Los secretos del primer anuncio de Apple

El icónico anuncio ‘1984’ de la firma cumple hoy 30 años ser presentado en un Super Bowl; los problemas para rodarlo incluyeron un lio con skinheads, que participaban como extras.
apple  (Foto: CNN)
Aaron Smith
NUEVA YORK -

El futuro es hoy, porque hoy se cumple el 30 aniversario de "1984," el icónico comercial del Super Bowl que anunció de Apple.

El comercial fue dirigido por Ridley Scott, que ya había lanzado las cintas ‘Alien' en 1979 y ‘Blade Runner' en 1982.

"El aspecto futurista en Blade Runner era muy apropiado para lo que estábamos tratando de captar en el comercial", dijo el publicista Fred Goldberg. Como una persona que trabajaba en esa cuenta para la agencia publicitaria Chiat/Day, Goldberg actuó como enlace entre los creadores del spot y el cofundador de Apple, Steve Jobs.

Según Goldberg, Jobs se mostró entusiasmado con el uso del concepto "1984" para dar a conocer la Macintosh, que se convirtió en el primer ordenador personal amigable con el usuario en ser adoptado por el público general.

"Era el tipo de persona a la que le muestras algo y tiene una reacción visceral", recuerda Goldberg. "A él realmente le gustó."

Artículo relacionado: Icahn contraataca a Apple por acciones 

El comercial se basó en la novela distópica de George Orwell "1984" y fue filmado en las afueras de Londres. Muestra proletariados inexpresivos con la cabeza rapada mirando absortos una pantalla mientras el Gran Hermano alecciona sobre "un jardín de ideología pura... libre de la plaga de las verdades contradictorias. Somos un solo pueblo con una sola voluntad, una sola resolución, una sola causa. Venceremos".

Una atleta empuñando un martillo corre hacia la habitación, perseguida por la policía, y arroja el mazo contra el rostro del Gran Hermano. El comercial pretendía sugerir que la Macintosh tendría un impacto revolucionario en la informática de consumo, y terminaba con el eslogan: "El 24 de enero, Apple Computer presentará la Macintosh. Y verás por qué 1984 no será como 1984."

En realidad, los más de 200 extras que aparecen en el anuncio eran todo menos conformistas robotizados.

"Alrededor del 75% de esos tipos eran skinheads, y eran realmente desagradables", dijo Goldberg, que relata la experiencia en su libro ‘The Insanity of Advertising: Memoirs of a Mad Man'. "Eran maleantes perturbados. Estos fueron los tipos que se paseaban por Londres en aquella época dándoles palizas a los inmigrantes."

A los actores se les pagó un total de 10,000 dólares, señaló Goldberg, y el rodaje duró tres días. Pasaron gran parte de ese tiempo sentados en una habitación llena de humo sembrada de escombros, y al final las cosas se salieron de control.

Nota relacionada: Apple reembolsará 32.5 mdd a clientes

"El último día comenzaron a arrojarse piedras unos a otros. La empresa de seguridad tenía perros policía allí (para controlarlos)", contó Goldberg. Narró que los extras también hostigaron a las mujeres en el set, en particular a la actriz que llevaba el martillo. Pero Scott mantuvo la calma en medio del caos apenas controlado. Goldberg reconoce: "Nunca lo vi nervioso."

El comercial "1984" se emitió durante la décimo octava edición del Súper Tazón, el 22 de enero de 1984, cuando los Raiders de Los Ángeles derrotaron a los Redskins de Washington 38-9 en el estadio Tampa.

El anuncio se había transmitido una vez antes de esa fecha, dijo Goldberg, con el fin de calificar en los concursos creativos de 1983. Los productores en realidad no querían que nadie lo viera antes del gran juego, por lo que lo emitieron durante la madrugada en Twin Falls, Idaho.

El único comentario que recibieron fue el de una persona que trabajaba en la estación de televisión, quien llamó a la agencia de publicidad, preguntando: "¿Qué fue eso?"

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×