Los 'gadgets-accesorio' de moda buscan estilo y popularidad

Relojes inteligentes, dispositivos de entrenamiento personal y otras tecnologías buscan popularizarse en el CES
Autor: Heather Kelly
(Reuters) -

Algunas personas creen que los gadgets lucen genial como accesorio de moda. Hay quienes llevan puestos sus Google Glass cuando salen de copas y otros presumen en la oficina el reloj inteligente más reciente financiado por crowdsourcing.

Aunque los dispositivos sin duda sirven para iniciar una conversación, y el look puede ser codiciado en algunos círculos, para la mayoría de la gente la tecnología portátil tiene un problema de moda. En el Consumer Electronics Show (CES, por sus siglas en inglés) en Las Vegas, Estados Unidos, esta semana, los dispositivos portátiles están en todos lados, y algunos finalmente intentan salir del mundo de los gadgets y entrar al mundo de la moda.

Lo portátil es una categoría extensa, que crece cada vez más rápidamente y que, como implica el nombre, incluye cualquier pieza de tecnología que puede portarse como un accesorio de moda. La empresa de investigación ABI estima que el mercado de 'gadgets-accesorio' alcanzará los 6,000 millones de dólares (78,155 millones de pesos) en 2018.

Entre los nuevos accesorios inteligentes puedes encontrar lentes, relojes, brazaletes, broches, viseras, collares e incluso sostenes.

Distintos tipos de bandas elásticas aseguran sensores pequeños alrededor de brazos, pecho, cabeza o piernas. Incluso hay accesorios-gadget para perros, gatos y niños. Las tareas que cumplen los dispositivos portátiles son tan variadas como las partes del cuerpo que adornan. Por ejemplo el mameluco inteligente Mimo, de Rest Devices, monitorea la respiración del bebé para que los padres no tengan que preocuparse por el temido aunque poco frecuente síndrome de muerte infantil súbita.

La tecnología dentro de estos dispositivos avanza, mientras que la parte del diseño se estanca. Los sensores se vuelven cada vez más pequeños, baratos y más avanzados. Es posible que la tecnología se vuelva tan avanzada que los dispositivos de entrenamiento personal superen el problema de diseño al reducir lo suficiente los elementos como para incrustarse invisiblemente en la ropa, sombreros, zapatos y cinturones regulares.

Pero no todos confían en ese escenario: “No creemos que los dispositivos de entrenamiento personal que vemos hoy en día vayan a desaparecer a favor de una playera o sostén cargados de un sensor”, dijo Woody Scal, el director de ingresos de la empresa de dispositivos de entrenamiento personal Fitbit. 

Los dispositivos de entrenamiento personal adoptan lo divertido

Los dispositivos portátiles más populares son los entrenadores personales, que utilizan sensores para detectar el movimiento, ritmo cardíaco, temperatura corporal, respiración, patrones de sueño, ubicación y velocidad. En el área del bienestar físico en el CES, las pulseras coloridas y de bajo perfil inspiradas en la Nike FuelBand y la Fitbit Flex and Force son las más comunes. Están los dispositivos Garmin Vivofit y Jaybird Reign, y el LG Lifeband Touch y el Razer Nabu, que añaden notificaciones desde los smartphones.

El nuevo Sony Core, un pequeño cartucho que se ajustará a una especie de pulsera como la Sony SmartBand, actúa como un entrenador personal pero también se ramifica en el registro de vida. Podrá rastrear actividades diarias cotidianas, el clima, qué películas ves, qué música escuchas, y eventos notables. También recibe notificaciones de un smartphone asociado. Probablemente costará alrededor de 135 dólares (1,760 pesos), y se puede poner y quitar de varias muñequeras brillantemente coloridas.

Desafortunadamente, la estética deportiva no siempre es lo que puedes vestir diariamente. La mayoría de los adultos ya superaron la etapa de los adornos de plástico fosforescentes y quieren accesorios diseñados elegantemente y nombres de marca.

Los primeros intentos en la joyería

Algunas empresas comenzaron inteligentemente a externalizar el proceso de diseño a personas que conocen de moda. Intel anunció que se aliaba con la marca de diseño hipster, Opening Ceremony, para crear un brazalete que se venderá en Barneys, aunque el diseño específico y los detalles de costo todavía no se conocen.

El fabricante de chips CSR trabajó con la joyería Cellini para crear un dije Bluetooth sorprendentemente lindo que tiene una luz única y personalizable para recibir notificaciones. En el lado extravagante, el collar también puede programarse para lanzar perfume en el transcurso del día.

Fitbit anunció que incursionaba en la joyería y se asoció con Tory Burch para crear un collar y un brazalete Fitbit. Los productos todavía están en la etapa de diseño, pero los dibujos muestran joyería decente de oro que se vería bien incluso si no tuviera un rastreador.

No toda empresa recibe ayuda externa. Ezio fabrica collares llamativos de 129 dólares (1,680 pesos) que se emparejan con un smartphone y tienen piedras que se iluminan cuando alguien llama o envía un mensaje de texto.

“La idea aquí es que las personas; no todos, pero creemos que muchas personas, quieren que sus dispositivos de entrenamiento personal sean más a la moda”, dijo Scal de Fitbit. “En la industria de la tecnología enfocada en el hombre, no creemos que las personas presten suficiente atención a las mujeres, para ser honestos”.

Todos fabrican un reloj inteligente

Atraer a las mujeres es un problema con una de las categorías portátiles más publicitada: los relojes inteligentes.

Los gadgets que se hacen llamar relojes inteligentes van desde cubiertas normales de reloj con notificaciones de luz hasta teléfonos completos Android que se portan en la muñeca. Los más atractivos están diseñados para verse como relojes analógicos de uso diario, mientras que otros parecen pantallas con correa.

Cuando están bien hechos, un reloj con una superficie lo suficientemente grande para acomodar características inteligentes puede pasar como un accesorio lindo de hombres, pero la mayoría todavía son demasiado voluminosos y llamativos para las mujeres.

El enfoque en el factor de la forma del reloj fue extrañamente intenso, con rumores de un reloj inteligente de Apple durante el año pasado y empresas grandes como Samsung sacando tecnología con errores y no terminada como el Galaxy Gear.

En el CES, Intel, Qualcomm y el consentido independiente Pebble anunciaron nuevos relojes inteligentes, y hubo un área dedicada a la tecnología portátil para muñeca.

El Burg (de 149 a 399 dólares, es decir, de 1,900 a 5,200 pesos) tiene una tarjeta SIM y puede hacer llamadas. El Cogito Pop de 130 dólares (1,700 pesos) se ve como un reloj clásico pero añade notificaciones de un smartphone emparejado. El Toq de Qualcomm de 349 dólares (4,500 pesos) es similar al Pebble, pero con una pantalla completa a colores y pocas aplicaciones. El nuevo Pebble Steel es un reloj inteligente apropiado de acero inoxidable de 250 dólares (3,250 pesos).

El reloj inteligente más notoriamente grande en el piso del CES es el Neptune Pine, un rectángulo con pantalla táctil de 2.4 pulgadas que tiene Android Jelly Bean y costará entre 335 y 395 dólares (4,350 y 5,150 pesos) cuando sea lanzado en marzo. Técnicamente, tiene todas las características de un teléfono completamente funcional de Android, pero la estrecha pantalla significa que funciona mejor como una pantalla secundaria para ver notificaciones, emparejada con un smartphone Android regular escondido en el bolsillo.

Uno de los relojes inteligentes más completo en el CES es el Filip, un teléfono sencillo, robusto y rastreador de ubicación para los niños de entre cinco y 11 años. Los padres pueden programar cinco números telefónicos y el niño puede hacer y recibir llamadas de esos contactos, y recibir pero no enviar mensajes de texto. Una aplicación acompañante iOS o Android puede utilizarse para señalar la ubicación del niño en un mapa. El dispositivo de 199 dólares (2,600 pesos) se venderá en las tiendas AT&T y el servicio costará solo 10 dólares (130 pesos) al mes sin contrato con una empresa de telefonía celular.

En tu cara, pero fuera del camino

En su mayoría, los accesorios de moda inteligentes ofrecen una selección limitada de las características que ya están disponibles en los smartphones. La idea es ahorrarle a la gente la tarea distractora de sacar un teléfono, observarlo, teclearlo y regresarlo a un bolsillo. En la cabina de Cogito, Andres Muguira dijo que un reloj inteligente ayudaría a quien lo porta a filtrar notificaciones entrantes para “pasar más tiempo con sus seres queridos”.

Esa es la idea detrás de los lentes inteligentes. Hay varios productos parecidos a los Google Glass en el CES.

GlassUp muestra correos electrónicos, mensajes de texto, tuits y otros mensajes en una pantalla directamente enfrente del ojo. El diseño actual del GlassUp se parece al de los lentes de seguridad, pero un prototipo de la versión final podría pasar casi por unas gafas normales con armazón grueso negro.

Los lentes Moverio BT-100 de Epson se ven como lentes de sol desechables que recibes después de un viaje al oculista. Los lentes industriales Vuzix ni siquiera intentan pasar por lentes normales, y se ven como un monóculo futurista, pero eso podría cambiar si la empresa decide hacerlos un producto comercial.

El mejor resultado para los lentes inteligentes, y toda la otra tecnología portátil, es mezclarse al verse más como productos que las personas ya quieren portar.

Podrían seguir el ejemplo de Google. Según reportes, la empresa ya hablaba con la empresa moderna de lentes Warby Parker sobre posibles asociaciones de diseño para versiones futuras de los Google Glass.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×