El bitcóin, a merced de ‘hackers’

La divisa virtual tiene una falla que permite engañar al sistema y realizar transacciones falsas; sus defensores aseguran que, pese a que debe corregirse, el error no afecta a los usuarios.
bitcoin  (Foto: CNN)
Jose Pagliery
NUEVA YORK -

El bitcóin sufre los ataques de delincuentes cibernéticos que, en el proceso, han derribado algunas de las plataformas de intercambio de la moneda virtual más grandes del mundo.

Agresores desconocidos están explotando una falla de diseño de la moneda para registrar transacciones falsas, alterando la contabilidad pública del sistema y causando confusión generalizada en los centros o bolsas donde la gente comercia el bitcóin.

La falla del bitcóin permite que estos atacantes realicen un retiro de sus propias cuentas y alteren el registro de esa transacción. De forma que pueden efectuar la operación, pero afirmar luego que nunca recibieron los bitcoines.

Así es como se explota la falla en la criptomoneda: todas las transacciones bitcóin se registran públicamente y quedan permanentemente grabadas cada 10 minutos. Pero eso deja una amplia ventana para la actividad artera. En este caso, los atacantes realizaban transacciones reales y luego introducían inmediatamente operaciones falsas, confundiendo a los programas de contabilidad de las bolsas.

Artículo relacionado: NY quiere regular al bitcóin

Los ingenieros informáticos que trabajan en el bitcóin afirman que este tipo de ataque de denegación de servicio no cuesta nada y es relativamente fácil de llevar a cabo.

El fallo se hizo público por primera vez en 2011, pero no ha sido corregido por todas las plataformas de intercambio bitcóin. Jeff Garzik, uno de los principales desarrolladores de la moneda, dijo que algunos centros de intercambio estaban siendo engañados porque su software no da cuenta de la falla. Es por eso que en los últimos días, Bitstamp y Mt.Gox han interrumpido los retiros de los clientes. Otras bolsas han creado programas de software que evitan la falla.

De acuerdo con los principales defensores de la moneda digital, los ataques no afectan a los monederos de las personas ni la cantidad de bitcoines guardados en sus cuentas personales. La gente todavía puede comprar bienes con la divisa, si bien muchos no pueden retirar su dinero.

El asalto, que básicamente satura al sistema de pago con información falsa, ha dejado al descubierto cuán frágil y perfectible es el bitcóin en estos momentos.

“Esto exhibe que el bitcóin es, en el mejor de los casos, un proyecto beta”, apuntó Alex Daley, principal estratega de inversión en tecnología en la firma Casey Research. “Hasta que un sistema de este tipo se use de forma generalizada por muchos años, continuaremos encontrando fallas en la implementación”.

La interrupción de las actividades de estas importantes plataformas de intercambio ha deteriorado la poca confianza que el público tenía en el bitcóin. Desde que Mt.Gox congeló los retiros el viernes, los precios de la moneda han caído más de 13% para situarse en 660 dólares.

Artículo relacionado: Confianza en el bitcóin, cuesta arriba

Garzik y otros desarrolladores trabajan para corregir un error informático relacionado en las carteras digitales bitcóin. Y las bolsas de intercambio también laboran para actualizar su software y evitar ataques similares en el futuro.

Todo el suceso es desconcertante -pero no sorprendente- para los usuarios diarios de la moneda digital.

Jeff Thompson es uno de los pioneros en aceptar pagos en bitcoines en su escuela de artes marciales, Atlanta Kick. Él posee aproximadamente 400 unidades, pero la gran mayoría está en unidades flash USB en casa; el equivalente a guardar el dinero bajo el colchón. Thompson perdió la fe en Mt.Gox hace tiempo, transfiriendo su dinero a Bitstamp. Pero sigue siendo cauteloso.

“No están asegurados por la FDIC [el organismo federal estadounidense que da garantía a los depósitos bancarios], y realmente no sabes a lo que te enfrentas. Esto sigue siendo el salvaje oeste, lo haces bajo tu propio riesgo”, expuso.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×