La modelo y programadora Lyndsey Scott muestra que 'geek' es el nuevo sexy

La modelo de Victoria's Secret pasa su tiempo libre creando 'apps' para teléfonos móviles que han sido aceptadas por Apple
Yasmin Khorram
Autor: Yasmin Khorram
(Reuters) -

El término "ingeniero de software" evoca imágenes de hombres jóvenes con caras pálidas, mala postura y habilidades sociales muy limitadas. Y las modelos son todo belleza y nada de cerebro, ¿no?

Esos son los estereotipos.

Entonces, ¿qué hará el mundo con Lyndsey Scott, modelo de Prada y Victoria's Secret, quien pasa su tiempo libre creando aplicaciones para teléfonos móviles? La mujer de 29 años ha aparecido en las revistas como Harper's Bazaar, W y British Vogue, pero parece sentirse más orgullosa por haber logrado que Apple aprobara sus aplicaciones para iPhone e iPad.

"Con el modelaje nunca tienes el control sobre nada", dijo Scott a CNN. "Así que ser capaz de tener el poder absoluto con estas aplicaciones que desarrollo es muy gratificante".

Scott ha creado varias aplicaciones para plataformas iOS. Dos se están vendiendo actualmente en la tienda de Apple y prepara el lanzamiento de una aplicación de redes sociales en las próximas semanas.

Del 'bullying' a la universidad y la pasarela

Antes de que la programadora autodidacta comenzara a modelar para diseñadores de alta costura, como Louis Vuitton, Prada, Gucci, Fendi y Vera Wang, era una adolescente anónima de Nueva Jersey y le encantaba jugar juegos de calculadora.

En la preparatoria aprendió documentación del software por sí misma y pronto aprendió a programar en su calculadora TI-89.

"En ese momento ni siquiera me daba cuenta de que estaba programando", dijo Scott. "Al principio me metí en esto solo para crear juegos divertidos y entretenerme".

Sin embargo, sus habilidades para programar juegos no le daban muchos puntos entre sus compañeros de clase. La modelo de 1.80 metros dijo que llegó tarde a la pubertad y que "aún es difícil hablar" de su crecimiento, debido al bullying y las burlas que tuvo que soportar.

"En la preparatoria las cosas se pusieron tan mal, que ni siquiera podía mirar a los demás cara a cara", dijo Scott. "Me escondía en la escuela para no tener que almorzar en la cafetería o ver a la gente entre una clase y la siguiente".

Scott estudió teatro e informática en la universidad Amherst College, donde aprendió los lenguajes de programación Java, C++ y MIPS, pero en lugar de seguir una carrera de programación, se dedicó al modelaje.

En 2009 se convirtió en la primera afroamericana en firmar un contrato exclusivo con Calvin Klein para la Semana de la Moda de Nueva York.

"Sucedió en un momento en el que no había ningún interés en mí como modelo", dijo. "Siempre soñé con eso, pero no lo esperaba en absoluto. Estaba más que sorprendida".

Ese mismo año fue elegida para uno de los desfiles de moda más codiciados del año: Victoria's Secret.

Mientras tanto, siguió desafiando las expectativas, aprendiendo por sí misma cómo programar en Python y Objective-C.

"Creo que muchas modelos pensaban que yo era rara por tener una computadora en mi regazo en medio de la fila del casting. Realmente nunca hablé de programación en el negocio del modelaje. Mantuve los mundos muy separados”.

Una mezcla entre Bill Gates y Giselle Bundchen

La primera aplicación para iOS de Scott era un proyecto altruista para ayudar a los jóvenes investigadores en Uganda. La aplicación, Educate!, encuentra patrocinadores para los estudiantes ugandeses y los guía para convertirse en líderes y empresarios.

"Supe sobre Educate! en la universidad. Era una organización fundada por dos estudiantes de Amherst. Cuando descubrí que Uganda tiene la población más joven del mundo y la mayor tasa de pobreza infantil, quise involucrarme", dijo.

"Fue rechazada (por Apple) varias veces. Tuve una gran lucha con Apple, yendo de un lado para otro, así que fue un gran alivio cuando finalmente aprobó".

Desde entonces ha desarrollado muchas más, incluyendo iPort, que ayuda a modelos y otros creativos a organizar sus portafolios profesionales en un iPad.

"Noté que muchas modelos usaban iPads para mostrar su trabajo a los directores de casting, pero se veían desordenados y no tenían una linda interface", dijo Scott. "Entonces creé iPort, lo más similar posible a la funcionalidad que tiene un portafolio real, pero mucho más práctico".

Su hermano, Matthew, es uno de sus mayores seguidores. Dijo: "Lyndsey es una mezcla entre Bill Gates y Giselle (Bundchen). Combina su pasión por el modelaje y su pasión por la programación para ayudar a mejorar nuestro mundo".

En diciembre, Scott visitó una escuela secundaria en el barrio de Harlem, de la ciudad de Nueva York, para hablar con los estudiantes interesados en la programación.

"Tenemos esta idea de que la gente en la tecnología debe ser y lucir de cierta forma (...) Ese estereotipo es destructivo y creo que esa es parte de la razón por la que hay tan pocas programadoras mujeres de minorías", dijo Lyndsey.

Agregó que la programación de computadoras se convirtió en una segunda profesión para ella y que tiene planes para muchas aplicaciones más y también quiere aprender a programar para Android.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La joven nunca se hubiera definido a sí misma como una nerd durante su desarrollo, porque en ese entonces lo veía como una palabra hiriente.

"Pero ahora que soy mayor, si eso significa ser inteligente y tener intereses como la informática, entonces no tengo problema en ser una nerd", dijo.

Ahora ve
La renuncia de Raúl Cervantes provoca lo mismo celebración que escepticismo
No te pierdas
×