Esta tecnología podría impedir los embotellamientos fantasma

En algunas ocasiones la lentitud del tránsito se debe solo a que un conductor frena abruptamente. Una red de cámaras podría evitarlo
tránsito ciudad de mexico  tránsito cuidad de mexico
Autor: Heather Kelly
(Reuters) -

¿Colocar sensores o cámaras en los automóviles podría ayudar a prevenir algunos embotellamientos vehiculares? Esa es la tesis de una nueva investigación.

Cuando un automóvil desacelera rápida e inesperadamente, puede provocar una reacción en cadena en los autos que van detrás y ralentizar el flujo vehicular.

Pero el profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), Berhold Horn, desarrolló un algoritmo que podría ser utilizado por los automóviles para reducir los embotellamientos fantasma; un tipo de desaceleraciones que no son causadas por eventos obvios, como los accidentes o las reparaciones en el camino.

Un conductor que frena repentinamente puede tener un efecto dominó que se vuelve más amplio en la fila de automóviles que lleva detrás, incluso si solo desacelera durante un momento, dijo Horn a la Oficina de Noticias del MIT.

Con el sistema de Horn, muchos automóviles detectarían la velocidad y distancia de los coches enfrente y detrás de ellos y podrían autoregularse para mantener una velocidad más consistente y evitar frenar repentinamente.

Algunas universidades, empresas de automóviles e incluso Google desarrollan tecnología para automóviles autónomos. Pero el sistema de Horn no solo es para los vehículos del futuro. El investigador cree que podría ser utilizado actualmente en los autos de alta gama que tienen una función llamada control de crucero adaptativo.

Los automóviles con control de crucero adaptativo están equipados con sensores radar o cámaras digitales al frente del vehículo. Detectan a los automóviles cercanos y miden su distancia relativa y velocidad. Además de mantener una velocidad prefijada, un automóvil con control de crucero adaptativo ajusta automáticamente los frenos y el acelerador para mantener una distancia segura en relación con los automóviles que van delante.

Este sistema es genial para las personas que frecuentemente se encuentran paradas intermitentes en sus desplazamientos. Puede desacelerar cuando es necesario para evitar accidentes y acelerar a la velocidad máxima deseada.

Pero el sistema de Horn llevaría esto un paso más allá, al añadir sensores en la parte trasera del automóvil. Horn describe a su sistema como un “control bilateral”, y funciona mejor cuando muchos automóviles en el camino lo utilizan. El algoritmo incluye otros factores humanos, como el tiempo de reacción de los conductores y la aceleración para cerrar los huecos entre automóviles.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Horn es investigador de visión computacional y se le ocurrió la idea de simular en computadora estos tipos de cuestiones de tránsito tras lidiar con los embotellamientos en las carreteras interestatales en Massachusetts.

La colocación de cámaras o sensores en los automóviles todavía es una tecnología nueva y costosa, pero es una parte clave de los avances de conducción automatizada. En el futuro, los automóviles podrían comunicarse entre sí (como algunos enjambres) para abordar mejor algunas cuestiones que los conductores individuales no pueden atender por su propia cuenta.

Ahora ve
Trump retira certificación al acuerdo nuclear con Irán y considera sanciones
No te pierdas
×