechar a una nueva generación de consumidores digitales que dependen de las redes sociales para estar al día en las tendencias de la moda y que cada vez compran más en línea.

El video de la campaña Primavera/Verano de Burberry se reprodujo más de un millón de veces en YouTube en solo 48 horas. Además, la marca de lujo ahora tiene 16 millones de fans en Facebook y más de dos millones de seguidores en Twitter.

Si paseas por la tienda insignia de Burberry en Regent Street, en Londres, encontrarás vendedores armados con iPads. Los espejos se transforman en pantallas en las que se proyectan imágenes de pasarelas.

Más aún, la tienda se rediseñó para recrear una experiencia que refleje al sitio web de la empresa, Burberry World Live.

"Burberry es una empresa que ha existido por cerca de 155 años. Nada es para el corto plazo. Todo es para el largo plazo", dijo a CNN en 2011, en referencia a su plan de mercadotecnia.

Tras siete años en Burberry, Ahrendts será recordada principalmente por su primera estrategia digital que ayudó a revitalizar a la casa de moda con un siglo de antigüedad y a volverla una marca de lujo.

A encargarse del iWatch

La experiencia de Ahrendt en la moda ayudó a dar nueva vida a la institución de la moda británica. Pero se rumora que Apple intenta usar su experiencia con su nuevo iWatch. ¿Podrán impulsar un sector que cada vez se interna más en la tecnología en ropa y accesorios?

Después de todo, Apple decidió contratar a Ahrendts tan solo tres meses después de reclutar a Paul Deneve, el ex CEO del grupo francés de lujo, Yves Saint Laurent.

Si alguien puede seguirle el paso a los chicos cool de la moda, es Ahrendts.

Ahora ve
Un dron muestra la destrucción que dejó ISIS en la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×